Secciones
Show

La amenaza de Esmeralda Mitre a sus hermanos: "Papá tenía además de la cuenta en Suiza..."

Los herederos de Bartolomé Mitre se disputan la herencia de su padre. La cuenta secreta en Suiza y el "retruco" de Esmeralda.

Semanas atrás, Esmeralda Mitre rompió el silencio y habló de la millonaria batalla judicial que mantiene con sus hermanos mayores por la herencia de su padre, Bartolomé Mitre, quien falleció el pasado 25 de marzo. De acuerdo a la actriz, los hijos que el empresario tuvo durante su primer matrimonio iniciaron la sucesión a sus espaldas y buscan dejarla sin parte de su herencia. Cansada de los desplantes, la ex mujer de Darío Lopérfido habló con la revista Noticias y amenazó: "Voy a contar los secretos de papá".

Las primeras revelaciones de Esmeralda fueron escandalosas e ilegales. "Mi papá me contó de una cuenta que le escondió a mi madre en el Credit Suisse (Suiza). Una cuenta de muchísimo dinero, de una suma imposible de gastar", advirtió. Ahora, en un mano a mano más extendido, brindó nuevos detalles de la sucesión que se lleva adelante en el Juzgado Civil N° 58 y de la interna con sus hermanos mayores. 

Cabe recordad que Mitre se caso en tres oportunidades. Con Dolores González Álzaga tuvo tres hijos (DoloresRosario y Barolomé). Luego, con su segunda esposa, Blanca Isabel Álvarez de Toledo, tuvo a Esmeralda. De su último matrimonio con Nequi Galloti se suma el pequeño de los herederos, Santos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Las sospechas de Esmeralda se dispararon el 14 de mayo, día de su cumpleaños. "Como rara vez en la historia de la humanidad, sonaban los teléfonos: '¡Feliz cumpleaños querida, adorada hermana, te quiero tanto!'. Yo no entendía nada. Me puse contenta, pero me generó sospechas. Como yo tuve mucho poder cuando estuve casada con el ministro y director del Teatro Colón (por Lopérfido) y recibí tantas traiciones, aprendí a fumigar a la gente. Yo no quería fumigar acá (en alusión a sus hermanos), quería una realación cordial. Todo fantástico el cumpleños. 'Qué raro', pensé. Y, de repente, pasaron algunas cosas con respecto a la sucesión que no puedo contar ahora".

Según Esmeralda, el plan de sus hermano fue "engañarla" para "sacarle información". "Al tiempo, descubrí que abrieron la sucesión. Es algo legal, pero es antiético. Hay que avisar. Ellos no sólo no avisaron, sino que tengo audios donde me lo niegan. Yo me enteré, obviamente, por mi abogado, Santiago Yofre. En el escrito de apertura pidieron la apertura de una cuenta. Cuando nosotros nos enteramos, nos presentamos y denunciamos los bienes de los que tenemos conocimiento".

La actriz también habló del testamento que dejó Mitre. "Es para todos por igual. Solamente hay algunas pautas como, por ejemplo, dejarle un poco más de plata a Santos, que es chico, para comprarle un departamento; cosa con la que estoy súper de acuerdo. Hay algunas cosas más, pero son mínimas. Lo que pasa es que mi papá... no es que escondía, sino que resguardaba muy bien sus bienes y muchos estaban en sociedades anónimas. La verdad es que sí, no fue tan prolija la manera en la que se fue".

Además de la cuenta en Suiza, Mitre le confesó en diciembre a Esmeralda otros movimientos de sus finanzas. "No creo que papá jamás haya pensado que yo podía contar algo así, pero lo cuento porque me están haciendo mucho daño. Yo quise ir con los mismos abogados, yo quería ir de la mano. A nosotros nos conviene estar unidos en todos los sentidos. Pero bueno, evidentemente, no. Mi hermano se autodenominó administrador y nos enteramos por gente que maneja los campos de mi padre. Eso enojó mucho a la mujer de mi padre".

La batalla de Esmeralda se extiende. En efecto, si bien heredó acciones de La Nación, también se enfrenta a sus primos, Julio y Alejandro Saguier; presidente y vicepresidente del Grupo. "Voy a entrar al diario con fuerza. Van a tener que sentarse a negociar conmigo de una manera diferente a la que estaban acostumbrados con mi padre porque, en el último tiempo, tenía más interés por su salud que por el resto. Él estaba débil, pero yo soy joven y fuerte", anticipó.

"Lo digo con todo el amor del mundo: soy una gran amiga, pero no es bueno ser enemigo mío", aclaró, al tiempo que reconoció que los Saguier ya se pusieron en contacto con ella. "Les ofrezco ser amigos. Negociemos, respetémonos. Parecería que ahora sí (hay respeto). Ellos no se respetan a ellos mismos. De hecho, se han ganado no ser queridos por todo el país. No están preparados cultural y empresarialmente para llevar adelante un diario. Juegan al polo los fines de semana. Para eso, se necesita toda una vida de trabajo y de contactos que ellos no tienen".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!