Secciones
Show

La China Suárez vuelve a cantar: ATAV suma el recurso del musical

La actriz protagoniza la ficción más vista del país y demuestra sus dotes en el canto.
1/4

Eugenia la China Suárez, desde que era muy pequeña, supo encantar la pantalla chica con su carrera actoral combinada con su gusto por cantar. No llegó a dedicarse plenamente a esa actividad, como sí lo hizo Lali Espósito, con quien compartió varias tiras, pero en las ficciones suele sumar su voz para momentos especiales. 

Como ocurre en las ficciones de Pol-Ka, e suman musicales para generar más ritmo, y cuen caso contrario, también. Puede sumar un plus, pero se hace con estrategia. Lentamente, distintos personajes suman música, tarareos y movimiento para mantener activo al espectador. En Argentina, tierra de amor y venganza, no podría faltar ese momento.

Y quien mejor que la protagonista, la propia Suárez, que interpreta a la prostituta rusa Raquel Liberman, suma un nuevo condimento a la ficción que lidera el rating en la franja nocturna. En el capítulo número 63, emitido el jueves por la noche, Raquel acompañó al pianista del burdel, Jans, un nuevo personaje que sumará más enredos amorosos. Con una dulce melodía, la China cantó en francés y demostró mucha simpatía con el músico. Se sonrojó, se puso tímida y dejó que le bese la mano. Todo parece indicar que entre ellos habrá más notas por el aire...  

El momento de conocerse ocurrió cuando Raquel le contaba a otra de las prostitutas su nuevo plan para seducir a Trauman (Fernán Mirás), dueño de la casa de encuentros sexuales. Raquel debe hacerle sentir que está enamorada de él, y para eso comenzó a cocinarle, a prepararle sorpresas y ser más afectuosa. El objetivo es convertirse en su pareja, salir del encierro y liberar a todas las mujeres obligadas a prostituirse. Aunque luego de cantar quizás sus ideas viren hacia otro lado. 

Comentarios