Secciones
Show

La "China" Suárez y el revival de la estrategia de la palta y el "mosquita muerta" de Tobal

La actriz activó un "operativo mediático" muy similar al que empleó con Cabré y Vicuña.

El sábado por la tarde, Wanda Nara sorprendió a sus casi nueve millones de seguidores en Instagram al confirmar su separación de Mauro Icardi, después de ocho años de relación. Pero la noticia no "quedó ahí". De inmediato, la empresaria subió una incisiva historia dirigida a la presunta "tercera en discordia" con un lapidario texto: "Otra familia más que te cargaste por zorra". ¿Cómo se instaló entonces el nombre de Eugenia la "China" Suárez?

En principio, fueron muchas las amigas de Nara que "likearon" tweets y mensajes de Instagram en donde se la señalaba a la ex Casi Ángeles con nombre y apellido. Además, desde el entorno de la mayor de las Nara dejaron trascender que la empresaria habría descubierto la infidelidad al leer un mensaje que Suárez le habría enviado a través de Instagram a Icardi.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Los mensajes existieron, pero nada muy grave. Ellos nunca se vieron", precisó una amiga de la rubia en diálogo con el diario Clarín. Pero, ¿cuál fue el mensaje que hizo que Wanda armara las valijas y partiera junto a sus cinco hijos rumbo a Milán para dejar la fastuosa mansión de París? "Me gustaría encontrarte en un boliche de un lugar del mundo donde nadie te conozca", habría sido el texto que encendió las alertas de la también representante de Icardi.

Instalada en Madrid desde hace dos meses por motivos laborales, la "China" procuró llamarse a silencio y no responder las acusaciones "laterales". Sin embargo, la decisión de Benjamín Vicuña de dejar de seguirla en las redes sociales, así como la atención de los principales medios de España, Francia, Italia y la Argentina obligaron a la actriz a orquestar un nuevo "operativo" para controlar los daños a su imagen. Y, para sorpresa de muchos, decidió hacer lo mismo que hizo hace casi ocho años cuando Carolina "Pampita" Ardohain la acusó de forma pública de haber sido la mujer que "destruyó" su familia (como si el chileno no hubiera tenido participación, ¿no?).

"No tengo idea de dónde surgió todo esto. Es cualquiera. Yo a ellos ni los conozco. Me acabo de separar. Estoy en otra", esquivó desde Madrid en diálogo con el portal MDZ, al tiempo que sumó: "No pienso hablar de nada. No es mi tema, que se arreglen entre ellos si es que es verdad lo que dicen. Yo no tengo nada que ver".

Memoriosos como pocos, desde BigBang recordamos aquel día de diciembre del 2015 en el que la "China" brindó uno de sus primeros móviles televisivos sólo horas después de que "Pampita" hiciera público el violento episodio que se vivió en el motorhome de las grabaciones de El hilo rojo, película en la que la ex Casi Ángeles conoció a Vicuña.

En su descargo, la actriz se desvinculó del escándalo, acusó a “Pampita” de haberla agredido física y verbalmente y hasta se animó a explicar que el chileno estaba separado. Eso sí, insistió en que no tenía nada con su por entonces compañero de elenco y lo juró por la vida de su hija, Rufina. Pero un detalle no pasó inadvertido por los panelistas: en la entrevista, aseguró que Vicuña y "Pampita" estaban separados y que no iba a hablar de la intimidad de una familia. Cualquier similitud con lo que expresó en su momento con respecto a "Pampita" queda a criterio del lector.

Similar fue la estrategia mediática que orquestó cuando la relacionaron con Nicolás Cabré, por entonces casado con Eugenia Tobal. La pareja acababa de perder un embarazo cuando Nico conoció a la "China" en la tira Los únicos. Fue Tobal quien expuso la situación pero, una vez más, la "China" salió a negarlo todo. En abril del 2012, cuando el divorcio con Tobal ya era un hecho, la ex Casi Ángeles blanqueó su noviazgo con Cabré de la mano de Jey Mammon: "Gusto de Nico, nos gustamos. Estamos de novios".

Al salir del teatro, los medios se hicieron eco de la confirmación y le preguntaron por Tobal, quien acababa de perder un embarazo. “No me importa que me traten de rompehogares, porque yo sé cómo se dieron las cosas”, esquivó. En efecto, hacía pocas semanas que ella había anunciado la ruptura con Nacho Viale.

“Lo doloroso es que la persona que amás sea desleal. Eso va más allá de cualquier otra cosa. Yo soy leal, juré lealtad y cumplí hasta el último momento. Las grandes desilusiones dejan marcas, pero hoy esa página está dada vuelta”, reconoció Tobal en diálogo con la revista Gente. La “China”, por su parte, atacó por Twitter con un sugerente mensaje: “¿Hay algo peor que la clásica 'mosquita muerta'?”.

 

Atenta a la escalada mediática que generó el anuncio de Wanda, la "China" continuó con sus redes sociales como si nada pasara. Eso sí: dejó de seguir a Icardi y se enteró de que el padre de sus dos hijos menores había decidido dejar de seguirla a ella. Vicuña tampoco le dedicó un posteo por el Día de la Madre, algo que siempre hizo, incluso cuando atravesaban fuertes crisis. Desde Madrid, Eugenia se mostró junto a su madre y sus hijas. Publicó fotos de sus paseos familiares y videos bailando con su hijo menor, Amancio. Todo como si nada hubiera sucedido. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!