Secciones
Show

La "China" también va a la guerra: los mensajes ocultos y el beboteo tras el ataque de Wanda

La actriz disfruta de la visita de su novio español y responde "con carpa" los cruces.

Hay que decirlo: Wanda Nara no suelta. Pese a que ya pasaron más de cinco meses desde que hizo público el affaire entre su marido, Mauro Icardi, y Eugenia "la China" Suárez, la empresaria sigue manteniendo el tema en agenda, en especial cada vez que la ex Argentina, tierra de amor y venganza tiene "una buena" para compartir con sus seguidores. El blanqueo con su nuevo novio español y el festejo de su cumpleaños número treinta dieron pie a un nuevo capítulo de la novela en la que Wanda insiste con rivalizar y la "China" con callar.

Atenta a las repercusiones que tuvo el cuestionado hackeo a las redes de Nara, la "China" optó por adoptar una nueva estrategia: no darse por aludida. Pese a que se filtraron hasta las conversaciones de WhatsApp que mantenían ambas mientras la actriz se escribía en secreto con Icardi, Suárez no sólo no dio acuso de recibo del nuevo escándalo, sino que además aprovecha la visita de su novio español Armando Mena Navareño para darle batalla a la agenda del escándalo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En las últimas horas, el empresario europeo compartió una postal desde la terraza de un rascacielos porteño "tirando facha". Rápida de reflejos, la "China" no sólo le likeó la publicación, sino que además se encargó de marcar territorio y advertir que había sido ella quien le tomó la fotografía. "¡Qué buena fotógrafa!", se jactó Suárez, desde su cuenta oficial. Atento al guiño de su novia argentina, Armando retrucó: "Y, ¿pa qué te voy a decir que no, si sí?". 

El cómplice ida y vuelta coincidió, además, con las últimas declaraciones de Benjamín Vicuña quien sorprendió al hablar de la nueva relación de su ex mujer y madre de sus dos hijos menores, Magnolia y Amancio.

"Se le ha sacado demasiados capítulos a algo que ya terminó hace un montón. No hay juicio, no hay nada", aclaró con malestar el chileno en declaraciones televisivas, al tiempo que insistió en que su presente hoy está dedicado a sus hijos, su carrera y su nueva pareja, Eli Sulichin.

"Me separé (de Suárez). Le deseo lo mejor a la mamá de mis hijos, que sea feliz. Está enamorada (de Mena Navareño), yo estoy con mi vida también; trabajando, con mis hijos, así que la verdad es que es un tema cerrado", reforzó el actor.

Vicuña aprovechó también para "limpiar el nombre" de su madre, Isabel Luco Morandé, a quien se la acusa de haber contratado tres abogados para recuperar la millonaria mansión que Vicuña le regaló a Suárez antes de la ruptura.

"Son todas mentiras. Incluso no pensaba en desmentirlo porque, si en algo tengo sentido común, es que las cosas se agrandan y todo lo de más. Pero cuando ves que a tu madre, que en mi caso la quiero muchísimo, metida como en un rol en esta historia, ya es el colmo. Te digo, sinceramente, mi vieja no tiene nada que ver con esto, vive en otro mundo", resistió.

Consultado sobre la relación actual entre Luco Morandé y la "China", el chileno reconoció: "Me van a entender las señoras que tienen hijos separados: lo único que busca es tener una buena relación con su nuera por salud y bienestar de los chicos. Y así es: tienen un vínculo, ellas hablan y está todo perfecto".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!