Secciones
Show

La "China" y su planificada venganza contra Vicuña: padre abandónico, machirulo y mamero

Los padres de Magnolia y Amancio se tienen bloqueados y sólo dialogan a través de sus abogados.

En agosto del año pasado, Benjamín Vicuña anunció de forma unilateral (y a través de una story de Instagram) su separación de Eugenia "China" Suárez, madre de sus dos hijos menores: Magnolia y Amancio. El chileno sorprendió incluso a la actriz, quien se enteró por las redes sociales del blanqueo de la ruptura, sólo un mes antes de su esperado viaje a España para grabar la película Objetos que protagonizó con Álvaro Morte.

Un mes después del desembarco de la "China" en Madrid, Vicuña armó las valijas y la fue a visitar. ¿El motivo? Participar de una entrega de premios, reencontrarse con sus hijos menores y, de acuerdo al entorno del propio chileno, intentar darse una "nueva oportunidad" con la actriz. Pese a que Suárez accedió a posar junto a su ex para la revista Hola en una "producción robada" mientras paseaban por Madrid, lo cierto es que ese viaje fue un antes y un después que marcó a fuego a los padres de Magnolia y Amancio.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La revista se publicó el cinco de octubre, sólo once días antes de que Wanda Nara estallara en París e hiciera público el affaire que su marido, Mauro Icardi, mantuvo con la actriz. Hasta ese momento, Vicuña y la "China" procuraban llevar la separación en buenos términos y el chileno no descartaba la posibilidad de una eventual reconciliación. Sin embargo, al llegar a España se enteró de la nueva vida de soltera que llevaba Suárez en el Viejo Continente.

¿Quién lo puso en tema? Fue la niñera que la actriz contrató para que la ayudara, junto a su madre, a cuidar a sus tres hijos mientras ella se enfocaba en las grabaciones de la película. "Fue la niñera la que le cuenta todo lo de Icardi a Vicuña. El enojo de él es que, además, se enteró de que ella se la pasaba de joda y salía de noche, cuando le había dicho que se llevaba a los chicos porque los quería tener cerca y, al final, estaban más con la niñera y con la abuela que con la madre", señaló en su momento Yanina Latorre, quien habló de forma directa con el chileno.

A partir de ese momento, el diálogo entre ellos se quebró. La división de bienes y el acuerdo por las visitas de los chicos quedaron en manos de sus respectivos abogados. Los dos borraron todas las fotos que tenían juntos en sus redes sociales y el chileno dio un paso más: la bloqueó en Instagram. El dato se conoció en las últimas horas, después de que el chileno eligiera una foto junto a Carla Peterson para celebrar la nominación de la película Terapia Alternativa y omitiera a su ex mujer, quien fue su coprotagonista en la producción. Atenta al desaire, la "China" publicó una historia en la que se puede ver a todo el elenco y, cuando intentó arrobar a su ex, quedó expuesto que el chileno la había bloqueado de Instagram.

El bloqueo desmiente los rumores de "paz" que se instalaron dos meses atrás, cuando Eugenia viajó a Chile junto a sus dos hijos menores para acompañar a la familia Vicuña, después de la muerte del padre del actor. Además, la actriz sorprendió al volver a compartir fotos junto al chileno, cuando le dedicó un emotivo posteo a su ex suegro. "Entre ellos sigue todo mal", reconocen desde el entorno del actor.

Si bien ya llevan un año y dos meses separados, la "guerra fría" entre los ex Argentina, tierra y amor y venganza acumuló fuertes recriminaciones y reclamos cruzados. El primero tuvo lugar días después de que estallara el Icardi-Gate y tuvo a Latorre como disparador. ¿El motivo? La panelista no sólo ofició de vocera de Wanda Nara, sino que además reveló que otro de sus "informantes" era el propio Vicuña. Para la "China", fue él quien alimentó la "campaña en su contra" que denuncia haber sufrido por parte de la panelista.

El primer round tuvo lugar pocos meses atrás, cuando se difundieron las imágenes de la "China" saliendo de un hotel con su novio, Rusherking. Latorre no tuvo piedad y la acusó de ser una mala madre por haber "abandonado a sus hijos para irse con un tipo".  El cuestionamiento hacia su maternidad, justo cuando el chileno se encontraba de viaje en Estados Unidos con su nueva novia, hizo estallar a Suárez; quien por primera vez cantó retruco y acusó a Vicuña de "mal padre" con un lapidario tweet. "Con respecto a mi maternidad... Las mujeres que vivimos con nuestrxs hijxs 24/7 (salvo algún día que el padre los tiene, cuando puede, por supuesto, pues viaja mucho por 'trabajo') hacemos lo que podemos. Les aseguro que lo hago muy bien. Dejen de joderme, porque no me callo más".

Después del primer dardo público de su ex mujer, el chileno tomó la decisión de "no hablar más" dela actriz. Pero no lo cumplió y salió a defender su rol como padre. "Sinceramente, no entiendo qué es lo que pasa y por qué se cuestiona mi rol. Vivo en Argentina para estar cerca de mis hijos y los amo profundamente, soy padre desde hace 16 años y jamás cuestionaron mi rol", sostuvo el chileno.

El denominado "operativo mala madre" tiene otros intereses, por fuera de seguir machacando la imagen pública de la ex Casi Ángeles. "Esto (el tweet) viene a raíz de una charla que la 'China' tuvo con Benjamín, en la que ella le comunica que se va a ir en junio o julio a Europa y le aclara: 'No me voy por trabajo'. Esto trae un conflicto, porque ella se va en la época de vacaciones de invierno de los chicos y Benjamín se tiene que poner a ensayar a full con el teatro. Entonces, que ella se vaya en esa época, deja a los chicos sin las vacaciones de invierno, porque él va a estar haciendo teatro", reveló la periodista Paula Varela.

Y así, como quien no quiere la cosa, la "China" no sólo no le dedicó ningún mensaje al padre de sus hijos, sino que aprovechó la fecha para tomarse su venganza: viajó al Caribe junto a su nuevo novio. "Dicen que el paraíso no existe, ¿no? Mirá papá, el paraíso fiscal", se jactó Rusherking en una historia de Instagram; justito después de que la actriz publicara una sesión de fotos desde la habitación del hotel en el que se hospedan en Playa del Carmen.

En septiembre de este año, pocos días después de que Benjamín confirmara su separación de la empresaria Eli Sulichín"la China" sorprendió al compartir una profunda y detallada reflexión sobre su relación con Rusherking; en la que volcó los motivos por los cuales se enamoró del cantante de trap. "Me enamoré de él porque luchó por un sueño que parecía imposible de alcanzar. Me enamoré de él por cómo lo quieren sus amigos. Me enamoré de él porque no es que no sienta miedo, sino porque avanza a pesar de él (Sic). Me enamoré de su forma de quererme, de su corazón y mirada nobles", arrancó la actriz, en un posteo de Instagram que acompañó con videos de su novio sobre el escenario.

 

El listado de los motivos por los cuales Rusherking logró robarle el corazón, después de su fallida y fugaz relación con un empresario español, continuó: "Me enamoré porque no sé cómo lo hace, pero me abraza y sé que todo va a estar bien. Me enamoré porque me valora como madre, mujer y profesional". Después de destacar que su actual novio sí la valora profesionalmente y en su rol de madre, la "China" prosiguió: "Me enamoré porque sabe acompañar; porque maneja kilómetros o se toma cuantos aviones sean necesarios para verme. Me enamoré porque me abraza y se funde en mi piel. No se conformen con menos, nunca, nunca".

"Lo vi cuando estaba saliendo y un periodista me dijo: '¿Qué te parece este palo?'. Pero me parece que cuando te dicen las cosas así o las escuchás no está bueno, no creo que haya sido la intención. Por otro lado, convengamos que todos tenemos el derecho de decir lo que queramos, de gritar a los cuatro vientos que estamos felices. Yo estoy feliz de que ella esté contenta, realizada, enamorada", esquivó con elegancia el chileno.

Pero Vicuña también tuvo sus pequeñas venganzas. Desde que se separó de Suárez, no titubeó a la hora de mostrar la buena relación que mantiene con Carolina "Pampita" Ardohain, algo que enfureció a la "China" porque cree que, de esta forma, da a entender que durante los siete años que estuvieron juntos fue ella la "causante" de la distancia entre los padres de Bautista, Beltrán y Benicio.

La mala relación entre la actriz y la madre del chileno, Isabel Luco Morandé, también estuvo en juego durante la separación. "La familia de Benjamín Vicuña es lo más 'cuica' que hay. Su familia está por encima del bien y del mal. Viven en una hacienda, que es una mansión espectacular que (no se compara) ni con la de la película Lo que el viento se llevó. Es maravillosa. La mamá de Benjamín es muy, muy elegante; y está casada con un caballero que también es muy distinguido, que tiene muchísimo dinero. Y gente muy lejana a esto (por el escándalo con Icardi), que ellos llaman algo 'tan ordinario'", reveló en declaraciones televisivas la periodista chilena Mariela Sotomayor.

"El tema de la casa no tiene que ver con lo económico, tiene que ver con lo moral. Yo creo que la mamá de Benjamín le debe haber dicho: 'Espérate un poco, es la mamá de tus hijos, pero mira lo que te hizo'. Como madre, si veo que a mi hijo le ponen el gorro hasta por debajo de las orejas y después al otro día está dejando casa y auto, creo que yo le diría: 'Pensemos bien las cosas'. Mal que mal, será una familia adinerada, pero con la pandemia los adinerados cambiaron harto. Acá la gente está cuidando sus lucas. De hecho, la gente adinerada tiene miedo de las nuevas elecciones", sumó, en alusión al avance de la izquierda en Chile.

Si bien el propio Vicuña se vio obligado a aclarar que su madre nunca "se metió" en la relación y que tampoco le había exigido que le "sacara" la casa que había comprado para darse una segunda oportunidad con Suárez tras el nacimiento de Amancio, lo cierto es que el vínculo entre el actor y su mamá siempre fue un factor que molestó a la actriz. En abril del 2019, después de que Suárez hiciera pública la propuesta de casamiento que había recibido por parte de Vicuña, la pareja participó del ciclo de Mirtha Legrand y se vivió un tenso momento al aire.

Mirtha le recordó a Vicuña que la había conocido a su madre durante uno de sus viajes a Chile y Suárez intentó quedar bien con su suegra. "Es un amor, un amor total", destacó, al tiempo que recordó que fue su suegra quien se había encargado de organizar la propuesta de casamiento. "Siempre digo lo mismo: para saber cómo es un hombre, tenés que ver cómo trata a la madre. Y él la adora", destacó. "Bueno, pero después me vivís diciendo que soy un mamero", retrucó sin pensarlo Vicuña.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!