Secciones
Show

La competencia "desleal" entre el cine y las plataformas: mano a mano con Nico Goldbart 

El director regresará a la pantalla grande con una historia protagonizada por Daniel Hendler, Alan Sabbagh y Nicolás García Hume. 

Nicolás Goldbart reaparecerá como director en la pantalla grande con "El Sistema KEOPS", película que amalgama géneros, personajes y guiños cinéfilos, acompañados por una muy buena banda sonora, en una cinta que puede escapar al nicho gracias a su plasticidad y apertura tanto visual como narrativa. Fernando (personaje interpretado por Daniel Hendler) es un guionista que vive en calzoncillos, tiene poco diálogo con su esposa y su hija adolescente, las cuales prácticamente lo detestan. Su vida es estar delante de la computadora navegando por Internet, leyendo guiones o haciéndole bromas por redes sociales a sus amigos.

 

En uno de esos tediosos momentos, ingresa a la página equivocada y, a partir de ahí, comienza a ser observado, perseguido y grabado por esta logia llamaba "KEOPS". En un intento por salirse, lo llama a Sergio (Alan Sabbagh), quien no quiere hablar ni pensar, solamente encontrar a los culpables y "cagarlos bien a trompadas". A lo largo de las casi dos horas de película, Goldbart distribuye guiños a "La conversación" (Francis Ford Coppola), "El club de la pelea" (David Fincher), la mencionada "Ventana indiscreta" y el spaghetti western, además de la historieta "Astérix y Obélix", pieza fundamental en la formación del director. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Para llevar a cabo este film, eligió a dos de los mejores actores de comedia que tiene el cine nacional, como son Hendler y Sabbagh, en una película que se desarrolla en menos de 24 horas, con la premisa de "una persona común, en situaciones extraordinarias", que hará que cada decisión que tomen sea un paso más hacia el abismo controlado por dos adolescentes tan nerds como macabros. En diálogo con BigBang y acompañado por Nicolás García Hume, otra de las grandes apariciones que tendrá el fil, Goldbart habló de la actualidad de la ficción, de la competencia "desleal" de las plataformas por streaming y del poco valor que se le suele dar al producto nacional.

¿Cómo surgió la idea de "Sistema KEOPS"?

Nicolás Goldbart: La película es una especie de comedia, un thriller , una mezcla de géneros. 

Nicolás García Hume: Si tuviera que elegir un género, ¿con cuál te quedás?

N.G: Es un thriller con comedia. Es una Ventana Indiscreta invertida, digamos. La película arranca con la idea de que una persona no espía, sino que la espían. Yo vivo en un 4to piso y no tengo ningún edificio enfrente, veo el corazón de la manzana de enfrente y ventanas con un decorado similar al de La ventana indiscreta (film estrenado en 1954, dirigida por Alfred Hitchcock y con actuación de James Stewart).

Eso me despertaba cierta paranoia de que alguien podía estar espiándome y a raíz de eso, empecé a pensar esta historia de un personaje que lo espían, lo acosan y no sabe quién ni por qué. Empieza a investigar qué es lo que está pasando y entra en una especie de aventura con el personaje de Alan Sabbagh y la película se transforma en una aventura de amigos.

 

¿Cuáles fueron los desafíos a la hora de grabar este film?

N.G.H: En primer lugar, grabar en pandemia. Nosotros arrancamos esto antes de la pandemia y lo finalizamos durante el primer año, cuando no habían todavía tantos protocolos ni vacunas. Esa parte fue medio rara. Y después asimilar que los disfraces que utilizó durante la película (mi personaje es un maestro del disfraz) sean como parte mía. 

Tiene muchos guiños cinéfilos, como "La conversación", la clara referencia musical al spaghetti western, "El club de la pelea", Hitchcock...¿Por qué razón?

N.G: Me sale de manera natural, pero como los personajes son cineastas frustrados, eso construye el universo de los personajes. Todas las referencias y los guiños a otras películas construyen el universo de los personajes, no son referencias antojadizas o cosas que quería citar para sacarme al gusto, sino que pertenecen al mundo en el que viven estos personajes. 

Sos uno de los montajistas con mayor trabajo en el cine nacional, ¿Por qué decidiste no montar esta película y solo dirigirla?

N.G: Es muy difícil montar el material de uno, no tiene la distancia necesaria. Si bien no es que no participo del montaje, yo edito y necesito siempre una mirada externa que me saque de encima esa carga de estar apegado al material. Cortar es muy doloroso, uno termina sacando a veces cosas mejores o lo que más le gusta.

A veces las cosas a uno le gusta mucho, pero a la película no le convienen tanto y sacar cosas, aunque sean las que más costó filmar o más disfruta haber hecho, pone en valor cosas que no eran tan importantes en una primera instancia y terminan apareciendo otras cosas nuevas.

La película termina tomando una forma mejor que si uno se encapricha y deja todo. Sino, las películas durarían cuatro horas y nadie se pondría a ver una película de cuatro horas. En una época, el DVD te daba la oportunidad de agregar las escenas adicionales o el bonus track. Eso ahora ya no existe y es una lástima porque quedó mucho a fuera. ¡Quedó una hora y media de material!.

La película toca temas como la paranoia al ser observado a través de la tecnología... ¿Lo sufrieron? 

N.G.H: Realmente sí, en una época de mi vida sí. Tenía una novia que era realmente muy tóxica y sentía que me estaba siguiendo, evaluando o stalkeando. Antes el Instagram te mostraba qué otras cosas le dio "like" gente que vos seguías y era un peligro. Entonces te decía a lo que le habías dado "me gusta" y era el fin de la era. Yo lo viví y capaz vivo en esa paranoia.

N.G: Después de hacer la película, me hackearon una vieja cuenta de mail que ya no usaba y me pedían plata para recuperarla. Me decían "sabemos cuáles son tus consultas". Me bajo la presión hasta que en un momento me dice tal mail y la clave es tal, y resultó ser un mail que ya no usaba. Pero me decían que sabían las páginas que estuve mirando y que tenían material (risas). Bastante similar al Sistema KEOPS.

¿Cuál es la importancia de las redes sociales en la vida del artista, el director y de las películas en general?

N.G.H: Hoy por hoy es muy importante porque sirven para promocionar, para mostrar el trabajo que tenemos y para contar la agenda de las cosas que uno va exponiendo. Es un medio muy interesante para contar, publicitar y hacer propaganda.

¿Cuál es tu visión sobre la actualidad de la ficción en Argentina, ya sea en cine o televisión?

N.G.H: Ya está, va para arriba. En uno o dos añitos más va a subir el presupuesto....(risas)

N.G: Creo que se está produciendo mucho, pero siento que se produce mucha serie, pensando en la necesidad de las plataformas y no tanto en el cine, que tiene una cosa más.....digamos no tanto los proyectos que surgen de los propios directores, sino algo que tiene que ver con lo que pide un algoritmo. En cuando a cantidad de producción, hay una especie de crecimiento, pero crece mucho las series y los contenidos de las plataformas, y al cine le está costando.

Hay una idea, no digo falsa, pero una sensación de que hay mucho movimiento pero no sé si ese movimiento es una energía canalizada en una dirección correcta. Yo creo que las criticas son un poco despiadadas con el producto nacional, a veces me da la sensación de que......no me gusta que haya un trato diferencial, pero siento que uno invita a comer a alguien a su casa, le da el mejor vino, entrada, segundo plato y se quejan de que la zanahoria está cortada muy grande.

 

Me parece que eso perjudica porque los proyectos tienen muy poco tiempo de vida y necesitás esa pequeña ventana, por la que hay que meterse, se abra lo más posible. Entonces sentís que estás como teniendo que pedir permiso. Pero bueno, es así. Son las reglas del juego, no va a cambiar y hay que aceptarlo. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!