Secciones
Fuerza

La dura confesión de una participante de Bake Off: "Me descubrieron un tumor en el cerebro"

Paula Paternoster vive momentos muy duros, después de que en marzo le detectaran un tumor benigno.

Si bien en la edición de Bake Off del domingo Paula Paternoster estuvo a punto de irse, en el desafío de este lunes le fue mucho mejor, y además de lograr la consigna, la participante rompió en llanto y se emocionó al contar públicamente que hace muy pocos meses le detectaron un tumor benigno en el cerebro.

La propuesta que el jurado planteó para este lunes consistió en recrear una enorme torta de varios pisos con aire campestre, y si bien la concursante sorteó con maestría el desafío, cuando presentó el resultado de su trabajo no pudo contener las lágrimas.

Así, cuando le preguntaron para quién iba dedicada la torta, aseguró que para toda su familia, con quienes vivió unos meses muy duro. “Es una torta que yo creo que nos debemos con mi familia, venimos de unos meses muy complicados. En marzo descubrieron que tengo un tumor benigno en el cerebro, tengo un adenoma hipofisario”, reveló.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además, aclaró que si bien no es algo malo, desencadena varias situaciones complejas, como problemas hormonales, infertilidad y menopausia temprana. Por eso mismo, ante semejante diagnóstico, remarcó que estar en el reality la ayudó para amigarse con su cuerpo y sentirse orgullosa por todo el esfuerzo que está haciendo.

“Todo esto me lo dijeron en una llamada de 20 minutos, que fue muy difícil de procesar. Ahí le metí con todo a la pastelería. La medicina no siempre tiene respuesta y menos respuestas inmediatas. Fui a la persona que me recomendaron y me dijo ‘vos tenés alma de podio, sos una ganadora’ ", contó emocionada.

En medio de la tristeza, el pastelero Damián Betular le preguntó por qué se había guardado esto tanto tiempo, sin animarse a contarlo. "No tenés solamente cansancio, estás atravesando todo este proceso”, le dijo. Con una sonrisa, la participante reconoció que el reality fue fundamental para que se animara a salir adelante. 

“Hay días que tengo muchos dolores de cabeza, que estoy muy baja de energía, días que tengo migrañas. Yo vine muy enojada con mi cuerpo y la realidad es que esto me sirvió para amigarme conmigo misma. Son muchas horas, mucha presión, pero para mí ya ir corriendo al abatidor y que esté todo bien es un logro tremendo”, cerró.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!