Secciones
Emocionante

La hija de Esteban Bullrich participó de La Voz Argentina e hizo llorar de la emoción a su papá

Tiene 18 años y se llama Margarita. Llegó al certamen acompañado por su padre y su familia y dejó una lección de vida.

Además de basarse en la música, La Voz Argentina es un reality que cuenta las historias de vida y realidades de distintas personas. De eso se encarga Marley antes de que suban al escenario. Con una breve entrevista, el conductor presenta a los participantes e indaga los motivos que los llevaron hasta allá.

Así fue el caso de Margarita, una joven de 18 años que resultó ser la hija del ex senador nacional Esteban Bullrich. Junto con él, su madre (María Eugenia Sequeiros) y una de sus hermanas, llegó hasta el set de grabación para formar parte del programa. Y dejó su huella.

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Esta primera audición se la dedicaría a mi papá, porque él me generó este amor por la música que tengo ahora”, fue lo primero que dijo mientras su padre no dejó un segundo de llorar de emoción.

Por su parte, el ex ministro de Educación de Mauricio Macri, que lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), habló a través de un dispositivo especialmente diseñado para estos casos: “Siento mucho orgullo, mucha emoción. Estoy feliz porque veo a mi hija haciendo algo que la apasiona, siguiendo su corazón. Creo que un padre no puede tener un sueño más pleno”.

Luego contó detalles de su hija, la herencia musical que quiso dejarle desde muy joven y de sus pocos dotes como intérprete. “Canto muy mal, pero tenía la memoria de mi infancia, que había un piano en casa y nunca aprendí a tocarlo. Me dije: ‘Cuando sea padre voy a promover la música en mis hijos’. Margarita fue la que más mostró la veta musical. Así cantamos Jorge Drexler y hacíamos dúos”.

Pero más allá de las lágrimas que asomaron desde el minuto uno, la emoción se multiplicó de la mano de la música. Margarita subió al escenario, cantó Aprender a volar, de Patricia Sosa, y acompañó la letra con lenguaje de señas.

“Creo que la frase que me acompañaría en este momento es: ‘La vida es hoy’. Porque pueden pasar un montón de cosas, pero el momento es ahora y hay que aprovecharlo porque tenemos la posibilidad de tenerlo”, dijo en referencia a su padre antes de empezar a cantar. Luego, sí, llegó su momento.

El jurado la acompañó y lentamente se fueron dando vuelta todos. Primero Mau y Ricky, seguido por Ricardo Montaner, Lali y por último la Sole. La tarea estaba cumplida. Pero antes de despedirse contó detalles de su vida. 

“Tuve unos años un poco difíciles. A mí papá lo diagnosticaron hace un año o un poco más con ELA, y estuvo siendo un poco duro. Pero fue algo que nos enseñó un montón como familia. La paciencia, aprender, sacar de todo lo malo algo bueno... Y la música es para mí como un alivio en eso. Por eso también el lenguaje de señas, para que todos lo puedan disfrutar y para que sirva como concientización de lo que es eso”, describió Margarita ante la atenta mirada de su papá.

¡A seguir cantando!

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!