Secciones
Realeza

La hija de Máxima rompió el silencio: amor libre, el reinado de su madre y críticas hacía su padre

Amalia de Orange decidió avanzar con un libro propio en el que focalizó en algunas cuestiones polémicas.

Catalina Amalia de Orange, hija de la Reina Máxima, sorprendió al mundo entero con una serie de entrevistas que se publicaron en un libro, en un consejo que le dio su abuela, pero en donde deja la puerta abierta a mantener un romance con una mujer, además de sostener que le gustaría que su madre se haga cargo del reinado durante un tiempo.

La pregunta sobre su sexualidad sucedió en el contexto que hay en Holanda sobre si alguien de la realeza puede casarse con una persona de su mismo sexo. Es que el mes pasado, en una respuesta a los miembros del Parlamento el primer ministro Mark Rutte anticipó que de quererlo, la heredera al trono puede hacerlo. “El Gobierno cree que la heredera también puede casarse con una persona del mismo sexo”, escribió Rutte en su respuesta al Parlamento. “Por lo tanto, el gabinete no considera que un heredero al trono o el rey deba abdicar si él/ella quiere casarse con una pareja del mismo sexo”.

Ante ese contexto, la hija de la Reina Máxima manifestó que le gustan los chicos con buenos modales, pero que de gustarle una mujer no sería un problema en su casa. “Mis padres tienen amigos muy diversos y he crecido con el tío y el tío, no solo con el tío y la tía, por ejemplo”, respondió en el mencionado libro. No obstante ello, dejó una frase que levantó todas las sospechas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Es que cuando le consultaron qué pasaría si el Parlamento rechazará esa posibilidad sostuvo: “No puedo escoger en contra de mí porque así tampoco podría dar lo mejor para nuestro país”. Estas no fueron las únicas revelaciones que Amalia de Orange realizó ante la escritora Claudia de Breij en el libro “Amalia”. 

La idea de que lleve adelante esa serie de entrevistas fue de su abuela para empezar a venderla al mundo con un discurso más controlado del que sale en los medios de comunicación. De ahí que a lo largo de las 144 paginas de la publicación habla sobre cuestiones vinculadas a las relaciones exteriores. “Si consigo mejorar el mundo un poquito, me doy por satisfecha. Estoy al servicio de mi tierra; entrego mi vida a Países Bajos”, sostuvo Amalia.

Una de las cuestiones más polémicas es la recomendación a su padre para que deje que sea Máxima la que gobierne durante algunos momentos. “Al menos durante un par de años”, consideró para luego pedirle a su padre “que lleve una buena dieta y haga deporte”. En otro de los peajes del libro hace referencia al bullying que dice haber sufrido y los comentarios de haters en las redes sociales. Sobre esto último remarcó que construyó una especie de muro para evitar que la afecten ese tipo de cuestiones ya que considera que hay muchas personas que quieren meterse en su vida privada.

Es que estar en el centro de la exposición mediática no es simple. Y sobre eso también hizo referencia cuando recordó el momento exacto en el que notó que su vida en ese sentido iba a cambiar para siempre. 

“Todo el mundo me miraba, pero fue también un empujón en la dirección contraria. Quería ayudar a mis padres, y en lugar de un peso empecé a verlo como un honor”, dijo al hablar sobre la abdicación de su abuela para que su padre sea el Rey de Holanda. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!