Secciones
Show

La historia de la exigencia secreta de la “China” Suárez que cambió el guión entero de ATAV

La ficción de Pol-Ka hubiera sido absolutamente distinta. Enterate de todo.

Argentina, tierra de amor y venganza se convirtió, sin lugar a dudas, en la ficción del año. Sin embargo, pocos saben que, en realidad, la trama de la novela iba a ser absolutamente distinta. La exigencia secreta de la “China” Suárez a Adrián Suar que cambió todo.

La dramática historia real en la que se basa el personaje de la "China" Suárez

De no haber sido por la actriz que hoy le pone el cuerpo al personaje de Raquel, Delfina Chaves y el catalán Albert Baró nunca hubieran formado parte del elenco. ¿El motivo? La historia de amor entre Lucía y Bruno fue un “rebusque” de los guionistas para poder cumplir con el pedido de la “China” y tener su nombre en el elenco.

El millonario contrato prenupcial de la "China" Suárez y Benjamín Vicuña: mansiones, campos y teatros

“No me convocaron para hacer el personaje de Raquel. Pero cuando leí el libro me enamoré del personaje y le dije a Adrián: 'Quiero hacerlo'”, reconoció la ex Casi Ángeles antes de que la tira saliera al aire. “Él me dijo: '¿Estás segura? Es muy difícil'”, sumó la “China” quien, después de meses de prepararse con una traductora polaca, logró lo que quería: quedarse con el personaje de la inmigrante polaca que llega engañada a la Argentina y es obligada a prostituirse.

Así fue el back de la primera escena de sexo de la "China" Suárez y Gonzalo Heredia

En efecto, el personaje de la “China” es el disparador para tratar la problemática de la “trata de blancas” de la Buenos Aires de la década del 30. “La decisión la tomé para salir de la zona de confort, era un desafío. Desde el momento en el que leí el libro, les dije a todos que iba a ser yo. Así que estuvimos muchos meses preparándola”.

Me llamaron para otro personaje, no iba a ser Raquel"

Pero, ¿quién iba a interpretar a Raquel? ¿Por qué la exigencia de la “China” cambió tanto el guión? En principio, la apuesta de Pol-Ka iba por otro lado, tal vez más tradicional. Los protagonistas iban a ser Benjamín Vicuña, Gonzalo Heredia y, claro, Suárez. Ambos actores se iban a disputar el amor de Lucía, una joven aristocrática porteña perteneciente a una familia “venida a menos”. Lo único que se mantiene de la trama actual es que Vicuña y Heredia iban a ser amigos que se pelearon por una traición durante la Guerra Civil española.

Pero tanto Vicuña como la “China” consideraron que no querían protagonizar una nueva pareja en la ficción. La atención mediática que generaría la pareja y la cantidad de horas que iban a compartir en el set sellaron la decisión. Sin embargo, el pedido de Eugenia le dio aire a las negociaciones: ella podría sumarse a la tira, pero con un personaje que casi no tuviera vínculo con el de su pareja.

Ahora los guionistas tenían que trabajar contrarreloj para poder adaptar el libro. Además de Chaves y Baró, otro de los personajes que no existiría sería el de Mercedes Funes, quien interpreta a la hermana de Vicuña en la ficción. Su incorporación tuvo como objetivo ser el “obstáculo a superar” por Heredia y la “China”. Y así, con los dos triángulos amorosos completos, los actores comenzaron en diciembre del año pasado a grabar.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios

La ficción de Pol-Ka hubiera sido absolutamente distinta. Enterate de todo.