Secciones
Show

La historia de Las Chicas de la 3: las creadoras de la tortilla rellena que fue furor en MasterChef

Las cocineras del Mercado Central fueron las invitadas de la emisión del jueves.

Luego de convertirse en las protagonistas del capítulo dedicado a Buenos Aires de la serie de Netflix Street Food, Las Chicas de la 3 fueron furor en la emisión de MasterChef del jueves a la noche. 

Pato Rodríguez y Romi Moore son pareja, y llevan adelante un célebre puesto de comidas caseras en el Mercado Central. Allí, visitantes y trabajadores se deleitan con delicias como pizzas, empanadas (la de Cuarto de Libra es su gran éxito) e increíbles tortillas rellenas. 

Justamente, la tarea de los concursantes en MasterChef fue intentar emular la tortilla de papas rellena de muzzarella de Las Chicas de la 3, quienes después juzgaron el resultado. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En julio del 2020, cuando su espacio gastronómico ganó notoriedad gracias a Netflix. Pato le reveló a BigBang que uno de sus secretos es que el puesto está "en un lugar maravilloso" como el Mercado Central, donde productos frescos de extrema calidad están al alcance de la mano. 

"Queremos que se entienda que cocinar no es cuestión de tirar algo a una olla y dejarlo que hierva: poco a poco vamos entendiendo que hay que cuidar el cuerpo y la salud, y la sustentabilidad de los productos es algo muy importante", explicó la cocinera. 

No es casualidad, en este punto, que Pato declare en Street Food que sus clientes son como sus hijos. Su tarea educativa hacia los que se acercan a la barra de Las Chicas de las 3 es más que evidente. 

"Creo que todos los que elegimos cocinar lo hacemos porque queremos dar amor", reflexionó. "Los trabajadores que se acercan en ocasiones no tienen plata de sobra, y muchas veces al público le mostrás un brócoli y no quiere saber nada. Así que cuando tenemos algo nuevo para darles a probar, organizamos una especie de 'cata' donde lo ofrecemos gratis. Y si les gusta, lo sumamos a la carta". 

Esa confianza no fue fácil de lograr: si bien Pato heredó el puesto de sus padres y ya era una cara conocida, Romi -quien buscó sumar reglas más estrictas de higiene y venta cuando comenzó con su rol en el puesto- tuvo que trabajar duramente para ser aceptada por esa especie de familia fuertemente territorial que representa el universo del mercado. Pero, como en todo, tal como ambas traen a colación "la clave es imponerse con respeto". 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!