Secciones
Show

La historia detrás del tardío mea culpa de la revista Caras: ¿hubo un llamado de Máxima?

La revista cambió llamativamente de posición en cuestión de horas. 

Después del repudio masivo que recibió la reciente tapa de la revista Caras, el vicedirector de la publicación, Héctor Maugeri, apeló a las redes sociales para justificar la decisión editorial de cuestionar el cuerpo de una adolescente de 16 años que, en este caso, se trata de la princesa Catharina Amalia de Holanda, hija de Máxima Zorreguieta. Lo mismo hizo horas después la directora, Liliana Castaño, quien utilizó la cuenta oficial de Instagram de la publicación en la que intentó explicar que lo que se buscó fue: "Tirar por la borda todo aquello que nos esclaviza y estigmatiza".

Sin embargo, en las últimas horas la revista pasó de "defender la tapa" a pedir disculpas. ¿Qué sucedió en el medio? ¿Por qué resistieron las críticas nacionales, pero no así las que recibieron desde los principales medios de Holanda? ¿Hubo un llamado del Palacio, conocido por resguardar al máximo la privacidad y la imagen de la Familia Real, para que le pidieran disculpas a la heredera al trono de Orange?

El pedido de disculpas de la revista Caras por la tapa gordofóbica contra la hija de Máxima

"La nota de tapa del último número de Caras generó una polémica nacional. Lo que se inició en las redes, fue Trendig Topic y rindió para el minuto a minuto de la televisión, provocó la controversia menos deseada por nuestra publicación. Y creemos que puede ser la oportunidad para generar un saludable espacio para la reflexión. Vivimos un tiempo de deconstrucción de estereotipos. Los medios también somos espejos de la sociedad. Y de los cambios que están transformando al mundo. Todos estamos aprendiendo, los medios también", se exclusó la directora, pese a que un día antes había salido a defender la tapa.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Mientras que en un principio ratificó la importancia del mensaje que, según ella, era positivo al tratarse de una "historia de superación"; lo cierto es que horas después calificó la decisión editorial como un error. "Reconocemos nuestra responsabilidad en esa deconstrucción y sentimos que somos parte de ella. Entendemos que aún sin mala intención cometimos un error. El mundo del entretenimiento, el de las celebridades al que pertenece Caras, ha estado marcado por formas y estereotipos que en este momento atraviesan una constante revisión. Y, en ese contexto, deberemos profundizar y desarrollar una sensibilidad mayor frente a la violencia de género, la estigmatización y todo lo que nos esclaviza a formatos que hoy deseamos enterrar".

Leé también | 

"Estamos aprendiendo a oír voces que abren nuestros ojos para hacernos ver cosas que no logramos ver en su momento, es parte de este aprendizaje. El respeto, orgullo y admiración que sentimos por Máxima Zorreguieta y toda su familia no se reflejó en el título de nuestra última tapa. Entendimos lo que significó. Recibimos muchas críticas interesantes, constructivas, superadoras y nutritivas. Escuchamos a todos y estoy agradecida por la oportunidad de aprendizaje que nos plantea la reflexión", sumo Castaño.

Por último, la directora de la publicación aclaró: "Será una situación aliada para Caras, para generar el debate que plantea esta transformación permanente y encarar procesos de capacitación con mirada inclusiva que nos permita trabajar con mayor excelencia. Ofrezco mis más sinceras disculpas a todos los que se hayan sentido agraviados".

La furia de la prensa Holandesa: "La televisión y las redes sociales en la Argentina son vergonzosas"

Rick Evers, un periodista holandés que se especializa en la Familia Real, aniquiló a la revista Caras en Twitter y también apuntó contra los usuarios en las redes sociales que, en vez de sumarse al repudio, no hicieron otra cosa más que propagar el bullying contra la princesa.

"Amalia se convirtió en un tema de tendencia en la Argentina. Una revista defiende un artículo sobre Amalia referido al acoso y a la vergüenza corporal. La tapa fue criticada por gran parte de la población y rechazada por la mayoría de los medios argentinos.reconoció, al tiempo que advirtió: "La televisión y las redes sociales en la Argentina son vergonzosas: la hija de la reina Máxima es discriminada por su apariencia. La revista recibió muchas críticas. La gente la llamó baja y objetable. Dicen que el titular debería ser 'La hermosa hija mayor de Máxima' y ponen el énfasis sobre el hecho de que Amalia es una adolescente en desarrollo y tildan a la publicación de cómplice del daño psicológico provocado".

Leé también | 

El medio holandés Nouveau también se refirió a la polémica que se desató en el país, aunque destacó el apoyo que recibieron tanto la reina, como su hija, por parte de la sociedad. "Los argentinos están muy orgullosos de la reina Máxima, pero este año la sesión de fotos se transformó en un fenómeno por una razón desagradable: la alusión al cuerpo de Amalia. El título es discriminatorio y le hicieron bullying. 

Temas

  • Máxima Zoreguietta
  • Revista Caras
  • Gordofobia
  • Tapa
  • Discriminación
  • Violencia

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios