Secciones
Show

La historia secreta del "hermano oculto" de Ricardo Fort: detectives y "pacto de silencio"

El joven tiene hoy 35 años y se encontró con el excéntrico chocolatero recién en el 2009, cuatro años antes de su muerte.

Cuatro años antes de morir, Ricardo Fort se enteró de otro de los secretos mejores guardados de su millonaria familia: su padre, Carlos, habría tenido un hijo extramatrimonial con un ama de llaves que trabajaba en una de las mansiones familiares. Detectives, un viaje secreto a Santiago del Estero y cómo manejó el excéntrico chocolatero el vínculo con su hermano, que hoy tiene 35 años y aún mantiene un marcado perfil bajo.

La información fue revelada en el ciclo A la tarde. "El secreto que Ricardo Fort se llevó a la tumba y que lo enfrentó a sus hermanos de una manera impresionante", fue la venta del informe con el que se reveló la historia que tiene una vez más a Carlos como protagonista.

La mujer, identificada como Dalmira, trabajaba en una de las mansiones familiares y habría mantenido una relación extramatrimonial con el padre de Ricardo. El chocolatero mediático se enteró recién en el año 2009, cuando se encontraba en la cima de su carrera.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Si bien la historia del "hijo secreto" de Carlos era un secreto a voces en la familia, Ricardo decidió contratar investigadores privados para verificar la historia e incluso viajó a la provincia de Santiago del Estero para poder conocer a Dalmira y a su hijo.

"En 2009, Ricardo se tomó un avión a Santiago del Estero para participar de un evento pero, en paralelo, hubo una misión secreta con un grupo de investigadores. Fueron a una localidad ubicada a 80 kilómetros de la capital provincial, en Pozo Hondo. Allí fue a buscar a la madre y al hijo, que vivían en el barrio 8 de abril", precisó el periodista Diego Estévez.

Según pudo reconstruir el propio Ricardo, los Fort le pagaron una importante cifra a Dalmira para que no reclamara dinero, ni el apellido que le correspondía a su hijo. "Por no llevar el apellido Fort le pagaron a ella y a su hijo. El acuerdo está confirmado por un allegado de Dalmira y por una fuente de los Fort", agregó.

"Cuando Ricardo se encuentra a esta persona, le hace un acuerdo que contemplaba casa y educación de por vida", reconoció, aunque nadie sabe por qué el excéntrico chocolatero optó por no hacer pública la historia, en especial después de cómo manejó la fuerte denuncia de Paloma Fort, quien sostiene desde hace años que su verdadero padre es Carlos y no Felipe Fort (abuelo del clan), tal y como la inscribieron en el registro civil.

Desde Londres, ciudad en la que vive desde hace años, Paloma se refirió al nuevo escándalo que se destapó en el clan chocolatero y disparó sin piedad: "Todos somos víctimas de mi padre, Carlos. Yo, además de mi madre (por la astróloga Aschira).

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!