Secciones
¡se picó!

La increíble guerra entre Gladys Florimonte y Cinthia Fernández: “Si es diputada, me voy del país”

La panelista de LAM, que asegura que será candidata, le respondió con dureza a la actriz.

Nadie sabe si venían de un enfrentamiento previo o si las distancias ideológicas hicieron lo suyo. Lo cierto es que entre Gladys Florimonte y Cinthia Fernández está todo mal. La batalla tuvo origen en la Noche de Mirtha, el programa que conduce Juana Viale, en El Trece 

 

Invitada junto al diputado nacional Mario Negri y a los periodistas Claudio Rígoli y Carolina Losada, quien también será precandidata a senadora por Santa Fe de Juntos por el Cambio, la cómica sufrió algunos embates por parte de Juanita y, al parecer, se descargó con la panelista de LAM.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Unos minutos antes de lanzar misiles contra Cinthia, Juana había cuestionado, de manera insólita, a Florimonte por haber votado al presidente Alberto Fernández en las elecciones de 2019. “En este programa, cuando estaba la abuela, dijiste que querías un cambio. Lo ibas a votar a Alberto y lo votaste a Alberto. Tuviste un cambio, ¿no? Digo, vendiste tus auto, estas viviendo de ahorros...”, Fue la chicana de Viale a Gladys. 

 

Ella le respondió: “Yo quería un cambio. Con el radicalismo no fue. Vamos con este, a ver qué pasa. Tampoco fue, no lo sé. Tampoco hubo tiempo para decidir a ver qué iba a hacer este hombre [en referencia al presidente Fernández], estoy en desacuerdo en un montón de cosas”. 

 

Y agregó: “Yo tuve que achicarme, tenía dos autos y me tuve que achicar porque nuestra profesión fue tan castigada, todos los artistas, se apagó totalmente. Yo pude laburar en el verano en Córdoba, que me fue bárbaro, ahorrar unos pesitos, sobrevivir con eso y me tuve que achicar. Tenía un dinero para irme a ver a la Virgen de Guadalupe y no pude ir, porque me lo tuve que comer porque no teníamos trabajo”.

Un rato después, Juana la preguntó en referencia a la cuarentena: “¿Ya se te fue la calentura?”. Y ella siguió: “Cuando empezó la pandemia digo ‘vino esta enfermedad’, y después llegó un momento que me quería ir, digo ‘¿qué hago acá?’. Tengo familiares en Uruguay, amigos en Miami, en Italia, podía ir a cualquier lado. Yo amo a la Argentina y digo ‘culpa de todos estos, por qué me tengo que ir si yo amo a este país, me tengo que quedar acá’”.

 


Pero, llegó el momento del palazo a Cinthia. Cuando Juana propuso hablar de los famosos que se vuelcan a la política, como el caso de Losada y su militancia por Juntos por el Cambio, Negri, de la UCR / PRO, le propuso a Florimonte: “Este verano te sumo”. No fue una buena idea. Gladys estalló al escuchar a Juana.


"Todos los políticos, diputados, senadores tienen que meterse en el mundo de los artistas, y todos los artistas meterse en el mundo de la política. Y María Elena Walsh, ¡Presidenta! Y Cinthia Fernández quiere ser diputada…", exclamó la conductora. 

 

 

Indignada, Gladys afirmó, sin vueltas: "Bueno, si Cinthia Fernández es diputada yo me voy del país, así te lo digo. Con eso ya estamos. No, dejémonos de joder… No sé, yo seré senadora". A partir de ese momento, comenzaría una nueva guerra en la vida de Fernández, que ya suma varios enemigos mediáticos. 

En ese sentido, la vedette había dicho la semana pasada: “Estamos trabajando en silencio. Sino parece como todo cholulo y mediático. Voy a ser candidata a diputada, voy por el lado de la mujer ¿Por qué yo no puedo dar mi visión o mi opinión en cuánto a las vivencias? Quién más mierda ha vivido que yo, a todo lo que es referente a la mujer. a la cuota alimentaria. Son nichos que no se atacan porque no le interesan a nadie, porque no dan ganancia de ningún tipo".

 

Hoy, finalmente, dejó de lado su perfil de seriedad y diplomacia. Tras los dichos de Florimonte, la atacó con todo. “¡Pero que ‘fayuta’! ¡Si dice que me ama! Yo soy muy buena haciendo valijas y, quizás, ¡lo que le falta es irse del país! Yo soy muy buena organizando, así que si llego a ganar, me ofrezco”, dijo, con cierta ironía, la bailarina.

 

Y agregó: “Yo tenía buen vínculo con ella, pero hasta antes de la mesaza. Igual quizás esta es la oportunidad para que tome una buena decisión, porque con la que tomó, se fue con una mano adelante y otra atrás. Así que por ahí… es tiempo de reivindicarse. Y… la casita de Córdoba ¿se la habrá comprado alguien de la política? Esta mujer después me llamó, pero no la atendí, no tenías ganas. Ella antes se codeó con la política y no se la veía incómoda”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!