Secciones
Show

La macabra estrategia de la novia de Gago para que se separara de Gisela Dulko

El matrimonio se terminó en septiembre, en medio de un escándalo.


Hace dos meses, Fernando Gago y Gisela Dulko le pusieron un punto final a su relación de 11 años. La razón fue una tercera en discordia. Pero no se trató de cualquier mujer sino de una amiga de la ex tenista, que conquistó al actual directo técnico de Racing y con el que ya convive.

 

Cuando el escándalo estalló fue Cinthia Fernández la que dio a conocer los detalles del divorcio: “Gago y Dulko se separaron lamentablemente. Él le fue infiel con su mejor amiga, que era del grupo de mamis del colegio. Se llama Verónica Laffitte y tiene una escuela de danzas en Nordelta”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Las sospechas de Dulko sobre un supuesto affaire entre Gago y Verónica ya llevaban un tiempo. Es que el ex futbolista se comportaba cada vez más distante con su esposa. Cuando él aún era técnico de Aldosivi, en Mar del Plata, no quiso que su esposa se mudara a esa ciudad con sus hijos para que la familia viviera toda junta. 

 

Así comenzaron las discusiones y las sospechas de Dulko. Yanina Latorre explicó: “Gisela se quería ir a vivir con él y los chicos pero él no quiso, entonces ella comenzó a atar cabos y a desconfiar”. En medio de todo ese combo, tanto Gago como Laffitte le hablaban mal uno del otro. 

“Gisela y Verónica eran muy amigas, Gago vivía en Mar del Plata y Verónica le decía cosas como ‘tu marido es un nabo’ o ‘separate’. Él por su parte le decía: ‘Es un gato, no seas amiga de ella´”. Además de eso, cuando Gago estaba en Buenos Aires y se encontraban las familias, veía situaciones extrañas entre Fernando y Verónica. 

 

En ese punto, Latorre dio un detalle revelador sobre el puntapie inicial del divorcio, antes de encontrarlos en su cama: “Se sientan un día en la cena y ella lo encara. ‘¿vos estás encamándote con ésta?’. ‘Sí, estoy enamorado’, fue la respuesta de él que aceptó todo”. Después de esa discusión, fue cuando Dulko los encontró en su propia casa teniendo sexo. Para ese entonces, la relación estaba totalmente rota. De inmediato, Gisela se fue con sus hijos a otra casa de la familia. Él también se mudó. Pero con su amante. 

 


“Tres días después de admitirle que estaba con esta chica, se fueron a vivir juntos a la casa que le alquilaron a una de las integrantes del chat de mamis donde se supo todo esto”, explicó Latorre.

 

Y completó: “Esta mujer se fue a vivir a Miami y puso la casa en alquiler, y la ocuparon ellos. La gente que vive en estos barrios es rica o por lo menos no tiene problemas económicos, así que esta señora se fue a Estados Unidos y ahora recibe este dinero por parte de ellos".

Ahora, Latorre sumó más información sobre los inicios de la relación extramatrimonial. Que no tuvo nada de casual. Es que, siempre según el relato de la panelista, Laffitte se encargó de ir haciendo daño en el matrimonio de Dulko y Gago, al tiempo que seducía al ex futbolista.

 

Por eso, Latorre dijo: “Las cosas que le hizo Verónica a Gisela Dulko… Yo no hablé con Gisela, le escribí y me clavó. Pero yo quiero que se siente acá a contar la historia que yo tengo porque debe tener todavía más datos. Las cosas que le hizo”.

 

Y comenzó a detallar cómo fue que Gago engañó a la bella y reconocida ex tenista: “Ellas entrenaban juntas en la casa de Dulko y Gago porque ellos tenían gimnasio. Ella iba diosa, divina, mona, siempre seductora y se levantó al marido in situ, en la casa. Se lo empieza a empomar”.

 

Entonces, decidida a comenzar una relación formal con el ex mediocampista de Boca Juniors y de la Selección Argentina, Verónica habría tomado la decisión de convencer a Gago de que deje a su esposa. “¿Qué empezó a hacer? Un plan macabro. A él le llena la cabeza en contra de Gisela y a Gisela en contra del marido”, explicó Yanina.

 

“A Gisela le decía que: ‘Yo tengo un bulo donde me empomo chongos, ¿no querés que te lo preste?´. Así le blanqueó que lo cagaba al marido. Gisela le dijo que no, que no lo necesitaba. Pero, por otra parte, como Gago viajaba mucho y trabajaba en Mar del Plata, ella la invitaba a salir a Gisela todos los fines de semana. Y ahí pasaban cosas raras”, comentó.

Y explicó la increíble estrategia: “Iban a comer a restaurantes por ejemplo. Capaz que Gisela iba al baño y cuando volvía había dos o tres tipos en la mesa, Gisela se sentaba, y Verónica la hacía filmar en esa situación, la hacía filmar con otros hombres y se la mandaba a Gago, para que Gago creyera que ellas estaban con otros tipos. Una locura las que cosas que ha hecho”.

 

Y agregó: “Yo digo que la familia la rompe cada uno, pero ella contribuía a enloquecer. Encima gago la psicopateaba, llegaba a la casa y la puteaba diciendo que tenía una amante. Todo lo que hacía era para que Gago se separara de su mujer. La chica se había recontra enamorado de Gago. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!