Secciones
Show

"La música me salvó la vida": Jorge Vázquez, de jugar en Gimnasia de La Plata a ganar Elegidos

BigBang dialogó con el multifacético cantante que presentará oficialmente en Buenos Aires su flamante álbum “Yo te propongo”. 

Si hay algo que admirarle a Jorge Vázquez es su capacidad de lucha, su humildad y habilidad para sobreponerse a los escenarios más difíciles de la vida. Nacido en La Plata, se crió en una casa donde se escuchaba música todos los días y a todo momento. Fue así que su amor por el género fue tomando forma: "Desde que nací, en mi casa siempre hubo música porque mi viejo la pasaba(era DJ). Ir a una disquería para mi era como ir a la juguetería".

Desde muy chico, comenzó a transitar la escena musical local con Los Búhos, banda donde dio sus primeros pasos tocando la batería. "Yo quería seguir los pasos de mi papá, pero él tenía pensado otra cosa para mi. Empecé a tocar la batería fabricada por un amigo de mi papá, hecha con tachos, y después armé un grupo con unos amigos. Pero la música la interrumpí por un tiempo, porque intenté jugar al fútbol", contó.

Entre las tantas facetas de Vázquez , aún se encuentra la de futbolista a pesar de que, producto de los años, tuvo que ir cambiando la posición dentro de la cancha. "Aún sigo jugando al fútbol, pero al principio lo hacía como delantero y ahora soy defensor (risas). Llegué a jugar en las inferiores de Gimnasia y Esgrima La Plata, pero en un momento me di cuenta que no me iba a dedicar al fútbol. De eso te das cuenta cuando notás que el DT no te quiere o que hasta ahí llegaste". aclara.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por el fútbol había dejado de lado el trabajo y sus estudios secundarios, por esa razón sostiene que la música "lo salvó" y le dio otra oportunidad: "Había abandonado el secundario por el fútbol, no tenía trabajo ni secundaria y la música me salvó la vida. Empecé a trabajar como operador de radio, pasando música y tocando en bares o clubes". Por supuesto, su voz se impuso y terminó convirtiéndose en vocalista.

Así fue como inició su carrera como solista, haciendo tangos y baladas, aunque sobre la batería destaca que la sigue tocando en sus ratos libres. "En las pruebas de sonido me pongo a tocar un poco y tengo una batería en casa armada. Se la había comprado a mi hijo porque pensé que iba a tocar, y después me quedó para mi. También me gusta comprar vinilos, hay mucha gente que remata cajones, yo los compro, los selecciono y voy quedándome con lo que me gusta", señala.

Y aclara que en su gran colección, aún tiene los discos de su época como operador de radio, como las primera ediciones de "Soda Stereo, Enanitos Verdes, Virus y la música de los ´70 de mi papá": "Soy fanático de la música en disco, la colecciono. Me gusta Elvis Presley porque me rompía la cabeza cuando lo escuchaba. También soy fan de Rubén "El Negro" Juárez. Es mi referente en el tango, tuve la suerte de verlo en vivo y la única deuda pendiente que tengo es haber podido cantar con él sobre el escenario (Rubén Juárez falleció el 31 de mayo del 2010 a los 62 años). En la música siempre existe una rivalidad, si sos de Soda, no sos de los Redondos y yo digo ´porque no escuchas y disfrutás las dos cosas´".

Por sus hijos -sostiene-, tiene la oportunidad de seguir escuchando música "nueva". "Algunos artistas me encantan, otros no me gustan tanto y algunos no me gustan nada. Los que pudimos disfrutar de todas las bandas de los ´70 y ´80 sabemos que esa época va a ser irrepetible. Son cosas que nacieron en esa época y no creo que se vuelvan a repetir, aunque me encantaría que pase", destacó. Fue su participación en "Elegidos, la música en tus manos", reality que conducía Marley por la pantalla de Telefe, la que catapultó su carrera, le permitió granar su primer álbum musical y ganar el premio Gardel en la categoría Mejor Nuevo Artista de Tango. "Nunca pensé en participar en el reality", destaca. 

Fue el mayor de sus hijos el que lo convenció, lo anotó y le allanó el camino. "Mi hijo mayor me hizo ver la primera temporada y me dijo que era el programa que tenía que participar. Pero yo no estaba convencido, muchos amigos fueron y les fue mal. No tenía ganas de competir, pero me anotó el último día cuando estaban cerrando la inscripción. Me llamaron de la producción, partícipe de los casting y lo disfruté mucho", recuerda en diálogo con BigBang.

Apoyado por su familia, amigos y el jurado compuesto por Axel, Soledad Pastorutti, El "Puma" Rodríguez, y Ale Sergi y Juliana Gattas de Miranda!, Vázquez llegó a la final, interpretó "Tarde" y se impuso a su rival, Nicolás Reyna, con el 67% de los votos. "Me hice mucha gente amiga, con diferente cultura, pero con sentimientos buenos para con el otro. Yo competía con personas que podrían ser mis hijos y me agarró en el momento justo", sostiene.

Y agrega: "Me preparé sobre todas las cosas para sobrevivir a la tele, porque hay mucha gente que se sube a un avión cuando todavía no se compró el pasaje. Al ganar, la gente por la calle me preguntaba porque no estaba de gira con El Puma y yo sabía que tenía que remarla a pesar de haber ganado el reality. Ese logro se lo debo a mi hijo, a la gente que se bajó la aplicación para votarme y al jurado. Un montón de gente confío en mi", afirma.

Durante toda su carrera cantando en bares o clubes de la Ciudad, Vázquez se movió entre el tango, su base, la balada, el bolero y el melódico, entre otros, a oído. Pero tras su paso por "Elegidos", se puso a "estudiar" y sostiene que todos los días se aprende algo distinto. "La pandemia nos hizo darnos un golpazo fuerte. Empezamos a valorar un montón de cosas, porque el artista pasa vida detrás del mango. Ahora trato de disfrutar al máximo el presente, pude aprender un montón de cosas y en estos últimos cinco años tuve un montón de cosas positivas. Yo nunca tuve una clase de tango y hoy valoro poder tenerlas y aprender. Todos los días sigo aprendiendo", resalta.

Y continúa: "Cuando se terminó el reality, me topaba con personas que pensaban que ya tenía mi vida resuelta porque había ganado en la tele y era todo lo contrario, ahí comenzaron las peores exigencias y para eso hay que estar preparado, para bancarse los shows y saber que esto no es solo cantar y punto.Lo que me ha servido mucho es haber hecho inferiores, haber cantado en bares para tres o cinco personas. Lo de la tele fue una bisagra para mí, me sirvió para grabar mi primer disco, ganar un Gardel y me empezaron a convocar para eventos. Es lo más lindo que te puede pasar, pero lo importante es no olvidarse de las raíces. A mi me gusta volver a cantar en los lugares que me dieron una oportunidad".

El próximo 1° de abril, presentará oficialmente en Buenos Aires su flamante álbum “Yo te propongo”, acompañado por una banda dirigida por Chino Asencio, quien también es productor del disco, para darle un marco apropiado a esta aventura de cantar clásicos de ayer, de hoy y de siempre y llegar al corazón de la gente. A lo largo de su carrera, Vázquez supo desempeñarse como cantante de tango, boleros, baladas, melódicos y hasta cumbia. Por eso, sobre su rol como cantante multifacético, concluye: "Tuve una banda de cumbia y cuarteto cuando empecé a tocar en el auge de la bailanta. Empecé cantando eso, pero yo soy más que un cantante de un género. Me considero un intérprete de canciones que dicen algo. Me pasa con el tango, las baladas y también con el cuarteto y la cumbia. A pesar de ser alegres y divertidas, tienen contenido y temas profundos". 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!