Secciones
Show

La nieta de Susana de novia con un joven que mató a tres personas por manejar borracho

Se trata de Gianmarco Dolce, el hijo de Bárbara Durand que en 2013 atropelló y asesinó a tres obreros en la Panamericana.

"El romance del verano". Esta semana, la revista Hola lleva a su portada la confirmación de la relación entre Lucía Celasco y Gianmarco Dolce, el hijo de Bárbara Durand que en 2013 atropelló y asesinó a tres obreros en la Panamericana. Pese a que manejaba en estado de ebriedad, la causa quedó archivada un año después luego de un "arreglo privado" entre las partes.

Los fotógrafos de la revista Hola lograron captar a la pareja a los besos en La Brava de José Ignacio. En la nota que acompaña las imágenes se destaca que se trata del primer novio que Lucía presenta tras su relación de cinco años con el empresario gastronómico Joaquín Rozas (también ex de Mica Tinelli) y se hace una lavada alusión a la causa por homicidio culposo que enfrentó el joven de 17 años.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Si bien de chico salió en alguna nota con su famosa mamá, su nombre fue noticia y tuvo repercusión mediática en 2013 cuando a sus 19 años protagonizó un fatídico accidente automovilístico que provocó la muerte de tres personas en la autopista Panamericana mientras él manejaba una camioneta. Imputado por homicidio culposo, la causa fue archivada un año después luego de que las partes llegaran a un arreglo en una mediación penal. Un episodio tristísimo, que aseguran lo marcó tanto a él, como a su familia de por vida".

Lo que la revista omitió es que, al momento del accidente, el joven de 19 años conducía con 1,14 gramos de alcohol en sangre, más del doble del máximo permitido, que es de 0.5. El choque tuvo lugar en la madrugada del 26 de abril de 2013, en el cruce de la Panamericana y la ruta 197, mano al norte; a la altura de El Talar, partido de Tigre.

El ahora modelo regresaba a su casa en el country Ayres del Pilar abordo de una camioneta Ford Ranger color blanco. Tras una maniobra imprudente -se investigó incluso si llegó a quedarse dormido-, cruzó los tres carriles de la vía más rápida a la más lenta y aplastó a un Volkswagen Gol que estaba detenido en la banquina con tres obreros que esperaban la llegada de un compañero para ir a trabajar.

Si bien fue imputado por "homicidio culposo", la poderosa familia del joven logró un acuerdo de partes y el fiscal de Talar de Pacheco, Diego Molina Pico, se vio obligado a archivar el expediente.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios