Secciones
Show

La orden de Mühlberger a su jefe de prensa: pedía que no fueran famosos gordos, negros y peronistas

El médico se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria y es investigado por haber violado la cuarentena, por promocionar una supuesta cura para el COVID-19 y por abandono de persona.

Mientras la Justicia define cómo sigue la causa de Rubén Mühlberger, el médico detenido e investigado por haber violado la cuarentena, por promocionar una supuesta cura para el COVID-19 y por abandono de persona, en Intrusos dieron a conocer detalles sobre el trato que mantenía el polémico doctor y su forma de pensar a la hora de tratar a sus pacientes.

El médico se encuentra detenido, en prisión domiciliaria por ser un paciente inmunodeprimido. Fue acusado de violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio al mantener funcionando su clínica, Klinik Mühlberger, de promocionar en el establecimiento una supuesta cura para el COVID-19 y por abandono de persona, a raíz de la denuncia que hizo una mujer luego de asegurar que su padre había sido atendido en el centro médico y a los 15 días murió.

En este contexto, Rodrigo Lussich contó que Mühlberger le decía a Wally Diamante, su jefe de prensa: “´No me traigas ni gordos, ni negros, ni peronistas’. Esa es la orden que le baja a su jefe de prensa”, contó el panelista del ciclo de América TV.

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

“Tengo una mala noticia… los peronistas somos todo eso, así que no vamos a ir ninguno. Igual, coincide con la ideología con su jefe de prensa que también es así”, retrucó Jorge Rial, visiblemente molesto.

Días atrás, Mühlberger había roto el silencio desde su hogar, tildó su detención como “injusta” y comparó su caso con la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin: “Fijate todo lo que le hicieron, hubo muerte y dolo, y fueron a la clínica a sacar los endoscopios”.

Mülhberger dijo que en esa ocasión la Justicia “no revisó ni las habitaciones, ni el quirófano ni nada” y que Pérez Volpin era “una mujer mediática y política”. “Entonces… Viste… acá hay una mano negra, pero todo saldrá a la luz”, cerró el médico, que está siendo investigado por las graves irregularidades en su clínica de Retiro.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Temas

  • Ruben Mühlberger

Comentarios