Secciones
Show

La serie de Luis Miguel vuelve en abril: el viaje final de su mamá y la historia de su hija "oculta"

La biopic volverá el 18 de abril a las 21 por Netflix.

La serie de Luis Miguel regresará el próximo domingo 18 de abril a las 21 horas por la plataforma de streaming Netflix. A diferencia de lo que sucedió con la primera entrega, la totalidad de los capítulos será cargada en tiempo real, dado que el contrato del cantante con la cadena televisiva mexicana que los obligaba a "liberarlos" de forma semanal no llegó a buen puerto. Los ejes que abordará y el avance en torno a la desaparición de la madre del cantante, Marcela Basteri; y la conflictiva relación que mantuvo con su primera hija hasta reconocerla.

“Espero que venga igual porque es una continuidad, con cosas muy importantes e igual de fuertes, de difíciles. Es todo lo que sigue siendo la vida de una estrella, que ya no hay muchas”, aseguró Miguel Alemán Magnani, amigo del cantante y productor ejecutivo de la serie.

La primera parte recorrió el inicio de la carrera del músico hasta que éste cumplió los 22 años. Por esta razón, no se descarta que esta segunda temporada detalle los romances más importantes en la vida de Luis Miguel, como los vínculos amorosos que forjó con Mariah Carey, Daisy Fuentes, Salma Hayek y Aracely Arámbula, entre otras.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La bronca de Stephanie Salas, la hija de Luis Miguel, por el modo en el que se presentó a su mamá en la serie

Un dato no menor es que ya se confirmó que la serie abordará el nacimiento de Stephanie Salas, la hija que el mexicano negó durante casi dos décadas. En su momento, fue la propia Salas quien cuestionó a la serie, dado que daba a entender que la concepción de su hija fue durante una noche de copas y despecho; mientras que ella sostiene que mantuvo durante años una relación abierta con el cantante.

“Mi mamá tiene carrera de años y hoy en día es todo por la serie. O sea, la serie si está muy bien hecha, lo que tú quieras, pero sigue siendo una serie, eso no es un blog de mi vida. Por favor, señores: es una serie. Somos una familia y en verdad amo y respeto a cada uno de los seres de mi familia”, sumó.

“Siempre he sido una persona muy privada, creo que cada quien tiene sus proyectos, cada quién tiene su vida. Respeto los proyectos tanto de mi papá, como de mi abuela, como de mi mamá;  pero todos tenemos identidades diferentes”, reforzó Michelle.

Por último, la primogénita del cantante aseguró que, por el momento, no piensa brindar ningún detalle vinculado a cómo fue el reencuentro con su padre: “Si algún día quiero contar y hablar de mi vida,  lo haré en su momento de la manera en como yo la quiero hacer y como me sienta cómoda, en el momento que tenga qué ser, no tiene que ser un desastre o un rollo”.

Una de las claves de la primera parte de la serie de Netflix fue la atrapante historia oculta de “El Sol” mexicano: la tormentosa relación padre-hijo y el camino al éxito del cantante fueron los ganchos para atraer al público. A esto, además, se le sumó el relato de la desaparición de la mamá de Luis MiguelMarcela Basteri, así como el esfuerzo del artista por encontrarla.

Pero para que el músico accediera a contar su historia, la producción tuvo que ponerle sobre la mesa unos cinco millones de dólares. Carlos Bremer, presidente de VALUE, el grupo que financia la producción de la serie, dio a conocer que el cantante había cobrado esta suma para darle el visto bueno a la primera parte de la tira que paralizó a las redes sociales con memes y opiniones.

El viaje final de la mamá de Luis Miguel: cómo fueron los últimos días de Marcela Basteri

 

No hacía frío aquel lunes 19 de agosto de 1986, pero la familia Basteri ya no sabía qué tema inventar para romper el clima de nerviosismo que imperaba en el auto. En la parte de atrás, el pequeño Sergio, con tan sólo dos años, no paraba de llorar. Tenían todavía un viaje de 50 minutos desde Carrara hasta el Aeropuerto Internacional Falilei de Pisa, desde donde Marcela viajaría a España para reencontrarse con su hijo mayor, Luis Miguel.

Marcela llevaba siete meses sin verlo. Inmersa en una profunda depresión por el fracaso que significó para ella no haber podido ponerle un freno a la explotación y el abuso que ejercía Luis Rey sobre su hijo de sólo 15 años, la italiana hizo sus valijas y partió rumbo a la región de La Toscana para refugiarse en su casa paterna. Sólo se llevó a su hijo menor. Alex y Luis Miguel quedaron “a cargo” de su padre.

Pero un llamado lo cambió todo. Luis Rey, desde España, la contactó porque necesitaba su firma para “algunos papeles” de la carrera de su hijo. Marcela, decidida a no regresar a los brazos de su ex, aceptó el encuentro, aunque le pidió que estuviera su hijo presente y que sólo hablaran de lo único que los ataba en ese momento: los millonarios bienes que Luis Rey había amasado gracias a la carrera de su hijo y que, para resguardarlos del fisco, estaban todos a nombre de la italiana.

“Ella nos dijo que le había pedido firmar unos papeles sobre propiedades y permisos”, recordó años después Adua Basteri, tía de Marcela y la última persona que la vio antes de que abordara el avión rumbo a Madrid, ciudad en la que se “esfumó”. Días después de aterrizar, la mujer llamó a Italia para precisar cuáles serían sus movimientos: viajaría a Chile junto a Luis Rey y su hijo menor, Sergio, para ver a Luis MiguelAlex, el del medio, quedaría a cargo de su abuela. Luego, regresaría a Italia.

Esa fue la última vez que Marcela tuvo contacto con su familia. “Me llamó y me dijo: Tía, voy a Chile a encontrarme con Micky; porque necesita mi firma para poder cantar. Después de eso, no la escuché más. Regresó el marido, pero ella no”.

Pero, ¿qué pasó? ¿Por qué Marcela nunca viajó a Chile? “Cuando Marcela Luis Rey se fueron (al aeropuerto) dejaron a Sergio al cuidado de su abuela paterna, Matilde. Sergito no viajó con ellos, aunque ella me había dicho que lo haría”, sumó Adua. Las versiones del padre de Luis Miguel sobre lo que sucedió ese día fueron cambiando con el tiempo.

En un principio, el español les dijo a sus hijos que su madre le había pedido regresar a Italia porque quería reencontrarse con su novio. “Como no sabía qué había pasado, lo llamé a Alex y le pregunté: ‘¿Qué dijo tu papá cuando regresó sobre tu mamá?’. Y él me dijo: ‘Nada, me dijo que no lo había acompañado y que había regresado a Italia. Sergito se quedó la abuela y conmigo’”, advirtió Adua.

Con el correr de los años, Luis Rey desempolvaría otra versión de los hechos para explicar la falta de contacto de la madre de sus hijos. Según el español, Marcela se había “ido a Italia” para reencontrarse con un tal “Mario”, un siciliano a quien había conocido un año antes durante la gira que dio su hijo en Europa.

“Mi sobrina no tenía a nadie en Italia, sólo me tenía a mí, a su padre y a su hijo Sergio”, desestimó la tía de Marcela, quien rompió vínculo con el cantante y lo acusó de no haber buscado a su mamá. Según Adua, su sobrina está muerta y cree que fue Luis Rey quien la asesinó: “Seguramente la mató su marido. Tal vez Marcela sabía muchas cosas o tenía miedo de que las descubriera”.

Según el entorno de Luis Miguel, el cantante tiene probado que su madre murió de causas "no naturales"; aunque se niegan a brindar los “morbosos” detalles del crimen. La única certeza es que aquel 18 de agosto, Marcela se embarcó engañada en el que sería su viaje hacia la muerte.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios