Secciones
Show

La venganza final de Wanda contra Icardi: la mudanza con sus hijos al país y el enojo de los chicos

Del encuentro con L-Gante a su decisión de instalarse de nuevo en la Argentina.

De mal en peor. Wanda Nara regresó en los últimos días al país y confirmó (una vez más) su separación de Mauro Icardi. Pese a la escapadita romántica a las Islas Maldivas y a los chats privados (que según el entorno de la empresaria son un fake) que compartió desde Turquía el futbolista, la hermana de Zaira no sólo se reencontró con L-Gante, sino que además firmó un millonario contrato que terminó por desatar la crisis terminal con el padre de sus hijas Francesca e Isabella.

Según confirmó el periodista Ángel De Brito, Wanda regresó al país para cumplir con algunas producciones fotográficas y firmar un importante contrato con Telefe. ¿El proyecto con el que busca romperla el 2023? Nara grabará, cual Carolina "Pampita" Ardohain, un reality en el que promete no sólo mostrar toda su intimidad, sino también revelar por primera vez todos los detalles de su separación.

"Va a contar todo lo que hasta ahora no contó", anticipó el conductor, al tiempo que precisó: "Va a ser al estilo de Soy Georgina (la serie de la pareja de Cristiano Ronaldo en Netflix). Van a ser episodios sobre su vida, va a mostrar cómo fue de las Topper a Gucci", sumó con su característica ironía.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La firma del contrato fue el disparador de la furiosa pelea que Wanda mantuvo con Icardi antes de abandonar Turquía. Y es que, pese a que el delantero pensaba que tras el viaje todo regresaría a la normalidad, la decisión de avanzar con el proyecto de Telefe puso al matrimonio tras las cuerdas. ¿El motivo? El plan de Nara es instalarse de nuevo en la Argentina junto a sus cinco hijos: Valentino, Constantino, Benedicto, Francesca e Isabella.

Tal y como expuso el propio Icardi en el polémico live que realizó desde Estambul, los hijos mayores de Wanda no sólo no aceptan la posible relación con L-Gante, sino que además no aprueban sus constantes viajes laborales a la Argentina. Cabe recordar que, meses atrás, Wanda y Mauro firmaron un acuerdo de tenencia compartida en el que establecieron que pasarían veinte días de corrido con sus hijas cada uno.

La idea de abandonar Europa e instalarse en la Argentina tampoco les gustó a los chicos, quienes salvo el mayor (Valentino, que nació en la Argentina), todos nacieron en Italia y tienen allí su arraigo. El año pasado, cuando los Icardi viajaron en diciembre de París a Buenos Aires para pasar las fiestas en familia, Wanda compartió una historia en la que se podía escuchar la queja de su hijo mayor, quien prefería pasar sus vacaciones en Italia y no en la Argentina. "Quiero ir a Italia, Italia es mi casa", reconoció.

Lo cierto es que la empresaria debía viajar el viernes de la semana pasada al país, pero tuvo que demorar un día el vuelo porque, tras la discusión familiar, alguien le "robó" el pasaporte. Si bien en un principio se especuló con que fue el propio Icardi quien se lo retuvo, ahora desde el entorno de la empresaria reconocen que tal vez pudo haber sido alguno de sus hijos, enojados por el nuevo viaje de su madre.

Una vez resuelto el trámite, se subió al avión y fue durante el vuelo que le confirmó (una vez más) al futbolista que la relación se había terminado. La información fue confirmada por Ana Rosenfeld, abogada de la empresaria. "Muchos vieron el viaje (a las Maldivas) como una reconciliación, pero Wanda se encargó de aclarar que apostó por la pareja y que no funcionó", recordó, en alusión a la historia de Instagram que publicó desde el avión.

"Wanda no subía nada (a las redes sociales), porque hasta no tener resuelta la situación (con Icardi) no le parecía correcto. Ella está mal, muy triste, porque cuando vos apostás a una pareja de tantos años, tratás de que llegue a buen término. Pero en este caso puedo asegurar y confirmar que ella sigue con el trámite de la separación", destacó.

La abogada también reconoció que, además del cimbronazo que significó para el matrimonio el affaire de Icardi con Eugenia "la China" Suárez, también tienen diferencias por el futuro profesional de Wanda. "Son muchas cosas las que no funcionan en un matrimonio cuando no vuelve a haber confianza, cuando los sentimientos se quiebran de alguna manera y hay otras cosas en cuanto a lo laboral y las opciones que ella está pidiendo tener para poder seguir adelante con su trabajo y Mauro la quiere en la casa".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!