Secciones
Show

Lali reveló cómo fue crecer en el "mundo Cris Morena" y apuntó contra el estereotipo de belleza de las series

La actriz y cantante analizó su infancia y advirtió las presiones "estéticas" de la ficción.

Lali Espósito comenzó su carrera a los ocho años, cuando hizo su primera aparición televisiva en el ciclo infantil Caramelito y vos. A los doce años hizo su desembarco en la productora de Cris Morena con la tira Rincón de Luz y, desde entonces, fue convocada para cada uno de los proyectos televisivos de Morena. Cómo fue crecer delante de las cámaras, las presiones por la perfección y el concepto de belleza que hoy, años después, busca deconstruir con su carrera.

"Siempre fui una adolescente relajada, aún inmersa en un universo estético como el de Cris Morena, donde sabemos que siempre tuvo un gran protagonismo la belleza", reconoció la también cantante, en diálogo con la revista Gente.

Sin ir más lejos, una de sus compañeras en Casi Ángeles y luego en la banda Teen Angels, Rocío Igarzábal, reconoció tiempo atrás que sufrió trastornos alimenticios y que necesitó "correrse de los medios" para recuperar su salud. "En mi caso, nunca me sentí exigida o incómoda; no sé si por mi inconsciencia. Probablemente no me daba cuenta yo, no digo que no pasara", reconoció Lali.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

"Soy súper consciente de la sociedad en la que crecí. Siempre tuve personajes divertidos y tuve claro que el centro de lo que tenía que hacer no era la belleza", sumó. En los últimos años, la cantante se convirtió en un referente del movimiento feminista en la Argentina, en especial por su explícito apoyo a la despenalización del aborto. "Cualquier manager te pediría que no dijeras nada, pero yo no puedo ser así; no me sale, no podría trabajar de esa manera. Soy real".

Su inclinación por la comedia y sus dotes musicales hicieron ayudaron en su blindaje para con los estereotipos de belleza, tan marcados y hegemónicos durante sus primeros años de carrera. "Siempre me tiró el escenario. Eso hizo que me parara más desde un lugar artístico. Bailo, canto; mal o bien, pero nunca necesité de la aprobación de lo hegemónico".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!