Secciones
romance

Lali y su nuevo novio en Buenos Aires: trabajo en pareja, presentación familiar y paseos

Se conocieron en la grabación de Sky Rojo. El director español está en Buenos Aires. 


En septiembre de 2020, Lali Espósito le puso un punto final a su noviazgo con Santiago Mocorrea. Habían estado juntos durante tres años y medio y el inicio del romance había sido un flechazo. Primero trabajaron juntos, se conocieron y se enamoraron. 

Apenas llevaban un par de meses en pareja, cuando Lali y Santiago se fueron juntos de vacaciones. El lugar elegido en aquel verano había sido Punta del Este, en Uruguay, lugar que la cantante comenzó a frecuentar a la medida que su éxito crecía. 

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero durante aquellos ella no estaba sola. La artista había alquilado una mansión en Punta Ballena y pasaba sus días con toda su familia: su padres Carlos, su madres María José Riera y sus hermanos Patricio y Ana Laura. Así que recién cuando toda los Espósito regresaron a Buenos Aires, Mocorrea viajó a Uruguay.

Si algo tiene en claro Lali es que, a la hora de sus romances, sólo se los presenta a su familia si tiene la profunda sensación de que será algo serio. En 2017, las cosas recién habían comenzado con Santiago. Cuando él llegó a Punta, ella cambió sus hábitos en Uruguay: dejó de ir a la playa, casi no salían por las noches y disfrutaban de la intimidad y de la piscina de la casona en Punta. 

 

El amor siguió y muy bien. Incluso convivieron en una casa en Buenos Aires. Para esa altura, Lali los presentó a toda su familia. Al verano siguiente, todos convivieron en una mansión de La Barra, a pocos kilómetros de Punta del Este, que tenía salida a la playa. Cada tarde, Santiago era uno más entra la familia Espósito. 

Pero la relación se fue apagando con el tiempo. Las obligaciones contractuales de la mega artista, los viajes por las giras y, finalmente, la convivencia por la cuarentena a causa de la pandemia de coronavirus fueron determinantes para el final del amor. 

 

"Quiero contarles de mi boca, para evitar cualquier mal entendido o desinformación, que con Santi decidimos separarnos. Nos amamos y respetamos profundamente. Esta es nuestra decisión hoy", escribió Lali en su Twitter. Era septiembre de 2020. En aquel momento, la actriz viajó a España para grabar la serie Sky Rojo. No sabía que ahí se reencontraría con el amor. 


Un mes y medio después de confirmar su ruptura con Mocorrea, Lali enfrentó rumores de romance con su compañero y colega Miguel Ángel Silvestre, un español que levanta suspiros en cada ficción en la que aparece. La noticia fue un bombazo. 


Pero unas horas después, todo se aclaró. En realidad, el nuevo amor de Lali era un español pero no Silvestre. El nuevo hombre que la habiá enamorado era David Victori, el director de la serie Sky Rojo, con el que había tenido buena química apenas se conocieron.

Esa misma semana, la actriz y el director fueron fotografiados besándose en un bar de Madrid. Ella, al ver las imágenes publicadas, negó el romance. “Es sólo una amigo”, atinó a explicar, aunque nadie le creyó. 

 

Enseguida, dijo en una entrevista:  "¡Qué manía la de la sociedad de ver a dos personas normal, pasándola bien y ya casarlos y hacerles tener cuatro hijos. El titular es: 'El nuevo novio'. ¡Pero me muero! ¿Una vez que estoy soltera ya me encajan otro novio?".

Y agregó: "Somos amigos, somos compañeros. Él es lo más. Nos queremos mucho y no voy a ocultar ninguna (relación), eso sería una estupidez. Vivimos nuestro momento con mucho cariño. Pero somos personas que estamos libres. Yo vengo de una relación que fue muy hermosa y que llevó sus años también. Estoy conectada conmigo misma. Así que no tengo novio, ni lo tendré por el momento".

"Estoy haciéndome cargo de un momento muy lindo en lo personal. Con mucho respeto a mi relación anterior y a la gente que conozco acá ahora y con la que me puedo llevar bien y puedo tener relaciones bonitas", cerró la artista, en aquel momento.

Pero el amor creció. Tanto es así que, luego de unos meses separados, David viajó a Buenos Aires y se instaló en la casa de la actriz la semana pasada. Mientras ella graba La Voz, el reality de Telefe donde es jurado, él la acompaña en cada grabación. 

 

De hecho, ya es normal verlo en los estudios de Martínez, y el director forma parte de la lista del personal hisopado que la producción envía cada semana para los controles sanitarios. Detrás de la silla de jurado de Espósito, el español aguarda en cada momento a su novia. 

Pero hubo más. Además de recorrer Buenos Aires, siempre respetando las medidas sanitarias vigentes, Victori también mantuvo una reunión al aire libre y con distanciamiento con toda la familia de Lali. La semana pasada, cuando apenas llevaba tres días en Argentina, Lali presentó a su nuevo novio a sus padres. 

 

Aunque, en un principio, ella negó iniciar cualquier tipo de romance, la relación entre la cantante y el director va muy en serio. De hecho, analizan pasar una temporada en Europa. Ella se iría a vivir a la casa del español y encararían juntos nuevos proyectos profesionales. 

El director de 38 años ya está acostumbrado a las persecuciones de los paparazzis. Antes de salir con Lali, estuvo en pareja con la actriz Ana de Armas, quien tuvo un noviazgo con Ben Affleck. En lo profesional, cosecha millones de seguidores y de muchos premios. 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!