Secciones
Por redes sociales

Llinás estalló y cargó con furia contra Feinmann y Viale: "Eduardo Fakeman y Gordito Llorón"

La actriz cargó contra los conductores de LN+ porque le atribuyeron un tuit falso.

Verónica Llinás arrancó la semana con todo. Luego de los disturbios durante la marcha contra Luis Puenzo, ex titular del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), la actriz mantuvo un intenso ida y vuelta con el diputado por Avanza Libertad, José Luis Espert, sobre la crisis en la institución que promociona y fomenta el cine nacional. 

"De todo esto se colige que lo que habría que cerrar, José Luis, es la boca, cuando uno no tiene la menor idea de lo que está hablando. O, en todo caso, conseguirse mejores asesores- ya que hablamos de trabajos ineficaces costeados por las arcas públicas-”, manifestó por Twitter la artista luego de que el legislador la tildara de "simpatizante K". 

Lo cierto es que horas más tarde, la actriz estalló contra los conductoras de LN+, Jonatan Viale y Eduardo Feinmann, a los cuales acusó de adjudicarle un tuit que habría escrito tras la asunción del presidente Alberto Fernández. "Después de 4 años de hambruna neoliberal, al fin podemos volver a un cine clasista, combativo, anti fachos y contra cultural", reza el mensaje que le fue atribuido, erróneamente, a la actriz.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Molesta por lo ocurrido, Llinás acudió a sus redes sociales y decidió, amablemente, pedirle a los conductores que chequeen la información y le pidan disculpas por el error. "El tweet en cuestión es un fake. No expresa mi pensamiento ni corresponde (en su tono desaforado, en su poco rigor gramático y ortográfico) a la manera en que elijo expresarme habitualmente. Contrariamente a lo que allí se sugiere, nunca he demostrado militancia partidaria. Ni kirchnerista ni de ningún otro partido", explicó.

Y sumó: "Es por eso que no podrán encontrarme en ningún spot, acto de campaña de ningún tipo, ni encontrarán en mis notas ni en mis tweets expresión alguna en ese sentido, salvo en uno, esperanzada- acaso ingenuamente- por un discurso de Alberto donde habló de la IVE, causa con la cual me comprometí (y que ha sido mal interpretado). Entiendo que en estos días álgidos de la política, no haya tiempo para chequear debidamente la información".

En ese sentido, la actriz le pidió a Viale y a Feinmann, "en nombre del buen periodismo", que verifiquen sus fuentes. "Relacionarme con el kirchnerismo solo por haber hecho humor contra el gobierno de Macri es una visión demasiado simplista para periodistas con la responsabilidad que recae sobre ustedes. No colabora, a mi criterio, que periodistas con el grado de visibilidad de ustedes, se deshagan del tema en tono desdeñoso y burlón y lo reduzcan a la intrascendente cuestión de mi ser o no ser kirchnerista", opinó Llinás, quien además reveló que a partir de lo ocurrido comenzó a recibir "una catarata de expresiones cargadas de odio" que lejos está de fomentar debate alguno.

Como los periodiostas decidieron hacer caso omiso e ignoraron por completo su pedido, horas más tarde la propia actriz redobló la apuesta, dejó a un costado su lado más cortés y cargó con furia contra los conductores de LN+: "No pidieron disculpas ni @JonatanViale ni @edufeiok por burlarse de mí con un tweet falso. Y eso que los traté con todo el respeto que no se merecen. Tal vez si los hubiera llamado Eduardo Fakeman y Gordito Llorón habría tenido mas visibilidad. Pero no, me parecería mas a ellos". Pero no conforme con eso, su descargó 2.0 siguió contra los "haters"o trolls de la red social.

Resulta que los mensajes cuestionando sus dichos y acusándola de ser afín al kirchnerismo no cesaron, razón por la cual disparó: "Toda mi solidaridad con los troll centers y servicios, que deben estar tiki tiki tiki buscando algún archivo mío en algun acto, en algún spot, alguna nota hablando maravillas (o simplemente bien) del kirchnerismo, o contra el fondo... un mísero archivo para que los Feinmans, los Viales y los Espert de la vida puedan taparme bien la boca y volver a ridiculizarme mediáticamente (planteándo una guerra de un millón contra uno). Lo siento muchachos, no lo van a encontrar. ¿Saben por qué? Porqur ese archivo no existe. ¿Podemos ahora hablar de lo importante?"

Finalmente, sostuvo que "un país sin cultura es un país embrutecido y básico" y cerró: "Es un rebaño fácilmente manejable a fueza de operaciones y fake news. La libertad que todos ansiamos depende de ella porque la ignorancia es una forma de esclavitud. Fomentar la cultura es fomentar la libertad".

El  conflicto entre la actriz y los periodistas se dio luego de que diferentes actores del sector audiovisual convocaran a una concentración para exigir la renuncia del titular del INCAA el lunes pasado. El principal descontento con la gestión del cineasta tuvo que ver con la no modificación del Plan de Fomento, impuesto en el gobierno de Mauricio Macri que concentra la producción cinematográfica en las productoras más grandes radicadas en AMBA.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!