Secciones
Dudas

Los agresores dudan de Valeria Mazza y de su hijo: "No hay un informe médico de la supuesta operación"

El esquiador de 20 años sufrió  una fractura en la mandíbula por la que debió ser operado.

La brutal golpiza que recibió Tiziano Gravier, el hijo de Valeria Mazza, sigue dando que hablar. Franco Zampini y Jesuan Monzón, de 26 y 27 años, respectivamente, fueron acusados de golpear al joven e imputados por un delito que prevé de 1 a 6 años de prisión. Para el fiscal Rodrigo Santana, le pegaron tras llamarlo “Tincho” en una alusión despectiva hacia los jóvenes de clase alta, y por lo tanto se trató de un caso de “discriminación inversa”.

El juez Hernán Postma decretó la prisión preventiva de los agresores por 90 días, tal como pidieron la fiscalía y los abogados de Tiziano, a raíz de la pelea que terminó con el esquiador de 20 años con una fractura en la mandíbula por la que debió ser operado, algo que el abogado defensor de los atacantes, Jorge Bedouret, puso en duda. “Primero y principal, nunca tuve acceso al informe médico de la supuesta operación en Buenos Aires”, sostuvo.

El letrado dialogó con Cadena 3 de Rosario y aseguró que hay discrepancias en el caso que llevan adelante los padres de Tiziano en contra de Franco y Jesuan. Además, advirtió que en la próximas horas apelará la decisión de la justicia de detener a los acusados. Yo vi fotos después de la operación que son muy llamativas. La víctima está sentada en una cama, semidesnuda porque tenía unos cables y algunas cosas en el pecho", detalló Bedouret. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Y agregó: “Las fotos muestran que no tenía ninguna marca en el cuerpo, ni cicatriz de la cirugía. No tenía ninguna marca en el cuerpo ni portaba marcas de cirugía. No estaba vendado ni nada de eso. Entonces, yo lo que necesito para probar que existió esa cirugía es un informe médico”, precisó el abogado defensor para volver a sembrar la duda: “¿Qué cirugía se hizo?; ¿Había realmente una fractura? No lo sé...".

Por otra parte, el abogado evitó ser cauteloso y advirtió que Rodrigo Santana, el fiscal a cargo de la causa, recibe constantes llamados de parte de la familia Mazza. "No solo lo presionan funcionarios públicos, judiciales y ejecutivos. También el fiscal está entongado con el juez”, sentenció. En el día de ayer, Elisabet, la madre de Jesuan, dio una versión completamente distinta sobre cómo habría comenzado la pelea.

Según contó la mujer, Franco Jesuan fueron al boliche del barrio de Pichincha para festejar el cumpleaños de uno de sus primos. “Lo que me contó Jesuán es que él salió a fumar y este chico, Tiziano, lo miraba. Hasta que en un momento le dijo a Jesuán: ‘¿Qué mirás, bobito?’ Entonces se acercó Franco y Jesuán le dijo: ‘Este me bardeó'. Y seguro algo más les dijeron. Después pasó lo que se vio en la tele: se acercaron y le pegaron”, contó Elizabet. 

Además de descartar que su hijo le haya dicho "Tincho" al hijo de Valeria Mazza, reveló: “Mi madre tiene 70 años y cuando vio el noticiero me dijo: ‘Qué cosa, pobre el hijo de Valeria, espero que los otros se entreguen’. Cuando Jesuán nos dijo que había sido él, a mi madre casi le agarra un ataque. Llegó a casa y me dijo: ‘Mami, me mandé una cagada: le pegué al hijo de Valeria Mazza’". 

Valeria Mazza contó que su hijo evoluciona bien, destacó que perdonaría a los agresores y llamó a la reflexión. “Tiziano está cada día mejorando, vimos al cirujano que le dio ejercicios para que empiece a mover la boca y los músculos, tiene unas gomitas además de las placas de titanio. Dos tornillitos en las encías de arriba y de abajo y e dos días se las empieza a sacar para comer puré o algo un poco más solido, ahora todo en pajita”, dijo.

La modelo habló en Radio con vos y contó que su hijo al comienzo estaba "muy angustiado" y que tiene "un psicólogo deportivo con el que trabaja su competencia de alto rendimiento" con el que ya habló para que no le queden secuelas. "Él nos contó el episodio, cómo había sido y en las primeras horas que estuvo muy angustiado, ‘¿por qué a mí?, te juro que o hice nada malo’ decía y con los días pasó a decir ‘esto no puede pasar’ y quiere salir a hablar", reveló.

 

De acuerdo con Valeria, lo que vivió su hijo "es violencia" y manifestó: "Nos vamos como anestesiando porque vamos viendo y escuchando tanta violencia que es una mas, a veces toca cerca, a veces hay casos tan dramáticos y te conmueven porque es imposible no sensibilizarse y otras te toca en primera persona. Que haya tomado estado público es para decir ‘hablemos de esto y qué vamos a hacer’”.

Además, se mostró muy en desacuerdo con el concepto de “discriminación al revés”, que utilizó el diario Clarín en su tapa. “Es discriminación, no es al revés, ni al derecho, ni al costado, me parece que no me gustó la frase esa. Es discriminación. Estamos todo el tiempo etiquetándonos. Me preguntó cómo estaba Tiziano y después me dijo que cuando hablé, me había faltado decir que era por envidia, y le dije que no, que no importa, porque la discriminación y la violencia no se justifican de ninguna manera”, remarcó. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!