Secciones
Show

Los otros médicos de Maradona: imputados y una junta médica analiza 21 años de historia clínica

Se trata de  Carlos Díaz,  Dahiana Gisela Madrid y Ricardo Almirón. Están acusados de homicidio culposo y negligencia médica.

La causa que investiga la muerte de Diego Armando Maradona sigue avanzando. Los fiscales Laura CapraPatricio Ferrari Cosme Iribarren, bajo la coordinación del fiscal general John Broyad, decidieron imputar al psicólogo Carlos Díaz, a la enfermera Dahiana Gisela Madrid y al enfermero Ricardo Almirón por homicidio culposo y negligencia médica. 

Díaz fue quien trató a Maradona en los meses previos a su muerte, mientras que Madrid había declarado en noviembre que le hicieron escribir un reporte en el que consta que había intentado controlar a El Diez, cuando en realidad no entró a la habitación. Por su parte, Almirón había asegurado ser el último en ver con vida a Maradona, cuando chequeó sus signos vitales.

Estos tres profesionales fueron imputados por las mismas calificaciones que el neurocirujano Leopoldo Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov, principales apuntados tras la muerte del DT.  También volverán a convocar como testigo a Romina “Monona” Rodríguez, la cocinera que trabajaba para Maradona en la casa del country San Andrés y participó en las maniobras de resucitación que le practicaron al ex astro del fútbol. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según consta en el expediente, Carlos Díaz se sumó al staff médico de Maradona en septiembre y su papel fue predominante en los cuidados que se debía tener con El Diez. “Díaz fue anoticiado de que se inició una investigación en su contra, es la misma situación que Luque y Cosachov. Todavía no están definidas las indagatorias. Para eso esperaremos más pruebas como por ejemplo lo que diga la junta médica”, dijeron fuentes judiciales a Infobae.

A principios de febrero, los fiscales que investigan la muerte de Diego recibieron las últimas historias clínicas y constancias médicas que faltaban sobre el ex futbolista, desde el año 2000 al momento de su deceso. De esta manera, resta definirse la fecha de inicio de la junta médica que tendrá como objetivo determinar si hubo mala praxis.

Entre las historias clínicas que llegaron a la sede de la Fiscalía General de San Isidro está la del sanatorio Fleni de Belgrano, donde Maradona estuvo internado en 2000 luego de aquella descompensación que sufrió en el balneario uruguayo de Punta del Este en enero de ese año, que lo dejó al borde la muerte y donde se descubrió que sufría una cardiopatía severa.

En aquella oportunidad, el ex astro tenía 39 años cuando sufrió una crisis hipertensiva y una arritmia ventricular, en los análisis de sangre y orina se detectaron rastros de cocaína y estuvo internado en terapia intensiva del sanatorio Cantegril de Punta del Este hasta su traslado en un avión sanitario a Buenos Aires.

Otras historias clínicas que llegaron al expediente son la de la internación que tuvo el "Diez" en 2007 en el sanatorio Güemes de la Capital, tras sus problemas de adicción al alcohol, y la de su paso el mismo año por la clínica psiquiátrica Avril del barrio porteño de Almagro.

Los fiscales ya contaban con las historias clínicas del Swiss Medical Center, la del sanatorio Ipensa de La Plata donde estuvo lo primeros días de noviembre pasado, y la de la clínica Olivos donde fue sometido a una neurocirugía y dado de alta el 11 de noviembre, es decir 14 días antes de su muerte.

Esas historias clínicas, más la autopsia y sus estudios complementarios, son fundamentales para que los peritos tengan la película completa de cuál era el estado de salud de Maradona y puedan emitir su opinión respecto a si la internación domiciliaria era la adecuada o si hubo negligencia en su atención

Sin ir más lejos, algunas de estas historias clínicas tienen 300 o 500 páginas, por lo que hay que digitalizarlas, armar legajos, fotocopiarlas y entregarlas a los peritos y a las partes.

Los fiscales mantuvieron una reunión con algunos de los médicos que ya están definidos como integrantes de la junta médica y podrían poner una fecha de inicio "que será inminente" para este peritaje que será la clave de la causa y el que defina el futuro de los médicos de Maradona: Luque, Cosachov, Díaz y los enfermeros Madrid y Almirón, quienes están siendo investigados como posibles responsables de un "homicidio culposo".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!