Secciones
Show

Los secretos de Tomi, el fotógrafo de Nathy Peluso, Duki, Soledad Pastorutti y los Montaner

El joven oriundo de Necochea le contó a BigBang cómo es trabajar con los artistas, a quién sueña fotografiar y cómo empezó su carrera.

La imagen es fundamental para los artistas y Thomas Raimondi lo entendió a la perfección. Los sueños de convertirse en un fotógrafo comenzaron en Necochea, su tierra natal, y ahora se hacen realidad de las ciudad de Buenos Aires, Miami, Barcelona o Madrid.

 

Con su cámara siempre lista para disparar, Tomi Raimond, como se lo conoce en Instagram, fotografía a cantantes, influencers y famosos. Frente a él posaron desde Tini Stoessel, Máxi Espíndola, Agustín Bernasconi, a Duki, Soledad Pastorutti y Ruggero Pasquarelli.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental


Ahora, Tomi reparte su tiempo entre sus viajes por todo el mundo, su su propio estudio en Buenos Aires y sus producciones para discográficas o importantes productores del mundo entero. Mientras tanto, se divierte a lo grande con nuevas amistades. 

 

“Mi relación con la fotografía empezó a los 16 años. Mi tía me regaló una cámara que me trajo de Estados Unidos y empecé a sacar fotos en Necochea. Hacía a laburar de a poco. Mi papá tenía dos restaurants y un bar, y le sacaba fotos para él y para la web porque en ese momento se usaba mucho Facebook”, relata, desde Repúblicana Dominicana, Thomas en una charla con BigBang.

 

-¿Estudiaste fotografía o fuiste autodidacta?

-Estudié cuando me mudé a Capital Federal. Ahí hice un curso en la Universidad de Palermo, en la UADE, en una universidad privada de La Plata, quera de fotografía, y después me mudé tres meses a Londres, donde hice un curso de fotografía y edición. Pero donde más aprendí fue en Disney Channel, adonde me contrataron para un programa y hacía las fotos en los estudios de Munro, en Buenos Aires. Estuve nueve meses donde aprendí todo. Más que un trabajo fue una escuela. En Disney me recomendó un director y me eligieron entre 8 personas. Fue un lujo.

 

-Pero, ¿cuál fue el trabajo que te abrió las puertas a las redes sociales? 

-Mis primeros trabajos fueron con diferentes celebridades o influencers. Un tiempo después, cuando vieron mi trabajo, me contrataron de Sony, adonde hago muchas portadas de los músicos para Spotify y para todo lo que es video. Trabajo con Duki, Ruggero Pasquarelli, los chicos de MyA, con Tini Stoessel, y también con Soledad Pastorutti. A medida que pasa el tiempo, voy sumando nuevos artistas y es genial. Hace tres meses que estoy afuera de Argentina. Me repartí entre Estados Unidos, España y República Dominicana. En Miami le hice fotos a Emilia Mernes porque grabó un clip y en España pude hacer Nathy Peluso, con un show en vivo. 

 

-También te hiciste amigo de la familia Montaner.

-¡Sí! Son geniales. Soy muy amigo de Stefi Roitman, ella me presentó a su Ricky, su pareja, y comencé a trabajar con Mau y Ricky en el estudio. Sin ir más lejos, me habían llamado para hacer una portada este fin de semana, pero no voy a poder hacerlo porque estoy en Dominicana. Por suerte, el 31 de julio voy a estar cubriendo un recital de Ricardo Montaner, Mau y Ricky, Evaluna y Camilo en Santo Domingo. El show no solamente va a ser por streaming sino también que va a haber público. Así que voy a estar con ese mega show. Y después de eso, me vuelvo a Miami para grabar un clips pendientes. Me fui por un mes de Argentina y voy a pasar más de cuatro meses afuera.

-¿Qué es lo que más te gusta hacer a nivel fotográfico con estos artistas? 

-Me divierte hacer mucho los backs de videoclips y también hacer moda en mi estudio. También me gusta que trabajamos siempre con mucha tranquilidad y naturalidad. Con la mayoría siempre termino una amistad o una relación. Vamos a comer juntos, nos mandamos mensajes u organizamos algo. 

 

-¿Con qué famosa hiciste una amistad?

-Con Agus Agazzani, una modelo que es la ex de Agustín Bernasconi. Con ella tengo una amistad hermosa. Somos como hermanos. En unas semanas ella viaja a Miami y vamos a convivir. Es lo más. En Buenos Aires ya convivimos en un momento. 

 

-¿Con quién más?

-Con los chicos de MyA. Con Ruggero también. Y con los Mau y Ricky, a quienes conocí hace un mes y medio, y pegamos una onda terrible. Nos la pasamos mandando mensajes con Ricky. Cuando lleguen unos días en Dominicana vamos a trabajar y confían en mí un montón. Eso es un combo hermoso. Me siento cómodo y laburo de lo que me gusta. Así que lo disfruto al máximo y es un sueño increíble que nunca creí que lo iba a poder llegar a cumplir.

-Durante las producciones fotográficas, ¿los famosos te piden revisar las fotos o algún planteo sobre que los cuides? ¿o las nuevas generaciones son más relajadas?

-Siendo 100% realista, no me pasa. Antes de encarar una producción, sea un artista que ya conozco o es la primera vez que trabajo con él, sé lo que quiere, lo que le gusta y tengo en claro por qué lugar encarar. Y la verdad no me ha pasado de que me pidan ver las fotos porque no le gustan o porque quieren estar encima… Nunca me pasó. Siempre trabajamos rápido, nos divertimos y les mando las fotos ya editadas. Si hay algo que no gusta, se saca. 

 

-Además son artistas de otra generación.

-Eso es lo que te iba a decir. Trabajo con una generación nueva. No estoy trabajando con una Susana Giménez que, tal vez, puede ser un poco más estricta. Trabajo con una generación que todo se sube a las redes, que todo se sube rápido y todo es enseguida porque todo el tiempo estás haciendo cosas. Son otro tipo de artistas. Tal vez si tengo que ir a cubrir un domingo de Mirtha Legrad, seguramente será diferente porque es una mega estrella o tengo que ir por otro lado. Con la generación nueva es todo más práctico, rápido, divertido y sencillo.

 

-¿A quién te gustaría fotografiar?

-Lo digo siempre y es Lali Espósito. Una vez pude hacerle unas fotos en un evento hace dos o tres años. Tengo muchos conocidos que la conocen a ella. Pero sueño con laburar con Lali porque me parece una de las mejores artistas de Argentina. He laburado con un montón, pero para mí Lali es una genia. Me gustaría hacer un back de uno de sus clips, una portada de uno de sus discos o lo que sea. Mirá que he laburado con muchos artistas extraordinarios. Pero ella es mi artista a fotografiar. Me encantaría hacer algo serio con ella. 

 

-¿Te sorprendió en algún momento adónde llegaste?

-Me pasó hace poco con Nathy Peluso por el show que cubrí de ella en Barcelona. Me llamaron, me contrataron y fui. Ella es un amor de persona. Y el show que da fue increíble. El show duró una hora y media y estuve mirándola sorprendido todo el tiempo. Su voz, cómo canta, cómo baila, el show que brinda y lo que logra. Cómo mira a la cámara. Me quedé sorprendido. Volví a mi casa sorprendido. Ese día fue Bizarrap al recital, con el que hizo un tema que la rompió y va por el tercer disco platino, y ese encuentro fue un momento hermoso.

 

-¿Te gusta estar adelante de la cámara?

-No. Lo hago porque tengo bastantes seguidores en Instagram y la gente me lo pide. Además, sirve mostrarse a veces, y ver con quién estoy o qué hago. Pero si me dan a elegir, me gusta estar detrás de cámara. Obviamente tengo fotos en mi perfil de viajes o situaciones, pero porque mi Instagram personal es el mismo de laburo. Pero no me pongo a posar. Para nada.

 

-¿Cuál fue tu secreto para llegar al lugar adonde llegaste y poder vivir de la fotografía?

-Creo que es la perseverancia, apostar y no rendirme nunca. Si era por lo que la gente pensaba, comentarios o por vivir en Necochea incluso, hoy estaría estudiando Derecho o trabajando de otra cosa. No sé si podría ser feliz. Creo que también tuve la suerte de contar con las oportunidades de elegir, que no le suceden a todo el mundo y es algo fundamental. No me arrepiento de nada de lo que pasó. Cuando me mudé a La Plata trabajé de otras cosas. Por ejemplo, de mesero en un bar. Pero tenía el foto puesto en la fotografía. Busqué todas las herramientas para que el sueño se haga realidad. Y fue fruto de lo que te digo.

 

-Era tu gran deseo. 

-Siempre cuento una historia. Una vez estaba en el colegio, y en una revista había una foto de dos modelos y un fotógrafo. En ese momento, les dije a mis compañeros: “Voy a llegar a ser eso”. Y todos, al día de hoy, se acuerdan de eso y me joden. Era mi camino. Era mi sueño. Y lo pude cumplir. 

 

Todas las fotos pertenecen Thomas Raimondi (@TomiRaimond)

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!