Secciones
Show

Luciano Castro lloró al hablar sobre la crianza de su hijo mayor: "Tengo un montón de culpa"

El actor se emocionó al hablar de su hijo mayor y contó que durante su niñez lo dejaba con gente de mantenimiento, maquilladores, directores o gariteros para poder trabajar. 

Luciano Castro es uno de los galanes actuales de la televisión argentina. Desde que comenzó a trabajar a los 17 años en la televisión de la mano de Cris Morena en Jugate conmigo, su carisma, carácter y soltura le permitieron conquistar al público en general, sobre todo al femenino.

Pero su trabajo lo llevó, sobre todo en los inicios, a desatender la crianza de su primogénito, Mateo. El adolescente tiene 17 años, es el primer hijo que tuvo Luciano con una mujer que no pertenece al mundo de la farándula y los seguidores se sorprenden diariamente por el increíble parecido del actor con el adolescente. "Es un clon", opinó un usuario. "Dos gotas de agua", señaló otro.

Pero al no poder dedicarle todo el tiempo que le hubiera gustado a la crianza de su hijo, Luciano realizó un mea culpa y se quebró en Cortá por Lozano. “Mateo va a cumplir 18, debe estar estudiando. Yo sé que los chicos en las grabaciones se aburren”, comenzó el actor.

Y siguió: “Por más que me lo pida, yo no puedo llevar a Esperanza (fruto de su relación con Sabrina Rojas) a las grabaciones, a no ser que tenga una escena nada más porque no les podés prestar atención”.

Según contó, durante su carrera hizo una gran cantidad de tiras y “Mateo, que no vivía conmigo, cuando le tocaba conmigo se la ha pasado con gente de mantenimiento, con maquilladores, con directores, con gariteros. A mí no sé si me copó mucho eso…”.

“Era lo que había que hacer, lo único que podía hacer y lo hice. Entonces con ellos (por Esperanza y Fausto, su segundo hijo con la actriz) trato de no hacerlo. Pobre Mateo, me debe estar puteando”, afirmó, entre risas Luciano, para descomprimir.

Durante su descargo, el galán sostuvo que se trató de “otra época”, en la que era joven y tenía que buscar colocarse en el medio para "tener una tranquilidad que los actores no tenemos nunca en este trabajo. Yo tenía 26 años, imaginate”, agregó.

Y sumó: “Lo hablo con Mateo, yo como padre tengo un montón de culpa con él y él también entiende que fue lo que tenía para ofrecerle. Me pidió él de hablar, es más maduro que yo. En un momento los chicos dejan de callar y está buenísimo. No me hizo ningún reclamo”.

Al final, Luciano sostuvo que su hijo mayor es “un chico súper maduro y tiene una madre brillante. No hubo ningún conflicto, el conflicto es mío que me hubiese encantado (estar más presente), pero bueno. A ver, estoy contando una pelotudez, hay gente que le pasan cosas muchos más feas, pero lo de uno es lo de uno”, cerró el actor, quitándose un peso de encima.

Años después del nacimiento de Mateo y luego de una larga relación con la locutora Elizabeth Vernaci, Luciano Castro comenzó a salir con Sabrina Rojas. De esa relación, nacieron Esperanza, de 6 años, y Fausto, de 4.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Luciano Castro

Comentarios

El actor se emocionó al hablar de su hijo mayor y contó que durante su niñez lo dejaba con gente de mantenimiento, maquilladores, directores o gariteros para poder trabajar.