Secciones
Muy mal

“Ma mandaba al gym para endurecer la cola”: la grave denuncia de otra ex del novio de Nicole

 En una entrevista, Lola Bezerra reveló detalles de su relación con el piloto.

Desde que Nicole Neumann blanqueó su romance con el piloto José Manuel Urcera, estalló la polémica. A la denuncia de la ex pareja del joven, Micaela Álvarez Cuesta, por una supuesta infidelidad con la modelo, ahora se le sumaron las palabras de Lola Bezerra, que estuvo en pareja con él hace varios años. 

 

El noviazgo entre el piloto de Turismo Carretera y la entonces vedette se inició en 2012 y duró poco tiempo. “A Manu lo conocí en una gira por Neuquén, cuando hacía Cuatro colas y un funeral”, relató Lola, en una entrevista con Ciudad, que está casada con el empresario Fernando Expósito, con quien fue madre de Josefina (6) y Benicio (3). 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

 

“Nos conocimos en un semáforo. Me acuerdo que estaba en un taxi con Virginia Gallardo y Sandra Villarruel, nos miramos y dijimos: ‘Nos enamoramos´. Él nos siguió con el auto y después vino al hotel. Ahí nos pusimos a charlar un montón porque teníamos mucho en común, porque en cierta forma yo crecí en el autódromo porque mi papá era preparador de autos de carrera del TC 2000, Top Race, etc.”, relató, Lola. 

 

En cuanto al recuerdo que el piloto dejó en ella, afirmó: “Solo tengo palabras lindas para Manu. Yo tenía 26 años y él 20. Me río al decirlo porque recuerdo que me daba vergüenza ser más grande que él y mentía, me sacaba edad. El es muy copado”. Y agregó sobre su relación: “No llegamos a ser novios, pero durante un año nos veíamos, hacíamos planes, conocí amigos suyos y a su padre cuando venía a Puerto Madero”. 

 

Por otra parte, Bezerra agregó: “Nunca me imaginé un futuro con Manu, yo era muy joven y él más todavía. Con 20 años, ¡pobre chico!… Terminó porque se terminó, después cada uno hizo su vida. Yo en ese momento trabajaba un montón, me iba de gira por todo el país con la obra. Él como piloto estaba todos los fines de semana en el autódromo. No me habría casado nunca con un piloto, porque tienen una vida muy agitada, y después conocí a mi marido”.

 

Pero lo más llamativo eran los pedidos que Urcera le hacía a Lola. En ese sentido, la brasilera comentó: "Manu me mandaba al gimnasio para endurecer la cola y marcar los abdominales. Y cada vez que me lo decía, yo al otro día me entrenaba. Por eso también mentía con mi edad, me sacaba unos tres años".

 

Y agregó: “En ese momento una no se daba cuenta de que eso estaba mal. Él tenía 20 años, y por ahí me decía ‘está medio blandito acá, te falta un poco ir al gimnasio’. Obvio que me acomplejaba, y el hecho de ser unos años mayor que él era peor, me generaba inseguridad. Pero bueno, ya pasaron diez años y por ahí el cambió. Hay gente que es muy exigente con su propio cuerpo y por ende lo es con el cuerpo de los demás. Por suerte mi marido nada que ver, es relajadísimo con eso".

 

Sobre ese punto, Bezerra hizo una especia de teoría sobre el ejercicio físico y las exigencias de los deportistas: “Yo lo que creo es que los pilotos son muy críticos, hacen mucha gimnasia y tienen un entrenamiento de elite. Por ahí por eso era exigente con el cuerpo propio y de los demás. Por ahí ahora él se relajó y era un tema de la edad de ese momento, que tenía 20 años”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!