Secciones
Show

Magia y encantamientos: Luciana Salazar aseguró que Redrado le hizo un “hechizo de miel”

Se trata de un hechizo para que la víctima en cuestión se sienta atraída por el autor del “amarre”.

Las cosas no andan bien entre Luciana Salazar y su ex pareja, Martín Redrado. De hecho, durante los últimos días de octubre al economista le embargaron de manera preventiva una de sus cuentas por adeudar 10 meses de la cuota alimentaria de Matilda. “Es una vergüenza que quien fuera presidente del Banco Central y hoy Director General de Fundation Capital, tenga paradójicamente un embargo en su cuenta bancaria por no cumplir con alimentos a una menor”. había escrito la propia Salazar junto al documento. Pero en las últimas horas, este escandaloso conflicto que parece no tener fin sumó un nuevo capítulo luego de que la blonda denunciara que Redrado le lanzó un "¡hechizo!".

Invitada a La Peña de Morfi (Telefe), la modelo habló sobre el tema y aseguró que el entorno del economista intentó controlarla a través de distintos conjuros. “¿Te habían puesto el nombre en una cubetera, como a Walt Disney?”, le preguntó Jey Mammon, conductor del ciclo. "Tengo entendido que no fue él, me dijeron otra cosa. Gente que está con él”, respondió Luli. Y agregó: “Yo esas cosas de hechizos no tengo ni idea porque nunca fui a una bruja ni nada, no creo mucho en esas cosas. Había un hechizo de miel debajo de la cama. Es como un amarre me dijeron”.

En ese momento, Luciana contó que fue una empleada que trabajó tanto para ella como para él la que le contó sobre los "hechizos" de Redrado. “Me contó la anécdota de que había un hechizo abajo de su cama, que era con miel, con mi nombre también. Abajo de la cama estaba mi nombre en un tarro de miel y sin querer ella estaba limpiando y se le cayó el tarro y se le armó un lío porque había una alfombra y se armó todo un pegote”, indicó. “¿Estaba tu nombre en medio de la miel?”, la interrumpió Mammon. “Sí”, respondió ella y dejó en claro que en ningún momento la incomodó enterarse de que estaban apelando a rituales en su contra.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Esta no es la primera vez que la modelo asegura ser víctima de "magia negra" o "artes oscuras" de parte del economista. Sin ir más lejos, en 2018 había contado que el ex presidente del Banco Central le había hecho una suerte de “brujería” cuando ella fue a visitarlo a su casa después de haber cenado juntos. "Abro el freezer y veo un vaso color celeste con mi nombre. Entonces yo me puse blanca y me puse a llorar, porque para mí eso es una brujería. Él se puso pálido, me dijo 'no sé qué es', y yo le dije 'Martin fuiste vos'. Así que lo puse a descongelar para ver qué decía y él me perjuró que no había sido él hasta que me lo reconoció", había revelado la rubia.

Según había comentado en aquella oportunidad, el economista le había dicho que una amiga le recomendó que hiciera eso para sacársela de la cabeza, porque no podía olvidarla. "Ahí le dije 'si me querés borrar, ¿para qué me pedís vernos?', y nos pusimos hablar y yo sentí que él se desnudó y me contó todo. Me dijo que quería estar conmigo pero que muchas cosas le pesaban. Después pone un tweet negando que estuviera en pareja, y yo sabía que él estaba conociendo a alguien, entonces exploté porque no me parecía bien lo que estaba haciendo", aseguró, y agregó que luego de eso le dijo a él que ya no quería que viera más a su hija. "Ni siquiera es el padre, así que ya está, se terminó", dijo en ese momento.

En aquella oportunidad y provechando aquel escándalo, Cinthia Fernández aprovechó una entrevista con Vanesa Wasinger, ex novia de Tomás, el hijo mayor del economista, para preguntarle sobre la versión de las supuestas “brujerías” de Luli. “Me están diciendo amigos de Tomás que cuando él quería salir a la madrugada, o de hecho quería salir con vos, tenía ocupado el auto porque Luciana supuestamente iba a hacer magia negra al barrio de San Martín. Y de hecho, dicen que habría ido junto con la hija a hacer brujerías", lanzó la angelita.

A lo que Vanesa, respondió: “Sí, se hablaba cada tanto, por eso no me sorprendió lo de la brujería”. Sin mostrarse sorprendida, explicó que en la casa de su ex novio era común que se hable de ese tipo de prácticas. "Le metía cosas en la cabeza, por ejemplo, Tomás venía a mi departamento y me preguntaba todo el tiempo si tenía cámaras o lo estaba filmando... Yo la pasé mal, muy pero muy mal. Me da bronca... mi relación terminó y yo quedé estresadísima", concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!