Secciones
Show

Maju Lozano hizo una picante queja contra El Nueve y le contestaron con todo

La conductora se sometió meses atrás a una cirugía a causa de un tratamiento estético que había salido mal hace más de dos años y necesita un sillón especial para evitar dolores. 

A mediados de octubre, la salud de Maju Lozano generó preocupación. De hecho, tuvo que ausentarse durante un tiempo tanto del programa de La 100, El club del Moro, como del ciclo que conduce por la pantalla de El Nueve, Todas las tardes. "Tuve que realizarme una cirugía por un tema de salud. Es por eso que he tenido que tomarme unos días en la radio y en la tele”, había explicado junto a una imagen donde se la veía haciendo reposo en la cama

Según contó en su momento, se sometió a una cirugía a causa de un tratamiento estético que había salido mal hace más de dos años. "Me tuve que hacer una operación porque hace un tiempo me hice un tratamiento estético no invasivo con ‘gente muy profesional’ respaldado por una marca atrás. Me hice un tratamiento que supuestamente te congelaba la grasa y tu cuerpo lo despedía. Mi cuerpo no solo no lo despidió y fue cambiando de tamaño, se encapsuló y se necrosó", contó.

La conductora reveló que su tejido se "desprendió" cuando la abrieron para la cirugía, razón por la cual le tuvieron que hacer una reconstrucción. "El perjuicio que me trajo fue más allá de lo físico, tiene que ver con lo anímico, fue mucho tiempo que no pude ir sin faja a ningún lado. Hay toda una situación que me fue haciendo mierd*, a veces no tengo ganas de venir a trabajar, te mirás al espejo y tu cuerpo está totalmente deformado", agregó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Lo cierto es que el tiempo pasó, y en las últimas horas Maju estalló contra las autoridades de canal Nueve por un pedido que les había hecho, que está vinculado a este problema de salud y que todavía, a dos meses de la operación, no cumplieron. Resulta que tras la intervención quirúrgica, pidió un nuevo sillón que le permitiera trabajar sin molestias ni dolores. Pero 60 días más tarde, el sillón no apareció y la conductora explotó al aire: "No quiero agradecer a la gente de compras del canal", arrancó.

Luego de aclarar que está conduciendo sentada en un sillón viejo y roto, continuó: "Yo hace 60 días estoy pidiendo un sillón para poder trabajar como corresponde por pedido de mi médico y realmente estoy muy apenada porque todavía estoy esperando una respuesta. Yo realmente he venido a trabajar en condiciones infrahumanas. Amo este canal, amo mi trabajo con toda mi alma, y lamento que mi entrega hacia ustedes no sea correspondida de la misma manera".

Visiblemente molesta y cansada, Maju lamentó tener que llevar su queja al aire del programa para que las autoridades del canal cumplan con su palabra."Estoy trabajando de manera tremendamente incómoda, muy dolorida, con algo que siento que cualquier personas que ha sido operada y pasó por una intervención tan jodida como la que pasé, y me reincorporé a trabajar muchísimo antes de lo que me había autorizado mi médico", detalló.

Y sumó: "Yo lo único que había pedido era un sillón que estuviera en condiciones para poder trabajar. Hace cuatro años que estoy sentada en un sillón roto, cosa que me chupa tres reverendos huevos pero realmente en este momento lo necesitaba, y por eso incluso hasta me ofrecí a pagar uno o traerlo desde mi casa, porque necesito estar cómoda para trabajar, porque no sólo trabajo con mi entrega, mi alma y mi corazón, sino que también trabajo con el cuerpo". 

Desde El Nueve no dudan que la conductora tenga razón, pero manifestaron su enojo por la vía que utilizó para reclamar el sillón nuevo. "En parte tiene razón por la demora, pero hubiera preferido que no usara el aire para hacer un reclamo. Nosotros somos de trabajar con las puertas abiertas y atentos a las llamados. Hay muchas vías para contactarse con nosotros, pero no puedo negar que existió una demora en su pedido", reconoció Diego Toni, gerente de El Nueve.

En ese sentido, en diálogo con Clarín, reveló que la conductora ya se disculpó por su actitud y aclaró que en los próximos días ya tendrá el sillón que le corresponde. "Entonces, estoy esperando que por lo menos la gente de compras o quién corresponde se haga cargo de este pedido que hace 60 días estoy esperando: un lugar para trabajar cómodamente, y no morirme de dolor cada vez que termina el programa", había concluido Maju en su descargo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!