Secciones
Show

Mano a mano con Betiana Blum: "Todo el mundo quiere paz y vive en una guerra interna"

La actriz protagoniza “La Pipa de la paz”, una desopilante comedia en el teatro Broadway.

Felisa (Betiana Blum), es una adulta mayor que vive en soledad, en la antigua casa que compartió con Vicente, su esposo, fallecido hace seis años. Su única compañía son las cenizas que conserva en una especie de altar pagano y con las que dialoga constantemente. Está enemistada con Marina y Griselda, sus dos hijas mujeres, y mantiene contacto telefónico con Dani (Sergio Surraco), el único vástago varón que, tal vez por sensibilidad o culpa, atiende sus demandas y escucha sus quejas. El problema es que él vive en Nueva York, donde trabaja para las Naciones Unidas, como mediador de un conflicto bélico en África y formó su propia familia al casarse con Carol.

El conflicto estalla cuando la madre, llamada telefónica mediante, le transmite preocupación y logra que él, de manera inmediata, regrese a Buenos Aires, creyendo que la señora tiene alguna enfermedad seria y requiere atención especial. El esmero de ese muchacho por recomponer el vínculo familiar con sus hermanas pondrá en juego su paciencia y tolerancia porque como dice la protagonista: “A un perro viejo no se le cambia la cucha".

El pasado viernes 7 de octubre se reestrenó en el teatro Broadway “La Pipa de la paz”, una desopilante comedia que te hará reír desde el comienzo hasta el final, con una Betiana que lleva la obra a niveles impensables con su actuación impecable a la cual nos tiene acostumbrados, demostrando que la comedia y el drama lo maneja a su antojo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero no solo es la histórica actriz la que hace un trabajo excepcional, sino que también la acompaña Sergio Surraco, demostrando una gran versatilidad a la hora de encarar un personaje con muchos matices. "La Pila de la paz", de Alicia Muñoz, ya cuenta con 3 nominaciones a los premios ACE: a “mejor Comedia” con la dirección de la propia Betiana Blum, la cual también es protagonista junto a Surraco de las otras dos nominaciones a “Mejor Actriz” y Mejor Actor” .

Estamos ante una divertida y emotiva comedia, cuyo libro es de la dramaturga argentina Alicia Muñoz. Una obra de gran nivel narrativo y dramático donde se desnuda el alma de cada uno de estos seres tan reales, tan de hoy, tan característicos, que irradian humor, ternura, artes de manipulación y diversas formas de amar. Si estás buscando una opción donde quieras pasarla bien en familia y reírte sin parar, esta es una de las opciones más atractivas que tiene la calle Corrientes, con dos súper actores como lo son Betiena Blum y Sergio Surraco, quienes además dialogaron con BigBang de todo. 

¿Cómo se sienten identificados con la obra?

-Sergio: en principio me identifica la obra la idiosincrasia nuestra, la historia que nuestra familia y lo que sucede dentro de la familia, hay puntos en común que uno puede adivinar que se parecen a los propios y después hay situaciones entre una madre y un hijo que podés reconocerte o no, hay aspectos de los personajes que quizás sean parecidos a mí; la obra está tan bien escrita que es algo que nos podemos identificar y podemos decir “esto me pasó” o alguna situación entre la madre y el hijo que digas “esto también”. Es una obra muy linda para que todo el mundo se identifique.

Siempre se identifican, terminas disfrutando y diciendo: acá hay un personaje que meto en mi familia ¿es así no? 

-Betiana: Si, alguien de la familia está ahí en el escenario, sí, es una gran obra de Alicia Muños, una obra Argentina y es que esta mujer tiene tanto talento que se metió con el tema de paz, porque todo el mundo quiere paz y viven en Guerra interna. Entonces de esto habla, el personaje de Sergio es un diplomático en la ONU y está trabajando por la “paz mundial “ y ¿cuál es el resultado? cero; entonces viene a la casa de su mamá y en vez de encontrar paz, encuentra una Guerra atómica y cada personaje vive una Guerra interna, porque el personaje de Sergio también tiene sus conflictos que resolver de su vida, con todo esto se hace un cóctel y sale una obra ¡desopilante! y nosotros estamos ¡tan bien! (entre risas).

La realidad es que están muy bien, tiene una química increíble y muero de risa cuando veo la obra nuevamente y quiero felicitarlos porque transmiten esa buena vibra que hay entre los dos y es excelente, porque se siente realmente como una madre y un hijo.

-Betiana: La gran cosa del teatro, el gran trabajo que hay que lograr es que eso que esté escrito, se transmita en vivo, hay que hacerlo vivo, entonces ese peligro de quien se sabe la letra de memoria, hay todo un trabajo interno de adaptación de la intención que es lo que nosotros ponemos la atención de trabajar para crear viva cada escena, porque al ser más viva la escena, más identificación tiene la gente porque son secuencias familiares.

Volvieron a calle Corrientes, ¿qué tal les fue en la gira?

-Sergio: Espectacular, la verdad es que nos han recibido, el público argentino en general, no puedo especificar un lugar en específico, en general nos recibe con amor, nos esperan afuera, nos quieren saludar, nos quieren contar lo que les pasó.

-Betiana: Aplauden de pie, todos y esto esta grabado.

-Sergio: Se ríen una hora y pico, a veces tenemos que parar nosotros, para que la gente termine de hacer su catarsis, de reírse. Es una experiencia fantástica todo el proceso de gira y seguramente, en algún momento, volveremos hacer algo, pero por los momentos tenemos que volver acá (Buenos Aires).

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!