Secciones
Show

Mano a mano con Muscari: su reconociliación con Barbieri y el Hotel de los famosos

Además: la primera temporada full post pandemia y sus nuevos proyectos.

Mientras la mayoría de las personas se prepara para vacacionar, José María Muscari está en plena temporada alta. “Para todo el mundo fin de año es un momento para desconectar. Pero mi agenda me marca todo lo contrario. Imaginate que entre el 22 de diciembre y el 10 de enero tengo cuatro estrenos. Tres versiones de “Sex”, que estrena en Villa Carlos Paz con elenco nuevo, Mar del Plata con algunos nuevos integrantes y luego vuelve a Buenos Aires con el elenco original de Gorriti. Y por otro lado, la obra  “Perdidamente” sigue sus funciones y después debuta el 6 de enero en el teatro Altas”, enumera el director que entre ensayos, va y viene a Cañuelas donde graba la segunda temporada de “El Hotel de los Famosos”.

 

 “Tomo ese viaje de una hora y media un poco introspectivo. Me siento muy comprometido de vincularme con personas que están totalmente aisladas, con sus emociones a flor de piel. Hay algo ritualista de encontrarme con gente que de las pocas personas que ven del afuera estoy yo y depende de mi energía lo que reciben”, cuenta a BigBang el productor y autor teatral.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

-¿Cómo analizás el perfil de los nuevos participantes de El Hotel de los famosos?

-La sensación que tengo es que son como una carrera terciaria de lo que fue el jardín de infantes de la primera edición. Entraron a todo o nada y entendieron rápidamente las leyes del reality. La primera semana pasa de todo. Traiciones, emociones, renuncias, sexo, romance, pelea, acusaciones. Creo que tiene que ver con el casting, personas que son muy expertos en el mundo del reality desde Rocío Marengo, Charlotte Caniggia, Marian Farjat, hasta Fernando Carrillo.

-Y eso que la primera edición fue bastante fuerte, al punto que por momentos se iba un poco de las manos...

-Todo reality tiene la característica de que el espectador sienta que se está yendo de las manos. Cuando en realidad todas las personas que trabajan ahí tienen un conocimiento de lo que está sucediendo. Pasó muchísimo que el público vivenciaba lo que sucedía de una manera y cuando los participantes salían decían “nada que ver”.

 

-Hablabas de cuatro proyectos por estrenar, pero siempre estás un paso adelante. ¿En qué etapa está tu nueva apuesta teatral para 2023?

-Ya tengo el texto escrito y definiendo elenco. Buscando la música, pensando cómo van a ser las emociones de las personas de la obra que se llamará “Plagio”. Que tiene una particularidad que la hace única: es la historia de amor de una pareja, que en una misma obra tendrá tres elencos paralelos. Una pareja de dos mujeres, una de dos hombres y una de un hombre y una mujer. Las tres versiones las voy a ensayar a la vez y van a estar montadas en el mismo teatro, en diferentes días y horarios.

-El espectador va a poder elegir...

-Va a poder elegir qué sexualidad ver o qué combinatoria de actores y actrices. O ver una vez una y la otra y realizar comparaciones. Hay algo que me resulta atractivo que es la pregunta, que se arma por fuera de la trama, de si el amor es igual entre hombres y mujeres. Me parece una pregunta súper contemporánea, que nos atraviesa a todos, que es parte de la deconstrucción ir aprendiendo que el amor a veces viene de una manera en nuestra cabeza bastante estereotipado. Yo trato que cada espectáculo me sorprenda. Después de mucho tiempo de hacer “Sex”, que es performático, efervescente, con un elenco que no se reduce solo a actores, tuve el deseo de ir a un lugar totalmente distinto. Que no me obligue a transitar zonas que ya transité.

 

-De tanta gente que habrás convocado para “Sex”, ¿quién te dijo que no y te quedó entre ceja y ceja?

-¡Un montón! Porque no se animan o el momento laboral no les permite. A Iliana Calabró (hará “Sex” en Carlos Paz) la llamé hace 4 años en todos los formatos y nunca pudo. Y a Juan Palomino, compañero de Iliana en las sierras, lo llamé un montón para otros proyectos. Yo no pierdo la fe, pienso en el tiempo natural de las cosas y si es verdadero el deseo de estar, se sincroniza.

-¿Qué sensación te dejó la reconciliación con Carmen Barbieri, después de tantos años distanciados?

-La verdad que la mejor sensación porque era la única persona del medio con quien yo tenía una distancia que no me gustaba.

 

-Si bien fue por televisión, ustedes ya se habían reencontrado fuera de cámara.

-Estuvo buenísimo encontrarnos primero en el marco de lo privado unos días atrás por unos trabajos que compartimos. Ella fue muy amorosa conmigo. Y me parece que estuvo bueno como ejemplo desde lo humano. Dos personas que estuvieron distanciadas, no enemistadas, después de haber estado bastante cercanos. Porque fuimos muy buenos compañeros. Y Saber que ese sinsabor está derribado y achicar distancias, me encanta.

-¿Qué augurás para esta temporada verano?

-Creo que va a ser el verdadero reencuentro del público con la temporada. Tengo una fe extrema y hay una cartelera espectacular tanto en la costa como en Buenos Aires. No es un dato menor que tengo cuatro estrenos en las tres plazas. Eso habla de que los productores están apostando y tienen confianza.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!