Secciones
Show

Feudale sorprendió al contar cuál era su sueldo en dólares en la época de VideoMatch: "Era la gloria"

La locutora recordó sus ganancias durante el "menemismo" y la época del uno a uno. 

Este 2021 resultó ser un año muy especial para Marcela Feudale: tras 27 años en ShowMatch, decidió no ser parte del ciclo que se emite por la pantalla de Canal Trece. “Yo tengo una mamá de 84 años y se me planteaba el hecho de estar saliendo y entrando de mi casa a la calle, con una pandemia del coronavirus me podía producir una situación de riesgo muy alta para lo que es la salud de mamá”, había contado la locutora.

Meses atrás, Feudale había anunciado en su programa, Feudale Café, que se emite por Radio Cielo (FM 103.5), por qué decidió no estar presente en el programa de Marcelo Tinelli. “Estaba haciendo unos podcast que los pude grabar en mi casa y FM Cielo que era la radio que yo trabajaba haciendo el programa los días sábados. De manera tal que montada sobre esa idea empecé a gerenciarme yo misma una cantidad de cosas que me permitieran no salir de casa", explicó.

Y siguió: "Dejé de hacer todos los trabajos que implicaban estar fuera de casa. A mí me empezó a comer el coco el tema de que mamá todavía no estaba vacunada por una serie de cuestiones que tenía que ver con una recomendación de ver cómo funcionaban las vacunas por la edad que ella tiene. Dije: ‘Bueno, cómo hago con una necesidad de no querer salir a la calle’... ".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Según había explicado, la idea de no ser parte de ShowMatch comenzó a madurar cuando la llamaron de LaFlia para hacer las fotografías promocionales. "Pero en el momento que deciden sacar la fotografía, creo que se sacó en marzo... Y yo dije no voy a ir. Me llamaron por teléfono y les dije que no, que tenía mucho temor de salir por todo lo que implicaba salir a la calle, que no contaran conmigo, que no tenía ningún problema en no estar en las fotos"., relató.

Lo cierto es que los meses pasaron y la situación ya es otra. De hecho, accedió a una entrevista presencial con Tomás Rebord en El método Rebord, donde reveló el inmenso sueldo en dólares que ganaba en la época de VideoMatch, cuando el peso argentino valía lo mismo que la moneda estadounidense. “Me llamó Claudio Villarruel para preguntarme si me interesaba. Me puso en un problema porque la plata no era mala, pero yo era más del palo de Rock & Pop”, contó.

Y sumó: “El ambiente del rock era muy machirulo. Cuando me estoy por ir de la radio me trataron de convencer y me ofrecieron un programa de madrugada. Eso lo rechacé. Villarruel insistió, me invitó al canal y me convenció. Me quedé con ShowMatch y al tiempo me salió la oportunidad con (Juan Alberto) Mateyko en Radio Rivadavia. Su presencia (por Carlos Saúl Menem) rotó muchísimo la forma de ser de los argentinos".

De acuerdo con la locutora, la llegada de Menem al poder fue un "antes y un después" en la vida de los argentinos, sobre todo la de ella. "Hubo un cambio cultural muy grande con la dolarización de la economía. Nosotros en esos años estábamos en la gloria. El uno a uno para una persona que trabaja en los medios significaba que una cámara salía 10 mil dólares, es decir, 10 mil pesos. Y eso no era nada porque las facturaciones eran muy altas”, relató.

Y fue entonces que dejó a todos boquiabiertos al revelar cuánto ganaba por entonces: “Yo llegué a ganar 26 mil dólares. Después yo me fui un verano a trabajar y gané 30 mil dólares. Tenía un programa de radio, trabajaba con Mateyko en La movida de verano. Hacía un programa en Pinamar y la maratón del Pacto Ecológico. Pasa que eran pesos-dólares. Nadie los cambió, nadie se los quedó. Tiene que haber sido muy astuto el que lo hiciera”.

 

Para describir el momento de “ficción” que atravesó durante aquella época, Feudale dio detalles de un viaje de trabajo que hizo en 1998 con todo el equipo de Tinelli: “Nosotros, cuando fuimos a París para hacer el Mundial 98, viajamos en un avión con 400 personas asignadas a un programa de televisión. ¿Qué era eso? Era un avión lleno de gente que había ganado pasajes, era un descontrol. Un peso argentino eran 18 mil francos franceses. Nos trajimos medio París”.

Actualmente, la locutora encontró en su amor a los hilos un nuevo pasatiempo y, claro está, un flamante emprendimiento. "Me dieron ganas de tejer un suéter así que llamé a una lanera que te llevaba las cosas a domicilio. Resultó ser amigo de Larry (de Clay) y me trajo más cantidad de la que yo necesitaba así que me hice un saco también. Quedaron tan bien que me dieron ganas de seguir tejiendo”, había contado meses atrás.

Este nuevo proyecto surgió entre mayo y junio del año pasado y desde entonces, ya confeccionó ruanas, bufandas, almohadones, pies de cama, entre otras cosas. “Si bien empecé a hacerlo porque me entretenía y me despejaba en medio de tanto lío, lo tomé como algo profesional”, afirmó. De acuerdo con sus dichos, se puso como plazo máximo marzo de este año para abastecerse de una producción y comenzar a vender sus tejidos en Instagram.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!