Secciones
Show

Más denuncias por la peli de Lopilato: negocio espurio, cero protocolo y maltrato a los chicos

Docentes y padres de la escuela en la que se rodó parte del filme "Pipa" ampliaron sus cuestionamientos.

Después de que se hiciera público el comunicado firmado en conjunto por padres y docentes de la escuela de Tilcara en la que Luisana Lopilato y el resto del elenco de la película Pipa desembarcaron para grabar algunas escenas, se sumaron en las últimas horas nuevas denuncias que complican incluso a las autoridades escolares.

Según consignó el periodista Pablo Motagna, en la tarde del miércoles los directivos de la escuela Normal de Tilcara denunciaron que se violaron los derechos de los alumnos de la escuela durante el rodaje de las escenas de las que participaba Lopilato. De acuerdo al duro comunicado que publicaron, los chicos tuvieron prohibido salir al recreo e incluso utilizar el baño.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero eso no fue todo. "Mientras estaban en clase, el equipo de producción utilizó la escuela y eso significó que los niños y las niñas no pudieran salir del aula. Se los mantuvo retenidos sin poder salir al baño, sin poder hacer actividad física y las materias que implicaban salir", revelaron Rodolfo y Carolina, los tutores de los alumnos de la escuela primaria Eduardo Casanova, en diálogo con el ciclo Nosotros a la mañana.

"Tampoco pudieron tomar la merienda y todas las actividades normales de una jornada educativa", sumaron, al tiempo que denunciaron que la producción de la película les prohibió a los chicos incluso que hablaran o hicieran ruido mientras estaban encerrados en las aulas.

Los padres denunciaron también a las autoridades sanitarias y educativas provinciales por la violación del protocolo sanitario; al tiempo que los acusaron de haber aceptado un negocio privado en detrimento de la educación de los chicos.

"Lo más grave fue que las familias no fuimos consultadas. Se utilizaron imágenes de la escuela y de la salida de niños y niñas. No hubo ningún consentimiento previo familiar, ni de los docentes. Nos enteramos porque las maestras y maestros nos avisaron por WhatsApp que teníamos que retirar a los chicos diez minutos antes porque había una filmación. Ellos tampoco estaban enterados, los únicos que tenían conocimiento de eso eran las autoridades de la escuela y el Ministerio de Educación de la provincia. Se cree que ellos dieron la autorización".

De acuerdo a lo denunciado por padres y docentes, los directivos de la escuela también participaron como extras en algunas escenas: "Por simpática que pueda parecer la anécdota, existen leyes de protección a la niñez que fueron completamente violadas. Pasaron por encima de todos los protocolos que estamos cumpliendo las familias de Jujuy desde hace un año y medio. La presencialidad plena comenzó hace apenas quince días".

"Es inadmisible. Es una institución pública que destinó sus espacios físicos para un emprendimiento privado en el que no están las condiciones claras. Fuimos una de las provincias más estrictas desde el comienzo de la pandemia y no hubo ningún problema con romper los protocolos para llevar adelante esto. Jujuy no tuvo clases el jueves pasado por un feriado provincial y luego cuatro días más por los feriados nacionales. ¿No podrían haber utilizado la escuela en ese momento? No entendemos la lógica y creemos que fueron vulnerados los derechos de nuestros hijos", cerraron.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!