Secciones
Show

Máxima habló por primera vez del suicidio de su hermana: "Sentí miedo, tristeza y vergüenza"

La reina de Holanda habló por primera vez de la muerte de Inés, quien se quitó la vida en Buenos Aires a los 33 años.

Máxima Zorreguieta celebró su cumpleaños número 50 con una cargada agenda de eventos y festejos organizados por la Corona holandesa. Uno de los compromisos fue la entrevista que le dio al reconocido periodista holandés Matthijs van Nieuwkerk, en la que para sorpresa incluso de sus más cercanos se abrió como pocas veces y habló por primera vez del suicidio de su hermana menor, Inés, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el 7 de junio de 2018 en el departamento de Recoleta en el que la joven de 33 años vivía sola.

"Sabíamos que ella no estaba bien desde hacía tiempo, en los últimos ocho o nueve años. Y aun así seguía existiendo un tabú entre nosotros, no hablábamos de eso. No conocíamos exactamente cuál era su diagnostico. No sabíamos realmente cómo ayudarla. Hicimos lo mejor que pudimos", reconoció la reina.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Inés vivía en el barrio de la Recoleta en un dos ambientes ubicado sobre la calle Río de Janeiro y, según el escueto comunicado que el gobierno holandés publicó en su momento, desde un principio las pesquisas apuntaron al suicidio. Fue una de sus amigas quien, tras la imposibilidad de contactarla, decidió llamar el 6 de junio a los Zorreguieta para alertarlos de la situación. "Al querer ingresar al dormitorio de Inés, la amiga advirtió que no podía abrirse la puerta por lo que ejerció fuerza sobre ella y encontró a su amiga fallecida, tras lo cual dieron aviso al 911", precisaron de la fiscalía.

"Ella tenía una depresión", reconoció Máxima en la entrevista, al tiempo que sumó: "Además, sufría un desorden de la personalidad. Hicimos lo mejor que supimos para ayudarla y apoyarla, pero la realidad es que no somos profesionales. Estuvo internada varias veces, pero uno piensa que no sabe si es lo mejor para ella. Creo que hay mucho que hacer todavía en el tema de la salud mental".

Máxima también se refirió al complejo duelo que debió elaborar, teniendo en cuenta que su hermana no falleció por causas naturales, sino que se quitó la vida. "Si alguien de tu familia se suicida, no sólo sentís pena y frustración; hay muchas cosas más. Miedo, tristeza, vergüenza. Es mucho más complicado que una muerte natural. Toda la familia hizo mucho, pero siempre queda la cuestión de si se pudo haber hecho algo más".

Después de recibir la noticia, Máxima viajó a la Argentina junto a su marido, el rey Guillermo; y sus tres hijas: las princesas Amalia, Alexia y Ariane. El último adiós a Inés tuvo lugar en el cementerio privado Memorial de Pilar y no hubo velorio, por expreso pedido de la familia. Consultada por el periodista sobre los rumores de que cantó durante el entierro la canción de Bob Dylan Knockin' on heaven's door, la reina reconoció: "Era muy apropiado para despedirla. Cuando pienso en ella ahora sonrío, aunque me ha costado mucho tiempo".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!