Secciones
chile

Máximo, el hijo de Carlos Menem y Cecilia Bolocco, le dio duro a Zulemita: "Me hizo la vida imposible"

El menor de los hijos del fallecido Carlos Menem brindó una entrevista.

Durante años, Máximo Menem Bolocco, el hijo de la chilena Cecilia Bolocco y el expresidente Carlos Menem, se mantuvo en silencio. Por un lado por ser menor de edad y por otro para cuidar la intimidad con su ya fallecido padre. Ahora con 18 años, el chileno decidió dar su primera entrevista y habló sobre la extirpación de un tumor cerebral a la que debió someterse, del vínculo con Menem y de su pelea con Zulemita, su hermanastra mayor. 

 

El joven chileno fue la tapa de la revista Velvet y contó sobre los últimos tiempos con su papá: “Nunca pude estar solo con él. Él tampoco hablaba mucho, estaba viejo. No tengo muchos recuerdos suyos, porque tampoco lo conocí mucho. Es que además tenía que pasar por la Zulemita para llegar a hablar con él. Me hizo la vida imposible”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

 

 

Y explicó sobre la mala relación con su hermanastra: “Era muy difícil contactarse con él. Al final llamábamos a uno de sus custodios, pero se hacía difícil”. Enseguida, relató sobre la ausencia de una figura paterna: “Cuando era chico, veía a mis primos jugar con sus papás y me preguntaba por qué yo no tenía al mío, pero después uno crece. Mis máximos referentes de papá son Pepo (Daire, pareja de Cecilia) y Gonzalo Cisternas, el papá de los dos hijos mayores de la Diana. Pero de mi papá no sé mucho”.

 

Luego dijo sobre el último encuentro que tuvo con su padre, cuando el ex mandatario estaba internado, inconsciente: “Fue la única vez que pude estar solo con él. Me acuerdo de que le agarré la mano y le hablé una hora sin parar. Y sé que me estaba escuchando, porque en ciertas partes el monitor se alteraba”. Y finalizó: “No lo conocí mucho, pero dicen que heredé lo encantador que dicen que soy. Me gustaría descubrir cómo fue mi papá y por qué fue tan encantador como dicen que era”, finalizó.

 

En tanto, sobre la enfermedad que sufrió en 2018, Menem relató: “No me acuerdo tanto. Me sentía mal y mi mamá me mandó a la clínica (…) jamás pensé que me iba a morir. Nunca, nunca, nunca, nunca. Yo siempre supe que iba a estar bien (…) Además, mi mamá estaba demasiado tranquila o así me lo hizo sentir”.

 

Finalmente, la operación fue en noviembre de 2018, y Menem fue a visitarlo tras la operación: “Me acuerdo haber despertado y verlo sentado ahí. Me acuerdo de la imagen, pero no dimensioné nada más”, recordó sobre aquel encuentro.

 

 

Luego habló sobre el tratamiento que realizó en Estados Unidos: “En Memphis fue todo distinto, el lugar, la atención. Arrendamos una casa y mi mamá me hacía panoramas todo el día. Hizo que ese año fuera lindo. Mi mamá murió y nació de nuevo. Nos hicimos más cercanos que nunca y ahora nos entendemos mucho mejor que antes”, afirma. Por último, Máximo dijo que le preguntó al médico por qué cree que enfermó. “Me respondió que se sacaría un Nobel si supiera. Yo creo que lo pasé muy mal el 2018 y esto fue el final de esa experiencia mala”. 
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!