Secciones
Show

 "Me chorearon el teléfono, viejo": el robo al cronista de LN+ mientras cubría los festejos

Diego Lewen periodista de LN+, sufrió un increíble robo cuando fue rodeado por los hinchas argentinos tras el triunfo de la Scaloneta. 

La famosa Scaloneta no falló en Wembley y superó con creces a la selección italiana por la Finalíssima, título que se dirimió entre el campeón europeo y el sudamericano. Y como era de esperarse, los hinchas argentinos -que atraviesan una época de embelesamiento con la albiceleste tras la conquista de la Copa América en Brasil- no tardaron en salir a las calles para celebrar el gran logro obtenido por el conjunto comandado por Lionel Scaloni.

 

De hecho, los festejos de los hinchas se extendieron por todo el país y el Obelisco no fue la excepción. El centro de la Ciudad de Buenos Aires fue el lugar elegido por cientos de fanáticos a pesar de la fría la noche porteña, recordando las grandes celebraciones de los buenos viejos (y no tan viejos) tiempos del seleccionado argentino, como por ejemplo la de la Copa América del año pasado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Autoconvocados sin indicios previos, los hinchas coincidieron en el punto neurálgico de las grandes celebraciones deportivas de los argentinos ataviados (y abrigados) por todo lo que de color celeste y blanco tenían a mano, haciendo sonar también todo objeto que pudiera replicar alguna nota musical, por muy desafinada que esta fuera. Fue ahí cuando, en medio de la alegría, un cronista de LN+ que cubría los festejos sufrió el robo de su celular ante la atenta mirada de la cámara.

El protagonista de esta historia es Diego Lewen, el periodista elegido por LN+ para contar la algarabía de la celebración albiceleste. Al principio, decidió entrevistar a alguno de los hinchas que se acercaron al Obelisco hasta que en un momento dado, la felicidad fue tal que todos los presentes comenzaron a cantar el clásico "Y ya lo ve, y ya lo ve, el que no salta es un inglés".

En ese preciso momento, Lewen fue succionado por el típico pogo y durante algunos segundos la cámara lo perdió de vista hasta que el cronista reapareció y gritó, cuando ya sus compañeros en el estudio lo estaban despidiendo: "Me chorearon el teléfono, viejo". Y claro, el cronista sufrió el típico modus operandi en estos casos: empujones, saltos y manos que van y vienen. El escenario ideal de los famosos pungas. 

 

Una vez que se dio cuenta que le faltaba su teléfono, empezó a buscar alguna mirada cómplice que le diga quién fue o si, mágicamente, aparecía tirado en el piso. Pero no hubo caso. "Esto se complicó. Pará... me chorearon el teléfono. Ey, ey, ey... me chorearon el teléfono, boludo, pará, pará, pará", lanzó el ex Animales Sueltos y C5N, completamente lleno de bronca, mientras que desde el estudio lanzaban frases como "siempre, pasa, ¿no?" y "no te puedo creer".

Mientras que por su parte, Eduardo Feinmann pidió por la aparición del aparato, algo que está de más aclarar que no sucedió: "Dios mío, Dios mío. Le robaron el teléfono. Qué sociedad tenemos". Por el momento, el cronista sigue sin celular. Así lo delata su última conexión de WhatsApp, que figura a las 19.21, un ratito antes de que le bolsiquearan el aparato en el pogo.  

Claro que un episodio como este no es la primera vez que pas.  Diego De Marco, periodista del noticiero Telenueve al Amanecer (El Nueve), había sufrido años atrás un hecho similar en Sarandí, en el partido bonaerense de Avellaneda, cuando estaba a punto de salir al aire.

De repente, un joven se acercó, le arrebató el celular que el periodista tenía en su mano izquierda y escapó a las corridas hasta un pasillo entre las viviendas. De Marco corrió al asaltante pero no pudo alcanzarlo. "Dámelo, dámelo", gritó el periodista mientras persiguió por unos pocos metros al ladrón que logró fugarse. En ese momento, en el piso del canal estaban atónitos con la situación sufrida por el movilero que estaba a punto de salir al aire. "Me acaban de robar el teléfono", explicó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!