Secciones
Exclusivo

“¡Quiero mi programa!”: bloqueos de WhatsApp y el "operativo Nacho" para que Mirtha no vuelva

La diva quiere recuperar sus programas, pero sus nietos se lo impiden. La impotencia de Adrián Suar y el bloqueo a todo el "entorno" de la diva.

El 1° de mayo del 2020 marcó un antes y un después para Mirtha Legrand. Sólo nueve meses después de despedir a su hermano Josecito, la "Chiqui" recibió la noticia de la muerte de su gemela, Goldy; a quien ni siquiera pudo despedir por el riesgo sanitario producto de la pandemia de Covid-19. A las dos fuertes pérdidas que sufrió la conductora se le sumó la negativa de sus nietos de "devolverle" sus dos programas, pese a que la diva cuenta incluso con la banca personal de Adrián Suar, quien se resiste a que el ciclo que únicamente en manos de Juana Viale. La feroz interna familiar, la preocupación de los amigos de Mirtha y la disputa que se viene por la grilla 2022.

El 28 de agosto, después de casi un año y medio de encierro, Mirtha regresó a su estudio. Lo primero con lo que se encontró fue con un decorado con muchísimas escaleras y desniveles, pensado para hacer lucir a su nieta y, de acuerdo al entorno de la "Chiqui", para demorar el regreso de la conductora. "Hay un montón de amigos de Mirtha que están enojados porque ella debería haber hecho los dos programas", advirtieron desde el entorno más íntimo de la conductora en un audio publicado por el ciclo A la tarde, de Karina Mazzoco. "Hicieron todo para la nieta, así les va a ir también; porque la gente no la ve", reforzaron.

El enojo no es sólo del entorno: la propia Mirtha está furiosa. En efecto, ayer se cumplieron los 40 días de reposo que le dieron sus médicos para recuperarse de la colocación de los dos stents y lo único que quiere la conductora es regresar a trabajar. "Sus médicos le dijeron que lo mejor que podía hacer, por su salud física y psíquica, era regresar al trabajo. El programa especial que hizo la revitalizó, estaba impecable después de hacerlo. Le cambió la cara. Mirtha perdió a sus hermanos, le controlan hasta el teléfono celular y lo único que le queda es su trabajo", reconocieron en diálogo con BigBang.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La "Chiqui" cuenta con la banca directa de El Trece, pero el problema es que quien encara las negociaciones es su nieto y productor, Nacho Viale. "Suar viene insistiendo desde el mes de junio con que quiere que Mirtha vuelva a la pantalla. El rating de Juanita ya no es el mismo, cada vez baja más", advierten, en coincidencia con la versión oficial del canal: el mayor interés de El Trece es contar con Mirtha para la grilla del año que viene, pero todo dependerá de la decisión de Nacho Viale.

"Usaron la pandemia para aterrorizarla y no la cuidaron, ni la cuidan. El día que se fue a vacunar, ni siquiera nos dejaron peinarla y producirla. La sacaron de la cama, Elvira le armó como pudo la ropa y así la hicieron salir en público. Es una diva, no pueden hacerle esas cosas; menos cuando tiene maquilladoras y peinadoras propias. No había necesidad de que le hicieran eso", denunciaron en alusión al día en el que la diva recibió la primera dosis de la Sputnik V, hecho que fue destacado hasta en Rusia por el nivel de relevancia internacional de la conductora argentina.

El 30 de septiembre, cuando fue internada en el Mater Dei, quien la acompañó fue su nieta, Juanita. Nacho se encontraba en Estados Unidos y Marcela en París, ciudad en la que se instaló Ámbar para estudiar. "Mirtha es muy activa con su teléfono celular, vive chateando y hablando con todo el mundo. Cada tanto, sus nietos meten mano y bloquean a algunos contactos, en especial a los que tienen llegada a los medios. En esa internación, llamativamente, se dio un bloqueo masivo importante", advierten a BigBang al menos tres de los que sufrieron la censura de la "nieta televisiva".

"Ella quiere seguir, aunque sea con uno de los dos programas. Con la aparición del 28 revivió, es la mujer de 10 años atrás. La noche que volvió del Colón estábamos en la casa y la vimos divina. Hasta quiso sacarse una foto a la una y media de la madrugada, no se puede creer", destacaron, al tiempo que advirtieron un detalle que pasó inadvertido por todos: el día del regreso de Mirtha, ni Suar, ni Codevilla se hicieron presentes en el estudio para acompañarla. ¿El motivo? Estarían "peleadísimos" con Nacho Viale, por su intransigencia a la hora de regresarle el lugar a su abuela.

De acuerdo al entorno de Mirtha, el propio Suar le dejó en claro que la quiere a Mirtha en su programa "cuando y en las condiciones que ella disponga". "Mirtha quiere volver a trabajar, pero por el otro lado el nieto también la atemoriza con el tema del Covid. Pero ya tiene las dos dosis, ya puede volver. A lo mejor el canal la contrata directo a ella y lo saca del medio al nieto". Al momento, la versión oficial de la emisora es que en tanto y en cuanto la productora de Viale "entregue un formato cerrado que rinda comercialmente" se incluirá en la grilla del año que viene.

Y aquí hay otro dato no menor. Si bien la incorporación de Juanita logró sumar nuevas marcas al programa, desde el canal entienden que "nadie factura como Mirtha". Y así, aunque arrancó con un fuerte respaldo de la audiencia, en los últimos seis meses la nieta de la conductora comenzó a sufrir una fuerte baja en el rating. "El que aprovecha ahí para operar es Nacho, porque con Mirtha había muchas cosas que no pasaban. Mirtha sabía perfectamente cuando la estaban operando, de hecho sucedió y fue ella quien enojadísima tuvo que pedir disculpas al aire hace no mucho tiempo atrás. Pero Juana no se aviva de esas cosas, ella encontró la veta de tener un sueldo, exposición, diseñadores exclusivos y una carrera que le deja mucho más dinero del que jamás facturó como actriz".

Otro de los puntos que le juegan en contra a Juanita en el medio de la batalla entre la productora y el canal es su falta de profesionalismo. "Mirtha hacía los programas de corrido, a Juana la tienen que editar todo el tiempo. Es un doble trabajo, porque muchas veces queda expuesto que no está informada, ni sabe de lo que está hablando. Si recibe críticas por el material que termina saliendo al aire, imagínense lo que es el crudo que tienen que editar. Los entrevistados cuando ven el programa también se quejan, porque hay muchos cortes que se pierden por las fallidas intervenciones de Juanita".

Uno de los papelones que desde el entorno de Mirtha no le perdonan a "la nietita" (así la bautizaron) fue el mano a mano con Emilio Monzó. "Los gobernadores han decidido desde su propio distrito descalzarse de las responsabilidades nacionales. Y lo van a ver en esta elección (por las PASO), en donde los van a ver cuidando su quinta", aseguró el ex funcionario de Mauricio Macri. Atenta al análisis electoral de uno de los principales armadores a nivel nacional, Juanita sorprendió a todos al preguntarle si por la "quinta" se refería a sus casas de fin de semana. "Fue un papelón que incomodó hasta al propio Monzó", advierten, al tiempo que indican: "Mirtha no sólo es una mujer que estudia mucho a cada uno de sus entrevistados, sino que además, independientemente de su posición política, nadie puede dudar que tiene mucha más formación que su nieta para llevar un programa de política y actualidad".

Si regresará o no Mirtha a la televisión dependerá de dos factores: que sus nietos accedan a devolverle el espacio que construyó durante décadas y el respaldo final que le dé Suar, quien mantiene una tensa relación con Nacho. "Los nietos la quieren jubilar y dejarla a Mirtha sin trabajo, es dejarla morir en vida. Tiene 94 años y su trabajo es su combustible. Ella misma lo dijo cuando volvió por el programa especial, sus médicos insisten en que es lo mejor que puede hacer. Pero los nietos no la dejan".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!