Secciones
Tristeza

Médicos, kinesiólogos, psiquiatra, sobrino: el último entorno de Diego Maradona

El Diez falleció antes del mediodía de un paro cardiorrespiratorio. 

Este miércoles, antes de las 12 del mediodía, falleció Diego Armando Maradona en su casa de San Andrés, en el partido de Tigre. El legendario futbolista se levantó cerca de las 8 de la mañana para desayunar acompañado del entorno estrictamente armado para "cuidarlo", pero las primeras versiones indican que aproximadamente a las 10 regresó a su habitación debido a un fuerte malestar. 

Según trascendió, Diego fue hallado en su habitación sin signos vitales y luego de realizar maniobras de reanimación durante más de 30 minutos, fue declarado fallecido a raíz de un paro cardiorrespiratorio. Maradona estuvo ocho días internado en la Clínica Olivos, luego de ser operado de un hematoma en la cabeza por su médico personal, el neurocirujano Leopoldo Luque

Pero una vez dado de alta, Diego no se dirigió hacia su domicilio situado en Brandsen, sino que fue llevado a su nuevo hogar situado en el partido de Tigre, donde estuvo acompañado por allegados a Matías Morla, custodios y Nicolás Tafarel, kinesiólogo, entre muchos otros. Hace unos días se viralizó una foto en donde se lo veía rodeado de gente, sin protocolos sociales y hasta con habanos en sus manos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Las imágenes fueron viralizadas por el medio Infobae, que instaló varios drones alrededor de la casa del Diez. "Recién me comuniqué con autoridades locales. quienes están preocupados por la cantidad de drones que sobrevuelan el country donde vive Maradona. Pido PRIVACIDAD para Diego y todos los vecinos, de lo contrario iniciaremos acciones legales contra quienes insistan con esta conducta", había pedido Morla a través de las redes. 

La presencia de los drones y la cantidad de personas alrededor de Diego alarmó a su familia. ¿Pero quién es quién? Al momento de su muerte, en el lugar se encontraba Maximiliano Pomargo, alias El Pelado, mano derecha y cuñado de Matías Morla; casado con su hermana Vanesa. Según trascendió, era el encargado de controlar cada movimiento de la casa y avisarle a Morla de cualquier inconveniente.

También estaba en el lugar el sobrino del Diez, Johnny, hijo de una de las hermanas de Diego y del Morsa, hoy preso en Marcos Paz. Trabajaba de camarógrafo en un canal de deportes y Morla le ofreció un buen sueldo por sumarse al cuidado de su tío. Otro de los presentes era Nicolás Tafarel, masajista del club deportivo Riestra, casado con la cuñada de Víctor Stinfale, desde hace un año es el kinesiólogo personal de Diego.

Al mismo tiempo, la casa estaba siendo custodiada por Julio Soria, alias El Ciruja, seguridad de Víctor Stinfale y trabaja en el Servicio Penitenciario, y también en la fábrica de bebidas energizantes del abogado, y por El Gato. Ambos eran los que más tiempo pasaban con Diego y fueron su “seguridad” hasta su deceso. Por otra parte, Diego estaba al cuidado de su enfermera personal y de su médica psiquiatra, Agustina Cosachov.

Se trata de una profesional egresada de la Universidad de Buenos Aires que se especializa en adicciones, como por ejemplo, el alcohol, cocaína, tabaco y la ludopatía, entre otras. "Es la psiquiatra y lo conoció antes de la operación. Ya hablaba con él, y parece que esta profesional entró bien y él la escucha. Es la única que “logró entrar en el lugar más difícil de Diego: su cabeza”, había revelado Jorge Rial este martes.

Cosachov se desempeñó en distintos sanatorios privados y públicos, como el Hospital Ramos Mejía y un centro del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires especializado en adicciones. Actualmente trabaja para la Fundación INECO y atiende en su consultorio particular. Es docente de psicofarmacología de la carrera de Psicología en la Universidad Barceló y docente de la carrera de Psicoterapia en la Fundación Aiglé.

Cabe recordar que Diego fue internado el 2 de noviembre en una clínica privada de La Plata, pocos días después de celebrar su cumpleaños número 60. Aunque desde el entorno del "Diez" intentaron minimizar la internación, detallaron que la descompensación había sido producto de un desbalance en su medicación y un estado emocional complicado: "Diego está deprimido y muy decaído". 

Leé más | 

En ese sentido, habían adelantado que la tristeza de Maradona se debía a la ausencia de sus padres, Doña Tota y Don Diego, Según contó el conductor de Intrusos, actualmente Diego se encontraba  “retraído” en una de las habitaciones de su nueva casa en el barrio San Andrés. “Él mismo tomó la opción de aislarse. No por enojo, es porque está bastante reflexivo. Esto le pegó y está viendo qué va a pasar con su vida", había explicado ayer.

Temas

  • Diego Maradona
  • Tigre
  • Paro cardiorespiratorio

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios