Secciones
Show

Meghan Markle la picó fuerte y aniquiló a la Familia Real en otra entrevista

Además, también les pegó a los medios británicos y denunció racismo.

Pocas horas antes de que se cumpla el 25 aniversario de la muerte de la princesa Diana, Meghan Markle volvió a patear el avispero desde Estados Unidos y brindó una extensa entrevista en la que volvió a apuntar con crudeza contra la Familia Real y los medios de comunicación británicos. Racismo, doble vara y la interna que terminó por dinamitar la relación del príncipe Harry con su padre y su hermano mayor, William.

"Sólo por existir estábamos trastornando la dinámica de la jerarquía de la monarquía. Entonces dijimos: 'Está bien, salgamos de acá'. Y estamos muy felices de haberlo hecho", reconoció la duquesa de Sussex en diálogo con la publicación The Cut. A lo largo del mano a mano, Meghan hizo especial hincapié en la negativa de la Corona de permitirles bajar el perfil, emprender una vida económicamente independiente, pero seguir representando a la Reina en algunas actividades, tal y como sí lo hacen, por ejemplo, las primas de Harry: las princesas Beatrice y Eugenie.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Durante la cumbre que Harry mantuvo con la Reina, William y Carlos; el hijo menor de Lady Di insistió en su deseo de permanecer como miembro "a medio tiempo" de la Corona. "Eso, por alguna razón, es algo que no nos permitieron hacer, a pesar de que varios otros miembros de la familia hacen exactamente eso".

Al momento de recordar su fugaz estadía en el Reino Unido, la actriz aprovechó para responderle a los medios británicos, quienes cuestionaron la millonaria reforma de Frogmore Cottege que los duques llevaron adelante luego de su boda. En su momento, se habló de lujosas y excéntricas instalaciones, todas costeadas por los impuestos de los británicos. "Nunca hubo, por ejemplo, un estudio de yoga con piso flotante, ni una bañadera dorada o de cobre. Tampoco había un ala especial para mi madre", disparó.

Luego de abandonar la Corona, Meghan y Harry se instalaron junto a su hijo Archie en Los Ángeles. Meses después se sumó la pequeña del clan, Lilibet Diana, quien hace poco celebró su primer cumpleaños en Inglaterra, aunque ningún miembro de la Familia Real aceptó la invitación para participar del festejo que tuvo lugar en Londres. 

"Cuando los medios le dan forma a la historia que te rodea, es muy agradable poder ser capaz de contar tu propia historia", reconoció en alusión a la libertad que recuperó tras regresar a Estados Unidos, al tiempo que advirtió que, de haber permanecido en el Viejo Continente, jamás hubiera podido llevar a sus hijos a la escuela como sí lo hace en Los Ángeles: "Tengo un problema con eso. Pero eso no me hace una 'obsesiva' de la privacidad. Eso me convierte en una madre fuerte y buena que protege a su hijo".

 

Durante la entrevista, Meghan también recordó los titulares racistas de los medios británicos, que se incrementaron tras el nacimiento de los hijos de la pareja. Ese fue el motivo por el cual las primeras imágenes de Archie que se difundieron fueron en blanco y negro, y tardaron mucho tiempo en hacerse públicas. "¿Por qué les daría a las mismas personas que usan la palabra racista 'nigger' una foto de mi hijo antes de poder compartirla con las personas que aman a mi hijo?", se preguntó con picardía.

Por último, la duquesa se refirió a la relación actual que Harry mantiene con su padre. "Mi marido me dijo: 'Perdí a mi papá en este proceso'. No tiene que ser lo mismo para ellos que para mí, pero esa es su decisión. Creo que el perdón es realmente importante. Se necesita mucha más energía para no perdonar. Pero se necesita mucho esfuerzo para perdonar".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!