Secciones
Show

Melissa, la bailarina que denunció a Cherutti por violación: "Mi vida fue un caos por su culpa"

La bailarina de 35 años habló con BigBang y se refirió al ataque sexual que sufrió de parte del humorista en El Calafate en 2003. 

Por Alejo Paredes

El viernes Melissa Brikman deberá presentarse en la fiscalía para ratificar la denuncia por “violación” que hizo este lunes en la comisaría 3a. de San Isidro contra el capocómico Miguel Ángel Cherutti. Ella –sostiene- se encuentra todavía ida, colapsada con la cantidad de mensajes y llamados que recibe diariamente a raíz de su acusación, y asegura: “Volví a revivir la misma mierda”.

La bailarina de 35 años – que trabaja por su cuenta vendiendo cosas a través de las redes sociales y hace eventos- se animó a denunciar el infierno que le tocó vivir hace 17 años a manos del humorista en un hotel de El Calafate, en Santa Cruz, allá por el año 2003.

Melissa accedió a dialogar con BigBang sobre aquella jornada que significó un antes y un después en su vida, ya que –afirma- el ataque sexual de Cherutti le truncó su carrera y sus sueños: “Yo tenía 18 años y estudiaba teatro hacía 6 años y me dijeron que Cherutti necesitaba una bailarina”.

Fue entonces que el capocómico decide llamarla por teléfono y citarla a un departamento que tenía a pocas cuadras del teatro donde realizaba su show en ese momento. "Al llegar me pidió que me saque la ropa para verme. Me dejó en ropa interior”, explicó.

En ese marco, no dudó en remarcar que para ella “hasta ahí era una situación totalmente normal” y le explicó a este portal que a su parecer esa casa donde Cherutti la hizo bailar de “forma muy sensual” en ropa interior era un suerte de “bulo” que alquilaba para estos casting.

Sin embargo –recuerda- lo insólito pasó pocos minutos después: el cómico le dijo que estaba llegando tarde a su espectáculo y se retiró del lugar, dejándola encerrada. “Me dijo que me quedara ahí y dejó encerrada en el departamento por tres horas esperándolo”, contó.

Para Melissa, se trató de una suerte de “prueba” del propio Cherutti. “Para mí me probó, para ver si yo era sumisa y si me bancaba este tipo de cosas. Cuando volvió, muy natural, me dijo que estaba contratada y me pidió un remis”, detalló.

A partir de ahí, la bailarina estuvo ensayando junto a una compañera –muy callada- y un coach durante un mes. “Un mes estuve sin verlo a Cherutti, ensayando con una compañera y una coach. Con ella no tuve onda y no me hablaba”, sostuvo, ante las consultas de este sitio.

Y siguió: “Al llegar a El Calafate para ese show benéfico, fuimos a comer cordero patagónico. Mientras cenábamos, él (por Cherutti) me miraba todo el tiempo. Estaba obsesionado. Al otro día, pasadas las 8, me toca la puerta y me dice que vaya a la habitación de al lado para hablar con él los temas de plata y detalles del espectáculo”.

Según recuerda, la parte económica del espectáculo la había arreglado poco antes de viajar. Unos 600 o 700 pesos. A pesar de esto, decidió tocar a la puerta de la habitación: “Cuando entro en su habitación, estaba con el pantalón (jean oscuro) abajo y me dice: ´vení, chupamela. ¿Sabés quién soy yo? Soy Miguel Ángel Cherutti´”, detalló.

En completo estado de shock, señaló que el humorista la agarró del brazo y la sentó sobre la cama de la habitación: “Ahí me obliga a chupársela. Me dice ´dale nenita, la vas a pasar bien conmigo´, me tira contra la cama y me penetra. Estaba shockeada. Yo me negaba, lo sacaba y le decía que parara. Me penetró, hizo todo lo que tenía que hacer y me dejó ir”.

Con mucha valentía a la hora de contar este traumático hecho, Melissa señaló que lo primero que hizo fue ir a su habitación –su compañera aún seguía dormida- para darse un baño. “Me sentía sucia. Ahí puse mi mejor cara de pocker, mi cara de nada y a la noche hicimos el show. Durante la cena me preguntaba si estaba bien, pero no tuve más contacto con él”, reveló.

A los dos días de haber sido “violada” por el capocómico, Melissa –junto a todo el elenco- regresaron a Buenos Aires y jamás volvió a saber de Cherutti hasta el día de hoy. “Lo primero que hice fue contárselo a mi hermana y ella me dijo que lo dejara ahí porque nadie me iba a creer. Después se lo conté a profesores y compañeros de la secundaria”, explicó.

Cabe señalar que la bailarina perdió dos años de estudio por la muerte de su hermano, quien falleció durante el atentado a la AMIA. “A partir de ahí mi vida fue un caos. Me truncó. No seguí lo que quise por esto. Perdí parejas, nada fue igual. Viví un calvario. El abuso de poder… ´Soy Miguel Ángel Cherutti´, me dijo. Que me importa….”, sostuvo.

Esta tarde, mientras se encontraba sentada en el living de Intrusos relatando su historia, escuchó por primera vez en 17 años la voz de Miguel Ángel Cherutti, quien se comunicó con el ciclo de América para pedir que no sigan hablando más de este tema hasta que se pronuncie la Justicia.

“Mejor cortar con esto hasta que la Justicia decida. Yo no me acuerdo de esta persona. Dejemos esto por el bien de mi familia. Es una barbaridad lo que estoy escuchando, que la Justicia decida quién está mintiendo. Ya inicié acciones legales contra Melissa”, disparó el capocómico.

Al mismo tiempo, sostuvo que esta situación le genera un “daño tremendo” a su imagen, a su trabajo y a su familia. Con mucha ironía, Melissa en tildarlo de “cara dura”. “Qué cara dura. El único show que hizo en El Calafate y no se acuerda de mí. A mí no me llegó nada de parte de él, pero tengo una citación a la fiscalía mañana para ratificar mi denuncia”, dijo.

Y cerró: “Mi vida fue un caos en estos 17 años. No me olvidé más y viví con eso. Dejé todo por esto. No volví a trabajar más en el medio. Su mujer estaba embarazada de su tercer hijo en ese momento y no le importó”.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Miguel Ángel Cherutti
  • Violación
  • Denuncia

Comentarios

La bailarina de 35 años habló con BigBang y se refirió al ataque sexual que sufrió de parte del humorista en El Calafate en 2003.