Secciones
Tenía 99 años

Muerte del príncipe Philip: el vínculo con sus hermanas nazis y las infidelidades a Isabel

El duque de Edimburgo falleció este viernes en el Castillo de Windsor.

El príncipe Philip, duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel, falleció este viernes a sus 99 años en el Castillo de Windsor, donde se recuperaba después de haber estado internado por un problema cardíaco.

"Es con profundo pesar que Su Majestad la reina anuncia la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor. La Familia Real se une a personas de todo el mundo para lamentar su pérdida", dice el comunicado dado a conocer por el Palacio de Buckingham.

Philip y la reina se casaron tras años de hablarse por correspondencia.

Su dura infancia

Antes de conocer a la reina, el príncipe Philip tuvo una muy dura infancia, ya que desde muy pequeño tuvo que afrontar la mala salud de su madre, Alicia de Battenberg, quien nació con una sordera congénita, sufrió problemas mentales y tuvo que ser hospitalizada cuando él era tan solo un niño.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ante esta situación, un tío suyo asumió la responsabilidad sobre Felipe, quien a los 10 años fue enviado a Alemania a estudiar. Tiempo después fue anotado en la escuela Gordonstoun, en Escocia. Allí permaneció pupilo, y como la institución sostenía que los retos físicos forjaban el carácter, fue sometido a muchas prácticas que hoy se considerarían inhumanas. 

El vínculo de sus hermanas con los nazis

Sus hermanas Margarita, Teodora, Cecilia y Sophie estuvieron casadas con altos oficiales alemanes, aunque la más ferviente defensora del régimen fue Sophie, fotografiada en 1935 mientras cenaba con Hitler en la boda de Hermann Göring, el comandante de la Luftwaffe.

Sophie llegó a decir que Hitler era "un hombre encantador y modesto" y llegó a alabar sus planes para Alemania tras su llegada al poder.

Los controvertidos vínculos cercanos de su familia con el nazismo hicieron que Philip se viera obligado a renunciar a que sus hermanas asistieran a su boda Isabel.

Philip tenía cuatro hermanas, casadas con alemanes.

La relación con la Reina

Ya como miembro de la Marina Real Británica, en el verano de 1939, conoció a la futura reina Isabel, cuando Jorge VI monarca del Reino Unido visitó con sus hijas la Universidad Naval. "Lilibet" tenía 13 años y Philip 19. Por su buen comportamiento, fue designado para entretener a Ia adolescente y a su hermana Margarita, y desde entonces, el vínculo entre la princesa y él ya no se perdió nunca.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Jorge VI aceptó a Felipe como novio de su primogénita, a pesar de que no tenía tierras ni fortunas. Para casarse con Isabe el 20 de noviembre de 1947, Philip debió renunciar a su religión que era la ortodoxa griega y perdió el título de príncipe de Grecia, por lo que a cambio le dieron el de duque de Edimburgo.

Hasta ese momento Isabel tenía una vida mucho más tranquila, aunque eso cambió en 1952, cuando tuvo que suceder a su padre tras su muerte. Así Philip descubrió que mientras su mujer reinaba, él no tenía mucho más trabajo más que acompañarla como un marido ejemplar. 

Durante los primeros momentos, entre otras cosas que descubrió, Philip supo que sus hijos llevarían el apellido de su madre: Windsor, pero no el suyo. Esto provocó tal enojo que pronunció una frase terrible: “No soy más que una maldita ameba. Soy el único hombre en el país al que no se le permite darles su nombre a sus hijos”.

Philip no le pudo poner su apellido a sus hijos.

Sus amantes

Durante varios años, según las crónicas de la época, Philip tuvo algunas amantes como Daphne du Maurier, cuyo marido trabajaba en su oficina, también mantuvo un vínculo con su amiga de la infancia Hélène Cordet, madre de uno de sus ahijados, y con Pat Kirkwood, una estrella de musical.

Se dijo además que estuvo con Zsa Zsa Gabor y hasta que mantuvo un idilio con Susan Barrantes, madre de Sarah Ferguson quien años después sería su nuera.

Philip se retiró de la vida pública en 2017.

Incluso, en 1962 viajó a la Argentina por negocios, y como existían rumores de un golpe militar, el príncipe fue acogido en la estancia La Concepción, en el partido de Lobos. En el lugar conoció a su dueña, Malena Nelson, viuda de Blaquier, con quien se dice que mantuvo un fogoso romance oculto.

Lo cierto es que después de haber pasado toda su vida al lado de la reina, en 2017 Philip decidió retirarse de la vida pública, aunque sí se dejó ver en algunos eventos familiares como el festejo de su aniversario de bodas número 60.

El 17 de febrero de 2021,  pocos meses de cumplir 100 años fue internado en el hospital privado King Edward VII en Londres “como medida de precaución” tras “sentirse mal”.

Allí pasó un mes, después de recibir tratamiento por una infección y de haberse someterse a un procedimiento cardíaco.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!