Secciones
Su peor momento

Nai Awada habló de su adicción al alcohol y el "ataque de pánico" que le cambió la vida

Su mayor momento de exposición la llevaron a renunciar al Bailando por un sueño y a desapareciera por completo de los medios.

Naiara Awada tuvo su mayor momento de exposición y fama durante el 2017. Sin embargo, las exigencias y el intenso ritmo del plano mediático nacional, llegó a participar del "Bailando por un sueño", llevaron a que la actriz renunciara repentinamente y desapareciera por completo de los medios. Ahora, tras pasar por un largo tratamiento psicológico -tal y como ella había contado años atrás- la sobrina de Juliana Awada tiene breves apariciones en la televisión.

Invitada en el programa Seres Libres, el programa que conduce Gastón Pauls por la pantalla de Crónica HD, habló de aquella época, reveló que "dependía" del alcohol para cumplir con sus obligaciones y recordó el ataque de pánico que sufrió durante su paso por el Bailando y que la obligó a abandonar el certamen de baile. “Tuve una etapa, del 2017 al 2018, en donde yo siento que me perdí completamente", contó.

Sentada en el típico sillón del programa, la actriz contó que estaba en "cualquiera" y si bien aclaró que había ido "a por todo", no entendió cómo era el juego. "Estaba en cualquiera. Entré a un programa de TV, un reality super mediático y fui a por todo. Era chica y no entendía que los medios se fascinan con eso. A mí siempre me pesó un poco ser hija de un monstruo, mi papá, que lo amo”, describió.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Y agregó: “El precio que tuve que pagar fue muy alto. Además trabajaba de noche, en boliches. Estaba con esa necesidad de ser, mal puesta. Una sensación de hacer millones de castings y no quedar en ninguno. Los parámetros, las exigencias físicas. La mujer está exigida. A los 15 años sufrir esas experiencias fue difícil”, recordó. “Por eso cuando apareció la oportunidad del reality, con un monstruo como Marcelo Tinelli, me tiré de cabeza”.

En aquella época, Nai estaba ensayando el ritmo "cha cha chá" cuando, de repente, le agarró un ataque de pánico fuerte en medio del programa grabado. Ese día no bailó y al día siguiente, renunció. Si bien aclaró que estar en el programa que conducía Marcelo Tinelli fue lo más lindo que le pasó, destacó que al mismo tiempo fue complicado. “También en ese momento tomaba alcohol. Tomaba mucho. El alcohol iba a la inseguridad", dijo.

Ese día -detalló- le empezó a bajar la presión y a faltarle el aire. "No soportaba esta presión de sentirme fea. El alcohol pasaba a ser un fortalecedor. Yo tomaba e iba al evento de un estreno de una película. Es como que yo era medio fóbica social, no podía estar en un evento sin tomar. ¿Por qué? Porque era insegura. Después en 2017 tuve ataques de pánico y tuve que renunciar al reality. Mi cuerpo me dijo ‘basta’", confesó.

Para la sobrina de Juliana Awada, esa fue la "única manera" que tuvo para ponerle un freno. "Podría haber terminado en un hospital porque bailaba alcoholizada, me caí del escenario en un show. Todos los jueves terminaba doblada del alcohol. En lugar de tomar la experiencia de una manera positiva para mí, me dejé llevar... Estaba perdida, no fue culpa del reality", detalló.

Si bien en su momento se dijo que "estaba internada y que era adicta", lo cierto es que sólo empezó un "tratamiento psicológico". "Yo no dormía, trabajaba de noche, me acostaba a las 5 de la mañana y si a las 10 tenía que grabar una nota iba sin dormir. En el camarín una vez me pasó que sentí que no podía respirar, que se me cerraba el pecho. Sentí que me moría", explicó sobre el ataque de pánico. 

Y cerró:  "Empecé a transpirar y todo a mi alrededor era como que se escuchaba abajo del agua. Estaba en una nebulosa, mareada. Mi bailarín me agarró y me llevó al baño. Ahí le dije que me parecía que estaba teniendo un ataque de pánico. Entendí que la ansiedad acumulada y no trabajada puede terminar en un ataque de pánico. Y yo no le daba bola a esa ansiedad y la tapaba con alcohol. Mi mamá, que es psicóloga, me ayudó. Después de eso bajé 15 kilos, fueron meses de recuperarme. Tenía tanta angustia que no podía comer”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!