Secciones
Show

Nai Awada reveló internas familiares, depresiones y de paso le mangueó trabajo a Marcelo Tinelli

La sobrina de Juliana Awada habló de su polémica participación en el "Bailando" cuando su tío era presidente y reveló secretos guardados bajo siete llaves.

Corría el año 2017. Mauricio Macri transitaba su primer año electoral en el poder, mientras una de sus sobrinas daba todas las semanas la nota en la pista del Bailando. Ácida y crítica de la gestión de su tío, Naiara Awada también revelaba las internas familiares. Sin embargo, la aspirante a actriz tomó una drástica decisión que sorprendió incluso hasta a Marcelo Tinelli y abandonó el certamen de baile en medio de fuertes rumores que aseguraban que la habían "silenciado". Qué sucedió realmente.

"Mi papá (por Alejandro Awada) es cero crítico, todo lo que haga yo está bien. La única vez que me criticó algo fue por mi participación en el Bailando. Me decía: 'No hables de política, no hables de la familia'", reconoció casi cuatro años después Naiara en su paso por el ciclo Vino para vos de Tomás Dente.

Sin embargo, no fueron los cuestionamientos de su padre lo que la obligaron a renunciar. "Desaproveché mucho esa oportunidad, porque era 'la' oportunidad; pero no me la pude bancar. Y lo peor de todo es que Marcelo y LaFlia nunca supieron el real motivo. Pensaban que yo tenía un pico de estrés y seguro decían: '¡Qué tonta! ¿Cómo vas a renunciar por eso?'. Y yo había tenido ataques de pánico, de ansiedad heavy. Fue un hecho aislado de crisis de ansiedad y pánico que me sobrepasó. No pude. Nadie sabía el porqué, porque yo tenía que estar muda".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Consultada sobre por qué debía "estar muda", Naiara reveló que fue su padre quien atravesaba un crudo cuadro de salud y que procuró no hacerlo público para evitar que la exposición impidiera su recuperación. "Él estaba muy mal en ese momento y yo no lo podía contar. Porque si yo abría la boca, no es 'papá Raúl': era Alejandro Awada, hermano de Juliana Awada', y toda la prensa se iba a enterar. Cuando uno se guarda las cosas, te explotan en el cuerpo. Yo me guardé meses que mi papá estuviera mal. No quiero dar detalles porque son temas de él, pero estaba mal, mal; con una depresión muy grande".

"Él no estaba bien alimentado por la depresión, entonces se agarró una neumonía por las defensas bajas y terminó en el hospital. Todo esto yo no lo podía contar. Iba a bailar y mi mamá estaba de viaje. Mi papá estaba mal y no podía irme a ver al Bailando. Yo estoy segura de que si no, me hubiera ido a ver. Me tenía que bancar que la gente dijera: 'No la va a ver porque está avergonzado'. Y estaba mal de salud. Lo cuidé y puse la espalda por él. No lo conté porque prefería que piensen: 'Qué tarada, tiene estrés'; a que se supiera algo. Está bueno contarlo hoy, porque pasaron tres años y es liberador".

La actriz aprovechó que Tinelli se encuentra en la recta final de su regreso televisivo y aprovechó la exposición: "Si alguna vez Marcelo ve esto, que sepa que estoy eternamente agradecida. Y si el día de mañana si me vuelven a convocar voy a estar feliz".

Por último, también desvinculó a sus tíos de su abrupta salida del programa, con quienes hoy sí mantiene una buena relación e incluso apoya de forma pública la gestión de Macri: "Dijeron de todo. Que no me gustaba el programa, que Juliana me había pedido que me baje. Jamás nadie de mi familia me dijo nada. Me hubiera encantado seguir, pero tenía a mi papá en el hospital con una neumonía severa. Para una nena de 23 años era imposible sostenerse así".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!