Secciones
Show

Natalia Oreiro y la dura enfermedad que sufre desde: "Es neurológico y no tiene cura"

La reconocida actriz uruguaya padece "Misofonía". Le produce ataques de pánico, ansiedad e irritación.

Natalia Oreiro reveló un grave problema de salud que padece desde hace años. La reconocida actriz uruguaya recordó esta semana el éxito de Muñeca Brava, la exitosa serie que Telefé emitió hace 22 años y mientras contaba algunas anécdotas de la tira que protagonizó junto a Facundo Arana, contó que sufre “Misofonía”, un síndrome neurológico que no tiene cura.

Oreiro contó que sufre la enfermedad desde que era chica, aunque recién hace pocos años comenzó a ser diagnosticada. De hecho, el término “Misofonía” comenzó a ser utilizado en el año 2000, en los Estados Unidos. En concreto, consiste en una reacción frente a ruidos molestos, como puede ser el goteo de agua, ruidos repetitivos, la masticación de comida o el ruido de los globos de chicle, que es uno de los que más daña a la actriz uruguaya.

En una entrevista con Santiago del Moro en Telefé, Oreiro reveló que sufre sudor frío, palpitaciones, ataques de pánico y ansiedad. “No lo puedo controlar, no tiene cura, no me puedo concentrar en nada más que eso”, reveló. De acuerdo con datos científicos, quienes padecen la enfermedad pueden sentir irritación, furia y pánico.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Hay mucha gente que no lo entiende. No es psicológico, es neurológico y no tiene cura”, comentó. “El chicle para mí es el punto máximo, la lapicera también. Hay un grupo en Argentina que tiene esta patología. Yo por ejemplo me subo a un auto y si el señor que maneja está con un chicle me pongo auriculares”, reveló.

De todos modos, aclaró que el fastidio y la angustia que le provocan esos ruidos que para la mayoría de la gente son apenas una molestia, le causaron problemas en el trabajo. “En el circuito de trabajo se corre la bola… ‘Mirá… No le mastiques chicles que se vuelve loca’. Pero yo me tomo el trabajo de explicarles que no es un problema de ellos, sino que es un problema mío”.

Pero además, Natalia Orerio contó que se trata de una enfermedad diagnosticada “hace pocos años” y que “mucha gente piensa que es de histeria o locura”. “Yo la tuve toda la vida, pero me enteré hace poco, pensé que estaba loca. El siete por ciento de la población la tiene pero la desconoce y es de las enfermedades más raras que hay”, agregó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!