Secciones
Realeza

"¡No funcionan los frenos!": el trágico recuerdo de la hija de Grace Kelly que viajaba con ella en el auto

La princesa Estefanía de Mónaco quedó con traumas después de sobrevivir al accidente donde murió su madre.

El aniversario de la muerte de Grace Kelly, actriz y princesa de Mónaco, quien falleció el 13 de septiembre de 1982, sigue siendo uno de los temas más comentados de la semana. Mucho se habló sobre quién manejaba al momento del accidente y durante años se la acusó a la hija menor de la difunta princesa, Estefanía, de haber sido ella quien a los 17 años y sin licencia de conducir se encontraba detrás del volante.

El 13 de septiembre de 1982, Grace insistió en conducir descartando a su chófer, de regreso a Mónaco desde su casa de campo en Roc Agel y sufrió un accidente al salirse de la vía el Rover P6 B 3500 S6 en una curva de la carretera cercana a Mónaco, precipitándose por una ladera de 30 metros y que terminó con el automóvil volcado; la carretera es la misma que aparece en la película Atrapa a un ladrón, donde la princesa y Cary Grant hacen un pícnic.

Llevaba a su hija Estefanía como acompañante, quien salió ilesa y de quien se rumoreó que era la que conducía el coche en el momento del accidente, a pesar de tener diecisiete años. Otra de las hipótesis que se barajó es que ambas mantenían una fuerte discusión antes del accidente. Al día siguiente, la Princesa murió sin recobrar el conocimiento en el Centro Hospitalario Princesa Grace; tenía 52 años.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Grace fue enterrada en la Catedral de San Nicolás el sábado 18 de septiembre de 1982. Acudieron representantes de todas las Casas Reales del mundo, entre ellos reyes, reinas, príncipes, grandes duques y Jefes de Gobierno de algunas repúblicas. Raniero III, quien nunca pudo superar la pérdida de su esposa, fue sepultado junto a ella cuando falleció, el 15 de abril de 2005.

En el libro Rainier and Grace: An Intimate Portrait, de Jeffrey Robinson, logró hablar con una de las hermanas de la Princesa Estefanía, Carolina, quien contó el impacto que tuvo en ella el accidente y la muerte de su madre. “Estefanía me contó: ‘Mamá me decía todo el rato que no podía frenar, que los frenos no funcionaban’. Me explicó que mi madre estaba en un estado de pánico. Así que Estefanía tiró del freno de mano, pero el coche no se detuvo”, dijo.

Pero no es el único trabajo relacionado al accidente que deja ver las secuelas que tuvo en la princesa Estefanía. En su libro llamado Grace, la princesa desarraigada, el periodista Bertrand Tessier investigó el accidente a fondo. Uno de los testimonios del libro es el del excapitán y comandante de la compañía de seguros Menton, Roger Bencze, que sostuvo que la princesa por cómo fue el accidente no pudo ver morir a su madre. “No solo vio morir a su madre, sino que fue acusada de su muerte”, dijo el periodista. 

Toda esta situación genero que la princesa Estefanía tuviera secuelas psicológicas además de varias decisiones que en su momento fueron catalogadas como raras por parte de la corona. “No me adapto al rol de princesa, a tener que ir con un vestido maravilloso, a ese lado glamuroso de la monarquía. Eso no es para mí. Yo soy una mujer como cualquier otra, lo único que hago es aprovechar mi notoriedad para cambiar las cosas, para ayudar. Pero no para que las cosas que hago me den notoriedad. En absoluto”, sostuvo en una de las pocas entrevistas que dio. Se trato de un reportaje con la revista Vanity Fair en 2015 en donde cargó contra los que se refieren a ella como una princesa rebelde. “¡Basta ya! Se han quedado anclados en los años ochenta. ¡Por favor! Ya no soy esa persona, manifestó.

Uno de los motivos por la que la consideran la princesa rebelde también tuvo que ver con su hija extramatrimonial que además es la viva encarnación de su madre, Grace Kelly. Camille Gottlieb es la nieta menor de todas la de la difunta Kelly. Tiene 24 años pero, a diferencia de sus parientes, no puede acceder al trono; es decir que no está en la lista de sucesión. ¿El motivo? Es la hija extramatrimonial que tuvo la princesa Estefanía de Mónica con su guardaespaldas, Raymind Gottlieb. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!