Secciones
Show

"No hay nada más cobarde": Pichot defendió a Ofelia Fernández y fulminó a García Moritán

La disputa se dió por Twiter.

Al parecer el empresario y político argentino Roberto Garcia Moritan, alias el marido de Pampita, se encuentra aburrido en el Congreso de la Nación, en donde debería desempeñar sus tareas como legislador de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, cual nene de escuela primaria, se ve que anda con ganas de molestar a sus colegas.

En la tarde de ayer, minutos antes de que se dispute el partido entre Argentina y Polonia, con motivo de la Copa Mundial de Qatar 2022, el también especialista en gastronomía, publicó un video en su cuenta de Twitter, en donde de manera irónica se lo ve golpeando la puerta de la oficina de la también legisladora Ofelia Fernández, y delirandola.

"Ofelia, dejá de trabajar y vení que vamos a ver el partido", comienza actuando Moritán mientras al intentar abrir la puerta del lugar privado de trabajo de la joven, nota que está cerrada con llave. Es decir, trata de demostrar que al intentar invitarla a ver a la selección argentina y pedirle que deje su labor, la oficialista no se encontraba en el recinto.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Esta actitud del político generó revuelo en las redes sociales, y si bien hubo algunos usuarios que se unieron a su "broma" y se sumaron a la patética actitud de boludear a alguien, también estuvieron presentes quienes salieron a defender a Ofelia y a matar al integrante del PRO. 

Una de las famosas que se metió en ésta problemática fue Malena Pichot, quién acostumbra a defender a las mujeres atacadas por los hombres, y también lanzó un tweet en su contra: "No hay nada más cobarde, ordinario y vergonzoso que un hombre picanteando a una mujer"., comenzó relatando al citar el mensaje del político.

Por otra parte, y frente a las fuertes críticas que recibió, volvió a arremeter: "Siempre que en esta red expreso la obviedad de que efectivamente los hombres tienen más fuerza que las mujeres una horda de estupidos complejos arrancan con la pavada de “no era que éramos iguales????”. Realmente no entiendo cómo logran siquiera cruzar la calle]", expresó.

"Las respuestas a mi último tuit son infinitamente más infrahumanas que las recibía hace diez años con las mismas reflexiones. Tan absurdas que ni siquiera enojan. Rarísimo se puso este boliche", finalizó Pichot. Cabe destacar que los insultos que la periodista recibe en sus redes sociales son solo un reflejo de lo que continúa pasando cada vez que una mujer emite una opinión. ¿Con los hombres también son tan agresivos? ¿Por qué siempre los primeros insultos hacia la mujer son sobre su cuerpo, y no a través de un debate sobre las ideologías.  

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!