Secciones
Contradicciones

Oriana no está sola: falta de brazos, pies y ombligos, las otras absurdas tapas retocadas

Dos tapas y una misma foto muestran las vacaciones románticas de Oriana Sabatini y Paulo Dybala en Grecia, aunque sus cuerpos parecieran ser distintos, gracias al abuso de Photoshop.


El uso y abuso del programa de retoque fotográfico volvió a poner el foco en la necesidad impuesta desde los medios de presentar "cuerpos perfectos". Así se la puede ver a Sabatini y Dybala en la tapa de la revista Hola sin un ápice de panza, ni pezones que se revelan debajo de la malla de la cantante.

Con y sin photoshop.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En pos de esta arremetida para mostrar "cuerpos bellos", los medios de todo el mundo son presos del exceso de Photoshop y en busca de la belleza caen en mutaciones dignas de una película de ciencia ficción. Al mismo tiempo a la oleada por reivindicar la "belleza verdadera" también se suben.

Susana una de las más perjudicadas por el photoshop.

Una de las más perjudicadas a lo largo de su carrera fue Susana Giménez quien sufrió desde la borradura de su ombligo hasta la mutilación de un pie y un brazo.

A Susana la dejaron renga en la publicidad de su propio programa.

De hecho, en una de las fotografías usadas para promocionar su programa se la puede ver a la rubia con una pierna menos.

Recientemente Carla Peterson y Nancy Dupláa, ambas protagonistas de Cien días para enamorarse, fueron tapa de revista. Ambas lucieron espléndidas, pero sus fans no tardaron en divisar que las piernas de Dupláa habían sido afinadas por demás. 

"No está bueno tanto Photoshop. Amemos a las mujeres como son. Son demasiado diosas como para retocar su imagen!", se quejaron en el instagram de la publicación.

Pero el abuso de esta herramienta digital no es exclusivamente local. Hay ejemplos que alcanza hasta las etiquetas de moda más renombradas. 

El brazo amorfo de Lavigne.

Por caso la revista Maxim eligió retratar tiempo atrás a la cantante Avril Lavigne, lo que no se dio cuenta es que en el armado de la edición perdió parte de su brazo, el cual recortó y pegó a cuerpo de una manera anormal.

Un brazo fuera de lo normal.

La prestigiosa revista de moda Vogue tuvo una edición para el recuerdo cuando la modelo de talla grande Ashley Graham fue fotografiada con otras colegas. Con el fin de que la mannequin parezca más delgada se alargó tanto el brazo de Gigi Hadid que quedó semejante a un personaje de la película Avatar.  

Por su parte la revista GQ se burló de los retoques y tras una bizarra tapa realizó un fe de erratas: "Queremos disculparnos con Kate McKinnonIssa Rae y Sarah Silverman por los atroces errores cometidos en el proceso de elaboración de la portada de nuestro número dedicado a la comedia de 2018".

Esta editorial mostró a las tres cómicas posando de modo surrealista, con piernas y brazos que salen de lugares inverosímiles.

Lo cierto es que en tiempos donde lo natural se convierte en un valor, las revistas parecen vender más cuanto más perfecta es esa naturalidad.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!