Secciones
Show

Oriana Sabatini expuso a quienes la "putearon" por hablar de su anorexia: "Estaba muy enferma"

Además: cómo vivió las críticas por sus primeras fotos con Dybala en bikini y qué le recriminaban.

En diciembre de 2020, después de callar durante muchos años, Oriana Sabatini sorprendió al revelar que sufrió graves trastornos alimenticios durante su infancia. La hija de Cathy Fulop y Ova Sabatini, quien avanza con su carrera solista, volvió a hablar sobre el tema y aseguró que sigue dando la pelea: "No quiero decir que esté recuperada, porque es un camino muy largo; es una lucha diaria. Y es algo que me sigue afectando al día de hoy".

Oriana, hoy de 26 años, contó cómo empezó su recuperación y cuándo volvió a sentir que disfrutaba la comida: “Mejoró un montón cuando me volví vegetariana. La comida pasó a ser algo diferente, comía con otro fin. Pero es un proceso largo”, se sinceró.

La novia del futbolista Paulo Dybala sumó: “A mí me dejó de venir durante muchos años, se llama amenorrea, es decir ausencia de períodos menstruales. Ese es un indicio fuerte. Pero en ese momento, para mi pequeña cabeza trastornada de 15 años, que me dejara de venir era un logro. Imaginate lo enferma que estaba, porque es una enfermedad”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Luego hizo una aclaración sobre la bulimia y la anorexia: “Mucha gente piensa que para tener anorexia o bulimia tenés que verte de cierta manera, pero es una enfermedad mental, no solamente física”. Y siguió haciendo hincapié en el sufrimiento que padeció: “Las primeras fotos que salieron con Paulo fueron en unas vacaciones en Grecia. Y en ese momento sufría de mil atracones y en un montón de programas salieron mujeres a criticarme, a decirme que estaba echa mierda. Y estaba con un quilombo alimenticio. Seamos un poco más buenas entre nosotras”, manifestó.

Por otro lado, la sobrina de Gabriela Sabatini recordó su publicación en Instagram en 2020, con más de 5.6 millones de seguidores, en los que detallaba sus supuestas “imperfecciones”. "Además, muchos me putearon en eso porque decían ‘¿dónde tiene rollitos? ¿qué celulitis? Y ese mensaje es tóxico, no podés meterle en la cabeza a una persona que tenés que verte de cierta manera para padecer una enfermedad, eso sería minimizarlo”, afirmó.

“Después de 10 años de convivir con trastornos alimenticios, pasando de una anorexia hasta el trastorno por atracón, hoy me pintó subir esto”, junto a un video en ropa interior. “Sé que tengo poco culo, pocas lolas, no estoy dura, estoy llena de estrías, claramente un poco de celulitis y ESTA BIEN. A esta altura, me animo a mostrarme así porque no hay nada que me puedan llegar a decir que sea peor que todo lo que yo, en mi cabeza, ya me dije”, detallaba en el posteo la influencer.

Y en el final de su posteo concluyó dándose aliento y dejando un ejemplo para todas las niñas, niños y jóvenes que la siguen: “Me encanta cómo salí en el video y creo que eso ya es un paso bastante grande”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!