Secciones
Show

Latorre culpó a "la gente pobre que toma mate" por la pandemia y no a los "cultos" que viajaron

La panelista de LAM sigue en Estados Unidos y apuntó contra las clases sociales bajas.

Una más y van. Después de sus violentos videos en los que se quejaba de las restricciones sanitarias para demorar lo más posible la llegada de la variante Delta del Covid-19 a la Argentina, Yanina Latorre volvió a estallar en vivo y dio cátedra de racismo y discriminación durante su participación vía teleconferencia en el ciclo Los ángeles de la mañana.

Todo comenzó después de que Latorre decidiera hacerse eco de las fuertes críticas que le espetó Florencia de la V desde el nuevo ciclo de Karina Mazzocco. "Una mina que habla de contenido como yo y hablar de luz, pijama. Hay otro que me trata de psiquiátrica. No entendieron nada. Ponen un tape y son cuatro boludas juntadas a la tarde a tomar el té, no saben de qué va el programa y cada una dice una pavada", disparó desde Miami.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Después, la panelista criticó el multitudinario festejo que tuvo lugar en el Obelisco por la consagración de la Selección en la Copa América, después de 28 años de sequía futbolera. "Se puede frenar ese festejo, de la misma manera en la que te mandan cuatro gendarmes a ver a mi marido y a todo el mundo que vuelve de afuera. Cuatro ñoquis", señaló, en alusión al mega operativo desplegado por Migraciones para controlar que quienes regresan del extranjero cumplan con el aislamiento obligatorio.

Dato no menor: en las últimas horas se confirmó que un joven de 35 años oriundo del barrio de Palermo introdujo la variante Delta en el país al regresar de Miami y el operativo de control permitió comprobar que no cumplió con el aislamiento obligatorio, motivo por el cual se le inició una causa penal y se procedió a realizar el aislamiento masivo de posibles contactos estrechos, primer eslabón en la cadena hacia la circulación local del virus.

"El problema no es (Sic) los que volvemos de viaje y tenemos la cultura suficiente como para entender que hay que quedarnos en casa siete días. El problema son los piquetes, las manifestaciones. En los lugares más humildes que la gente toma mate y lo comparte. Es la verdad, chicos", aseguró sin fundamento científico alguno y sin todavía entender que la alarma epidemiológica actual es la llegada de la virulenta variante Delta que no circula en los barrios populares, sino que ya ingresa al país a través de los viajeros. De ahí, la reducción del cupo de argentinos que pueden regresar al país a un número que permita el seguimiento y el control de los aislamientos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!